Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Modelo y participante en 'La isla de las tentaciones'

Jorge Javier Díaz: “Vine de Cuba a Castejón con 7 años y me siento muy navarro”

Lo suyo es un asalto a la popularidad. Todo empezó cuando fue a visitar a un amigo del pueblo a Londres. En seis meses pasó de fregar platos a ser modelo en Asos. Le tentaron con ‘La Isla de las tentaciones’ y este castejonero aceptó

Jorge Javier Díaz pasa estos días en casa de sus padres en Castejón. Imagen tomada a la entrada de la localidad ribera.
Jorge Javier Díaz pasa estos días en casa de sus padres en Castejón. Imagen tomada a la entrada de la localidad ribera.
Ana Rosa Ordóñez Ruiz
Actualizada 28/10/2020 a las 11:04

Jorge Javier Díaz Galbán es un cubano de Castejón. Llegó a la localidad ribera cuando tenía tan solo 7 años. Era febrero y cambió el calor de La Habana por la nieve que aquel mes descubrió por primera vez en la localidad ribera. Su madre, Dayani, se casó con un vecino de Castejón, Carlos Linares, que se convirtió en su padre y al que él adora. “ Para mí es mi padre. Me ha criado y me ha dado buena enseñanza. Sé que le costó mucho sacarnos de Cuba”. De su madre, Dayani, cuenta que trabaja en la residencia de ancianos del pueblo y “que todo el mundo la quiere”. Jorge Javier tiene 28 años y se ha hecho popular gracias a su participación en el programa ‘La isla de las tentaciones’, a raíz de su carrera como modelo en Londres, donde ha trabajado para firma como la tienda de ropa ‘online’ Asos. Estos días los está pasando en su pueblo, con sus padres y su perro.

¿Qué recuerdos tiene de cuándo llegaste de niño a Castejón?

Fue extraño y raro. Era el primer chico de color en Castejón. Entonces, no había tanta inmigración como ahora. No había otro en la escuela y me miraban al principio como si fuera extraterrestre, pero eso no me impidió crear buenas amistades. Enseguida cogí la cultura y me adapté. Nunca he tenido problemas. Recuerdo que me impactó el frío, que me saliera vaho por la boca. Me gustó mucho la comida de aquí. Toda la verdura, como la borraja, que me encanta. Y también la tortilla de patata de mi abuela española, Juana, que me mima mucho.

¿Se puede decir que es un cubano de Castejón?

Sí, sí... De Cuba guardo muchas cosas. Me gusta bailar, el calor, el arroz blanco, pero de gustos de vivir soy de aquí. Me siento muy navarro. Aquí he tenido las vivencias de mi infancia y de mi adolescencia, mis amigos del instituto de Benjamín de Tudela. He salido de fiesta por todos los pueblos de la Ribera.... A Cuba he ido también porque tengo a mi padre allí y a mis otras dos abuelas.

El acento de la Ribera no se le ha pegado...

Cuando era más niño tenía más acento de aquí, pero luego al ir a Cuba en vacaciones se me iba y los cinco años que llevo en Londres también se me ha perdido.

¿Va mucho a Cuba?

Suelo ir una vez al año, aunque ahora llevo dos años sin ir por trabajo.

¿Le gusta su situación?

La veo estancada en el tiempo. Es como si el tiempo no hubiera pasado desde hace 60 o 70 años. Es muy pintoresco para ir de vacaciones, pero me da pena por la gente. Cuando voy les llevo a mis gente medicamentos, obsequios, de todo. Mi abuela materna ha venido de Cuba aquí varias veces y esto le gusta mucho.

¿Cómo acaba en Londres?

Por casualidad. Cuando tenía 23 años me fui de vacaciones a visitar a un amigo de toda la vida de Castejón. Se llama Alberth Sierra, se ha criado conmigo aquí en el pueblo y vive allí. Me encantó Londres y conocí gente de diferentes culturas.

¿Se quedó allí?

No. Me volví a trabajar aquí un tiempo en la fábrica para ahorrar. He trabajado más de un año en Arguedas, en Congelados de Navarra. Luego, me fui a la aventura de Londres. Mis padres me decían que estaba un poco loco, pero me fui. Probablemente, haya sido una de las mejores decisiones de mi vida.

¿Tenía trabajo allí?

No. Alquilé una habitación y empecé a buscar trabajo. No sabía nada de inglés y fue muy duro. Me tocó trabajar de ‘limpiaplatos’ en un restaurante y es el peor trabajo que he hecho en mi vida.

¿Y qué pasó después?

Pues estuve como tres meses limpiando platos y, como ya aprendí un poco de inglés y me vieron un poco guapete, me dijeron que me subían de camarero. Un día vino al restaurante un agente importante de modelos, de Fomo Models. Hoy es mi representante. Me miraba mucho y me propuso hacer pruebas de modelo. Al principio me hizo gracia, pero acepté.

Suena a película...

Eso mismo pensé yo, pero se acreditó, me enseñó su perfil de Instagram, a los modelos que él llevaba y que yo conocía de redes. Al final, me llevó a la agencia de modelaje Nevs Models. Me hicieron pruebas y me dijeron que tenía potencial. La verdad es que, al principio, lo hacía muy mal. Hasta que cogí soltura delante de la cámara. La primera compañía que me contrató fue Asos , aunque también con otras.

Cuente cómo llega al reality La Isla de las Tentaciones,

En enero me contactaron por Instagram. Se ve que me vieron fotos y me plantearon participar. Al principio dije que no, porque no sabía si iba a ser bueno para mi imagen. Dos amigos y mi padre español me animaron a que lo pensara bien porque quizá me podría ayudar para las redes sociales. No conocía nada de ese programa, vi algún vídeo de la edición pasada, pero no sabía dónde me metía. Fui muy a ciegas. Me dijeron que tenía que ir a ligar y, como no tenía pareja, me metí de cabeza. Pensé en vivir la experiencia.

Ahora que ha pasado. ¿Está satisfecho?

Pues es algo que me va a marcar la vida, que cuando pase el tiempo contaré que estuve en la tele. La experiencia ha sido buena: un mes, del 13 de julio al 13 de agosto más o menos, en República Dominicana, en una mansión, todo pagado... He conocido buena gente y he conocido el mundo del tele por dentro. Lo valoro positivo, pero si volviera lo haría diferente.

¿A qué se refiere?

Que iría más preparado. Sabiendo dónde me meto, lo que voy a hacer y cómo hacer las cosas. La gente iba con más conocimiento. Yo iba a lo que surgiera, a vivir la experiencia.

¿Le gusta la imagen que se proyecta de usted en la tele?

Creo que lo he hecho bien, pero lo podía haber hecho mucho mejor. Me tenía que haber soltado más. Me ha dado miedo qué pensarán fuera. He estado siempre un poco cohibido.

En las redes ha arrasado...

Eso ha sido algo que no me esperaba y estoy contento. El protagonismo que no he tenido en el programa lo he tenido en redes.

¿Qué proyectos tiene?

Me han salido muchos trabajos en España, de modelaje, y quiero aprovechar el tirón. Después, me plantearé volver a Londres o a otra ciudad. Luego, con esto del covid, está todo un poco extraño. De momento, me quedo en Castejón.

¿Qué le han dicho los amigos y vecinos?

Se han sorprendido mucho de que participara. Algunos me reprochan un poco que no haya dicho que era de Castejón, pero no ha sido por nada especial. Si lo digo no sabe nadie dónde está. A veces, en Londres, digo que soy de Pamplona, porque la conocen por los Sanfermines. Ahora, en las encuestas de Instagram, digo que soy de Castejón.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE