x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Flamenco On Fire

El flamenco de Ketama y Pepe Habichuela se asoma al balcón del Ayuntamiento de Pamplona

Pepe Habichuela y Ketama presentaron un recital instrumental ayer en el Ayuntamiento

Pepe Habichuela y Ketama en Flamenco en los Balcones, Ayuntamiento de Pamplona
Pepe Habichuela y Ketama en Flamenco en los Balcones, Ayuntamiento de Pamplona

El embajador del festival 'Flamenco On Fire' y maestro indudable de la guitarra flamenca Pepe Habichuela, se ha reunido con su hijo Josemi Carmona y con sus sobrinos Antonio y Juan Carmona, componentes de Ketama, para ofrecer un recital instrumental inolvidable desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona este jueves. PATRICIA ORBAICETA /ENRIQUE UNZU

Patricia Orbaiceta / Enrique Unzu
Ketama y Pepe Habichuela, en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona.

Ketama y Pepe Habichuela, en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona.

Cedida
Ketama y Pepe Habichela, en 'Flamenco en los balcones' 7 Fotos
Ketama y Pepe Habichela, en 'Flamenco en los balcones'

El flamenco de Ketama y Pepe Habichuela se asoma al balcón del Ayuntamiento de Pamplona

Actualizada 23/08/2019 a las 07:22
Etiquetas
  • Alazne Egues Castaño
A+ A-

La llama del Flameco on Fire se prendió con el embajador del festival, Pepe Habichuela, acompañado de su hijo Josemi Carmona, y sus sobrinos Juan y Antonio Carmona. Los componentes de Ketama y el maestro de la guitarra presentaron un recital instrumental desde el balcón del Ayuntamiento ayer a las 12.45 horas.


Apenas comenzaba la prueba de sonido y la plaza se estaba llenando. Muchos llegaban de la actuación de Ángel Ocray y Rafael Borja en la calle Mañueta. Con los sombreros arriba y los abanicos afuera, el público recibió a la familia Carmona con fervor. Empezó el acto con Habichuela y Juan, a la guitarra, y Antonio Carmona, en la caja. Tocaron con gran emoción y los espectadores seguían el ritmo con las palmas. A la mitad, Habichuela se levantó y lo acogieron con una gran ovación. El guitarrista puso su mano derecho en su corazón y luego le lanzó un beso al público en agradecimiento. Exclamó, “Viva Pamplona” a lo que todos respondieron con orgullo, “ole”. Luego Josemi sustituyó a Juan a la guitarra. El sonido de las cuerdas del instrumento resonaba en la plaza y el público disfrutaba de la música.


Al frente animando a Ketama con cariño y emoción estaba Conchi Medina, pamplonesa de 54 años, acompañada con un grupo de 20 mujeres y algunos hombres que estudian flamenco. La pamplonesa apoyó al festival desde sus inicios. “Colaboramos animando, participando y disfrutando. Sacándole sabor a lo que nos están dando de manera altruista”. Medina es una gran seguidora de la familia Carmona. Y está actuación fue la primera vez que escuchó al grupo solo, en su parte mas instrumental. “Hay que reconocer, que siendo los músicos que son, hagan lo que hagan va a ser buen flamenco”. No solo disfrutó de un gran concierto, sino también tuvo la oportunidad de conocer a Antonio Carmona el miércoles en la noche. Le dijo: “No te voy a decir que soy de la generación de los 80, te voy a decir que soy de la generación Ketama”.


La plaza se vació cuando terminó el concierto, todos siguieron el recorrido para asistir a la presentación de José del Tomate en el Hotel La Perla. Sin embargo, algunas se quedaron atrás, esperando que salieran los artistas. Támara Jiménez, pamplonesa de 18 años, quedo muy contenta de ver a Antonio Carmona y a la familia Habichuela en el balcón del Ayuntamiento. Y aun más encantada después de tomarse una foto con Josemi Carmona. Es la primera vez que los ve en vivo. Jiménez expresó que le gusta Ketama desde siempre, una de sus favoritas es Mencanta y Ketama toma Ketama.


Otros espectadores vienen por la música, pero también el ambiente. Naty Cia, de 57 años y de Urritzola-Galain, asistió al festival por tercera vez. “Sigo desde hace años el flamenco, lo siento y me gusta”. Lo que más le atrae es el sonido de los instrumentos: “el cante, la guitarra y la caja”. Cia opinó que son necesarios eventos como este que ofrecen una mezcla de culturas. “Tendrían que haber más porque invita a la gente ver otras cosas y no encerrarse”.


Y es que era inevitable, todo el que pasaba se detenía a sentir la pasión del flamenco. Egla Figueroa, venezolana de 60 años, y Mercedes Parraga, de 40 años se acercaron después de escuchar el murmullo del público que esperaba que comenzará el acto. No solo fue su primera vez en el Flamenco on Fire, sino también la primera vez que escuchaban un interpretación autentica de flamenco. “Nos asomamos porque desconocemos y tenemos la curiosidad de aprender sobre esta cultura, las personas y lo que ocurre en estas calles”, expresó Figueroa. Las dos esperan poder participar en el resto de las actividades del evento.

 

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar

 

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra