Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La vida en el camino (XVI)

El relato ilustrado de Nicola Albani. Un pícaro y vividor en el Camino

El relato de peregrinación de Nicola Albani, obra de notable importancia, constituye un testimonio de la pervivencia en el siglo XVIII de la peregrinación a Santiago

Albani con atuendo de cortesano en una de las acuarelas del Viaje desde Nápoles a Santiago de Galicia
Albani con atuendo de cortesano en una de las acuarelas del Viaje desde Nápoles a Santiago de Galicia
Actualizado el 19/11/2021 a las 16:55
El relato de peregrinación de Nicola Albani, obra de notable importancia, constituye un testimonio de la pervivencia en el siglo XVIII de la peregrinación a Santiago en la que además se advierte que, junto a los peregrinos, por los caminos europeos circulaba un gran número de mendicantes, tramposos y pícaros, circunstancia que da a muchas páginas de su obra el carácter de un relato picaresco.
Se trata de la Veridica istoria o´sia Viaggio da Napoli à San Giacomo di Galicia / Verdadera historia, o sea, Viaje desde Nápoles a Santiago de Galicia hecho por el Señor NICOLA ALBANI, natural de la ciudad de Melfi... Año del señor de 1743. Un manuscrito, en el que Albani, mitad devoto y sincero peregrino, mitad aventurero y pícaro necesitado, narra su experiencia peregrinatoria y vital de su camino de Santiago, por Italia, Francia, España y Portugal.
20098186
Página del manuscrito de la obra de Nicola Albani
El texto describe una peregrinación que privilegia las grandes ciudades y que a las devociones propiamente jacobeas añade las marianas de la virgen de Loreto, de la de Montserrat o la del Pilar. Además, se siente atraído por las festividades y reuniones públicas describiendo procesiones, desfiles militares, fiestas populares, corridas de toros e incluso autos de fe.
La obra consta de dos tomos, en el primero trata de su peregrinación a Santiago que llevó a cabo entre el 4 de junio y el 25 de noviembre de 1743. En el segundo relata su larga estancia en Lisboa, la nueva peregrinación a Santiago con ocasión del Año Santo de 1745, que describe con gran detalle, y su regreso a Nápoles el 3 de octubre de 1745.
DESCRIPCIÓN DEL VIAJE Y ORIENTACIONES A SEGUIR
“Soltero, sin pasión ni carga ninguna, y gustando mucho de andar por el mundo, decidí hacer también yo el mismo viaje”, cuenta en su relato. Y va explicando paso a paso su experiencia, dejándose llevar más por sus deseos de ver mundo que por la búsqueda del camino más rápido para llegar a Santiago. Narra detalladamente su viaje ofreciendo diversas alternativas de tal manera que comenta que desde Nápoles a Santiago ha caminado dos mil setenta y ocho millas, hecho en el espacio de cinco meses, y diecisiete días, pero, dice que de camino son tres meses y cuatro días, porque dos meses y trece días estuvo de descanso en diversos lugares, en los que a veces se paraba.
Sigue mencionando que nunca ha seguido el camino recto, que siempre ha atravesado en distintas partes los caminos, para mejor comodidad o por gusto, como también para evitar los pases, porque era tiempo de peste y tiempo de guerra, por lo que tuvo que hacer el camino de Milán a Génova, Provenza, Languedoc, Cataluña, Madrid, y desde Madrid a León, que fueron caminos que le alejaban centenares de millas, pero desde León a Santiago se hace ya el camino recto.
Comenta el peregrino que el verdadero camino derecho que se debe hacer para ir a Galicia, sería desde Roma por Florencia, Milán, Piamonte, Lyon de Francia y San Juan de Luz, para entrar en España por Vizcaya “y de esta manera se sigue el viaje siempre recto; y se hacen en este viaje mil seiscientas sesenta y seis millas, y se ahorran cuatrocientas doce, y es siempre el viaje que hacen los peregrinos. Pero hay siempre montañas horrorosas y despobladas; así que quiero deciros que, para el viaje descrito, el viajero podrá hacerlo cómodamente en un período de tiempo de 6 meses, entre la ida y la vuelta”.
IMPRESIONES SOBRE ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES
Como se considera buen conocedor de la geografía y mentalidad de los españoles describe una serie de características sobre el país y sus habitantes y dice que “debéis saber que España es un país menos poblado que Francia, pero más amplio, sometido a un clima bastante benigno por lo que goza de una salubridad perfecta e igual por todas partes”.
