x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sopa de Letras
Sopa de Letras

El paraíso para los sentidos de Jose García

Sopa de letras

El paraíso para los sentidos de Jose García

Actualizada 31/12/2018 a las 10:13
Etiquetas
A+ A-

Decía Jorge Luis Borges que "no pasa un día en que no estemos, al menos un instante, en el paraíso". Y eso a veces sin que sea necesario salir del lugar donde nos encontramos. Es más, puede que sean los paraísos cercanos, los interiores, los íntimos y personales, los que nos ofrezcan los descubrimientos más insospechados. Hoy sugiero un viaje a un paraíso para los cinco sentidos. Un trayecto a través del sueño de Jose García de convertir su vocación en un arte y hacer de sussalones de peluquería una experiencia sensorial.

 

 

Voy a entrevistar a Jose Garcia y a dejarme sorprender por una de sus experiencias, pero cuando entro al local no intuyo lo que se oculta más allá del salón, tras la puerta del fondo. Me espera un viaje en el tiempo. Esa puerta del fondo es la entrada a una sala que recuerda a la Grecia clásica y donde todo está pensado para el relax y para el desarrollo del arte de la peluquería. Columnas, bustos, bouquets de flores, cortinajes, música de fondo con inspiración celta y new age, sedas, telas nobles y un gran espejo que preside la sala dándome la bienvenida al entrar.

Dónde estoy? Es la sala de las experiencias, el lugar privado donde este equipo de profesionales de Jose García Peluqueros recibe a aquellos clientes que han elegido un tratamiento especial, a las novias en los momentos previos al peinado, a quien quiera, en definitiva, vivir el placer de sentirse como Afrodita o Cleopatra por un rato.

 

 

Como imaginabas que serían tus salones antes de tenerlos, Jose? Imaginabas que aquel niño al que le gustaba la peluquería llegaría a estar donde estás ahora?

"Sinceramente, no tenía ni idea de cómo podían ser mis salones, pero si algo tenía claro, es que no iban a ser así. Supongo que ni yo mismo lo imaginaba. Al principio mezclas tu ilusión, experiencia profesional, consejos de seres queridos e incluso de los desconocidos, y piensas que todo es perfecto. Mis dos salones los ha diseñado mi marido, que es arquitecto técnico. Fusionando mi filosofía de negocio y sus conocimientos técnicos, hemos adaptado los locales a nuestras necesidades, manteniendo una única seña de identidad. Con el uso, el local evoluciona adquiriendo personalidad, ese toque que lo identifica como único e inimitable. Por eso digo que difícilmente podría siquiera imaginar como iban a ser. Esto es precisamente un fiel reflejo de mi vida profesional, que se sabe cómo comienza, pero no cuál será su destino. Es importante apuntar alto, pero más aún, mantener los pies en el suelo".

Y en este espacio no falta detalle. No hay ningún sentido que haya sido olvidado en este lugar casi mágico. Y para hacerlo aún más exclusivo tengo a mi alcance, mientras espero, un minibar donde, si quisiera, podría incluso brindar con una copa del mejor champán. El café que saboreo, no obstante, viene acompañado de una trufa y, entre sabores, me llega el aroma suave de la vela de aceite de argan marroquí 'Orli' envuelto en flor de Champa y que está ya listo para el tratamiento.

Ya lo han conseguido, me siento tratada como una diosa griega y esto no ha hecho más que empezar...

 

 

 

 

Rebeca entra en la sala. Tiene una luz propia en la mirada y me sugiere una terapia 'Tribond personalizado', unproducto de Schwarzkopf Professional Fibre Clinix que "supone una nueva revolución en el cuidado del cabello que transforma la fibra capilar y le devuelve sus propiedades sanas. Te deja un cabello hasta diez veces más fuerte, además de sellar la porosidad y reparar el cabello tanto por dentro como por fuera. La clave está en que,mediante cinco potenciadores, este producto cubre las necesidades del cabello para reparar los daños internos y externos del pelo y además te queda muy brillante".

Me dejo hacer, me pongo en sus manos, disfruto. Por qué no hacer esto más a menudo? Quiero ser capaz de recordarlo en medio de la vorágine cotidiana, darme un capricho, parar el tiempo y sentir que tengo cabello, piel, olfato... darle a cada uno de mis sentidos una porción de espacio para que se renueven y gocen en un lugar y en un momento como este.

 

 

Pienso que parece evidente que este lugar ha sido creado por un esteta, por un artista, por alguien claramente convencido del poder de ofrecer un espacio donde olvidarse del reloj, de todo lo que ocurre afuera; donde aparcar los problemas por un rato y donde el mero hecho de estar supone el auténtico lujo... como si uno flotara, como si la ingravidez te hubiera elegido y cerrando los ojos pudieras incluso volar.

Qué te mueve, qué te sirve de motor para tu trabajo?pregunto a Jose Garcia.

"La belleza. Me gusta admirar todas las cosas bellas que me rodean:un paisaje, una decoración, una prenda de vestir y, por qué no, también el ser humano. Siento que no poder ver y admirar todo ello es la razón por la que me dedico a esta profesión".

 

 

Pero aún hay más. La sensualidad que me rodea no tiene fin. Anel es el peluquero más joven del equipo y me dirige en un proceso de aromaterapia,Oil Ultime, que re-equilibra el cabello y la mente sumergiéndome en una experiencia sensorial con aceites esenciales que se alojan poco a poco en mi cerebro y me subliman aún más.
"Escoge entre estos dos aromas: lavanda con jazmín o Ylang Ylang con mandarina, y según el que escojas, realizaremos un tipo de masaje capilar distinto, puesto que el de lavanda con jazmín son aromas calmantes y Ylang Ylang con mandarina mejoran el bienestar físico y psicológico", me dice Anel.