Albani sigue comentando que a ella contribuyen la elevación de la tierra que no deja estancarse al agua, y por ello los pastos son más perfectos y los animales tienen más sustancia y sabor, y hay por todas partes filones de distintas clases de metales, y está regada por gran cantidad de ríos con arenas de oro, y la campiña no está muy trabajada por campesinos, tanto por la escasez de población como porque son muy holgazanes, pero son muy cristianos, que nunca han permitido infección de herejía en sus reinos.
Dice que los españoles “son de temperamento caliente y seco, y de color pálido, las mujeres son todas feas y de baja estatura, y son circunspectos en el hablar, y se creen todos nobles y graves en todas sus acciones, aunque muestran su valentía sobre todo en las guerras y tienen gran sutileza de ingenio y son especulativos y ceremoniosos en los tribunales, y de la universidad salen hombres doctísimos. Es de reír el ver la gravedad de los estudiantes que usan de grandes títulos, y de ellos en buena medida ha recibido la costumbre nuestra Italia de llamarse todos caballeros. Son muy fieles a su monarca, pero reina una gran miseria”.
Expresiva acuarela de Albani durmiendo bajo un árbol del que cuelgan un brazo y una pierna observado por varios personajes
Expresiva acuarela de Albani durmiendo bajo un árbol del que cuelgan un brazo y una pierna observado por varios personajes
IMPORTANTES ADVERTENCIAS A TODOS LOS PEREGRINOS
Como gran curiosidad, al final de su relato realiza una serie de advertencias dirigidas a los peregrinos. La primera es que ninguno se ponga en viaje tan largo sin ir acompañado de un buen compañero; pero compañero fiel de alma y corazón, de igual opinión, es mejor ponerse a hacer solo el viaje, porque sabéis el proverbio que dice “que mejor solo que mal acompañado”.
La segunda que nadie se ponga en viaje en tiempo de peste o guerra, porque “os pueden suceder en vuestro viaje muchas desgracias, como en efecto me sucedieron a mí”. En la tercera advierte que nadie se ponga en viaje si no goza de buena salud y fuerte complexión, y que esté acostumbrado a lo malo y a lo bueno, que si tiene poca salud o es de mala complexión no podrá seguir su iniciado viaje. Resalta en la cuarta que el viandante debe tener piernas fuertes, y no delicadas, para que pueda siempre con firmeza seguir su viaje, y no debe ser meticuloso en sus comidas, sino que pueda comer todo lo que encuentre, o que se le dé en su viaje, porque si busca delicadeza o limpieza, no lo encontrará ciertamente, y quizás morirá en el camino, o no le faltará cualquier enfermedad.
En la quinta recomienda que ningún viandante camine por la noche, ni se vaya del lugar en que se encuentre antes de que sea de día por la mañana; y por el camino no se debe nunca acompañar de ninguna persona si no sabe que es buena persona, y que no puede hacerle daño. Recomienda que no hay que hacerse el gracioso ni charlar, que del dinero cuanto menos se hable, mejor, “y monedas de oro o de plata no hay que sacarlas delante de la gente”.
Mientras que en la sexta y última advierte que todos los que se pongan a hacer un viaje tan largo, y sobre todo aquellos que vayan con hábito de peregrino, “necesitan el santo temor de Dios” y que la persona debe ser hábil, astuta, maliciosa y fina de cerebro, para que no se deje burlar por nadie durante su viaje, y debe ser político, acomodándose siempre al uso del lugar, que debe parecer pobre y si es pobre debe parecer rico, para que se le trate mejor.
Un aspecto interesante que conviene señalar en la obra de Nicola Albani es el amplio aparato iconográfico que acompaña al manuscrito, excepcional documentación gráfica de la peregrinación que representa las grandes ciudades, los santuarios más famosos y las vivencias más dramática y representativas como pueden verse en estas páginas. En definitiva, el viajero nos ha dejado una imagen muy vivida de su compleja y contradictoria personalidad, impulsiva, entusiasta y, a veces, llena de engaños.
Como se ha podido ver, el viajero no pasó por Navarra, pero su relato, su claridad de exposición e imágenes que lo acompañan, se han considerado oportunas dado que reflejan claramente la experiencia de un peregrino, aventurero, vividor y pícaro en el Camino. El manuscrito del viaje de Albani, descubierto a principios de los años ochenta del siglo XX, se publicó por primera vez de manera íntegra en 1993, en italiano y español. El original se custodia en el Fondo Caucci del Centro Italiano de Estudios Compostelanos de la Universidad de Perugia.
Acuarela que representa tres escenas consecutivas del ataque de un bandido del que Albani sale ileso
Acuarela que representa tres escenas consecutivas del ataque de un bandido del que Albani sale ileso
volver arriba

Activar Notificaciones