Escojo el oriental de mandarina y no sé por qué. Ha sido el propio aroma el que me ha elegido a mí. Pero a estas alturas ya poco me importa racionalizar lo que estoy viviendo, solo quiero disfrutar de cada instante y no perderme ni un detalle de este banquete para mis sentidos.

 

 

Por último paso al salón y hay que finalizar el peinado escogiendo entre cuatro aceites según el tipo de cabello: "Aceite de rosa, que deja el cabello suave y sedoso; aceite de marula, que hidrata y protege el cabello a la vez que mejora la manejabilidad; aceite de argán, que deja el cabello fuerte, sedoso y con un acabado luminoso; y aceite de higo chumbo, con propiedades para hidratar intensamente incluso el cabello más seco y apagado. En definitiva, una vivencia olfativa y táctil que en instantes te ayuda a escapar del mundo exterior sin olvidar,que la belleza real empieza en el interior".

 

 

Me siento renovada. Como si todas esas impresiones para mis sentidos destilaran en mi mente y en mi cuerpo gota a gota una esencia de algo bueno e intenso, muy parecido al rumor de la felicidad. Y los aromas sobrevuelan mi cabello, como un halo. Me los llevo conmigo.

"Siempre he sentido que el poder del olfato es muy importante -me dice Jose Garcia- el olor de mi casa, por ejemplo, es para mí como tener conmigo a mi familia. Son fragancias que me recuerdan a mi infancia, mis abuelos, una esencia que no puedo describir pero que me encantaría poder acceder a ella cuando necesite sentir de donde vengo. Y este lugar es muy poderoso en cuanto a los aromas. Poner aroma a los sueños y al bienestar es algo que se nos da bien".

 

 

La sensualidad a flor de piel. Y el poder de los sentidos. Todos ellos, como me sigue diciendo Jose, dan forma a una manera de enfocar su profesión: "Así es. Todos los sentidos crean un universo sobre el que nos gusta movernos. A su vez, para mí, los sentidos son una fuente de inspiración e incluso una ruta vital. Desde el ruido del secador de pelo, que en cierto modo es un sonido constante que me aísla y me relaja. Me siento bien cuando escucho un secador de pelo, si hablamos del oído. Si hablamos del gusto, te diría que escojola sal. Un toque de sal hace que todo me resulte menos empalagoso. Y en cuanto al tacto,la seda. Siempre tengo que tener las manos y la piel exfoliada e hidratada para sentir a la perfección esa sensación. Un tacto que me gusta incluso llegar a conseguirlo en el cabello a base de tratamientos y cuidados".

 

 

Mirando a mi alrededor observo que este salón es también una especie de templo donde la belleza se representa a través de diferentes símbolos femeninos. No solo las habituales imágenes de modelos de peluquería sino también estatuas, bustos, cuadros con forma de mujer.

Jose, dime: Es importante la mujer para ti? En qué plano sitúas lo femenino? Está en el centro de tu universo como artista?

La mujer es de vital importancia para mí, no solo en el ámbito profesional, sino más bien como ser humano. A lo largo de mi vida siempre me he rodeado de mujeres, por eso a día de hoy no me cuesta ningún esfuerzo integrarme en su habitualmente compleja forma de pensar. Eso me ha permitido encontrar siempre algo bello en cualquiera de ellas.

Sin embargo, eso no quiere decir que el hombre no forme parte de mi universo artístico. Siempre he procurado tener presentes a ambos géneros en la mayor parte de mis colecciones. Prueba de ello es que fuimos finalistas en el concurso International Visionary Award en Londres con una de nuestras colecciones masculinas.

 

 

Y hasta el baño comparte el buen gusto de una obra de arte. En una de sus paredes, enmarcados, siguiendo el estilo clásico y elegante que tiene todo el salón, están algunos de los artículos de prensa que Jose García ha protagonizado en los últimos años tanto en publicaciones regionales como nacionales e internacionales.

 

 

Qué suponen para ti todos los éxitos y premios alcanzados? Y Cuáles son los que te hacen sentir más orgulloso?

Para mí el único éxito es poder seguir día tras día ganándome la vida a través de esta magnífica profesión. Terminar cada jornada con la satisfacción de haber hecho las cosas de la mejor manera posible es lo que realmente me motiva. El resto de logros, premios o reconocimientos, no son sino hazañas. Son etapas de trabajo con mayor visibilidad social que generan una satisfacción temporal pero que enseguida se terminan y hay que volver a la realidad.

Si tuviese que señalar alguno de estos momentos, por una parte, destacaría la cooperación con Shaping Futures de Schwarzkopf Professional en Tarija -Bolivia- ayudando a las niñas y los niños a convertirse en profesionales de la peluquería. Sus arraigados valores humanos, sus sonrisas sinceras, sus miradas limpias que llegan al alma, esos son los mayores trofeos que acumulo en mi retina. Y por otra parte, no olvidaré cuando fuimos designados para realizar la peluquería y el maquillaje de la Amsterdam Rainbow Dress en el Museo Del Prado y en Cibeles de Madrid. El mayor éxito fue la oportunidad de poner nuestro granito de arena en la lucha para la despenalización en los más de 70 países en el mundo que castigan con sus leyes las prácticas LGBTI+.

 

 

Van a cerrar pero yo hoy me voy tan sorprendida como maravillada y cuidada. No esperaba este hallazgo, ni esta delicia para mis sentidos. Aunque sí sabía del talento y de la profesionalidad máxima de Jose García, a quien admiro cada día más.

Feliz año nuevo, Jose. Feliz año nuevo para todos.

Brindemos por ser capaces -cada uno en su espacio y en su entorno-, de crear paraísos cercanos como este.

 

 

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra