x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sopa de Letras
Sopa de Letras

El peluquero Jose García y la menina vestida de arcoíris

Sopa de letras

El peluquero Jose García y la menina vestida de arcoíris

Actualizada 16/08/2018 a las 09:36
Etiquetas
A+ A-

El pasado 6 de julio, mientras miles de personas se sumergían en el mar blanco y rojo que inundaba Pamplona, el peluquero navarro Jose García participaba en el Museo del Prado en una iniciativa para mostrar al mundo el conocido como Vestido Arcoíris. Se trata de una pieza compuesta por 72 banderas que representan todos los países en los que la homosexualidad es ilegal. El emblemático vestido fue fotografiado ante Las Meninas de Velázquez en un acto que aúna reivindicación por la igualdad, arteycultura y que Jose García vivió como un auténtico hito personal y profesional.

Para el equipo de la firma de peluquería navarra Jose García Peluquerosfue una sorpresa saber que se encargarían del peinado de la modelo que luciría el Amsterdam Rainbow Dress en la sesión fotográfica que iba a tener lugar en el Museo del Prado. La sesión, a cargo del fotógrafo Joan Crisol,se desarrolló ante una de las pinturas más emblemáticas de Velázquez, Las Meninas, como si la modelo trans Lola Rodríguez fuese una menina más. El evento se enmarcó entre losprevistos por el Ayuntamiento de Madrid dentro de las actividades del Orgullo Madrid 2018y se organizó para "fomentar la concienciación sobre la legislación anti-LGBTI que aún existe en más de un tercio de los países del mundo".

Dos diseñadores de moda, el holandés Mattijs van Bergen y el artista Oeri van Woezik, son los artistas que crearon el Vestido Arcoíris, "una pieza compuesta por 72 banderas que representan todos los países en los que la homosexualidad es ilegal y puede ser castigada judicialmente. En 12 de estos países, además, es causa suficiente para aplicar la pena de muerte. Cuando uno de estos países elimina tales legislaciones, su correspondiente bandera se cambia por la bandera arcoíris". La Fundación Amsterdam Rainbow Dress realiza visitas por todo el mundo, presentando el traje y su mensaje.

El vestido multicolor ya ha sido expuesto en diferentes emplazamientos emblemáticos de todo el mundo, como el Rijksmuseum en Ámsterdam, Nueva York, San Francisco o el Parlamento Europeo; y a su paso por Madrid, el peluquero Jose García fue testigo privilegiado de una experiencia que no olvidará fácilmente y que hoy nos cuenta en el blog.

 

 

Sopa de Letras: Cómo surgió la posibilidad de participar en este proyecto?
Jose García: La propuesta para colaborar con la iniciativa nos cogió por sorpresa. Hemos tenido la suerte de poder peinar y maquillar en multitud de eventos de gran envergadura social. Hemos peinado y maquillado a numerosos artistas y famosos en galas, conciertos y fiestas de emisoras de radio y televisión. Por otra parte, también colaboramos en varias revistas de tirada regional, nacional e internacional, tanto con secciones de consejos propias como con trabajos puntuales. Precisamente en una sesión para la ya desaparecida revista Interviú conocí al prestigioso fotógrafo Joan Crisol. Él fue quien nos propuso como peluqueros y maquilladores para presentar el Vestido Arcoíris durante el Orgullo 2018 en Madrid a la Embajada de los Países Bajos en España.

SDL: Cuál fue tu cometido y cómo fue el desarrollo de tu propuesta?
JG: Nosotros fuimos los encargados de peinar y maquillar a la modelo en ambos escenarios. Para el Museo Del Prado optamos por un recogido bajo con notable aire español que, huyendo del protagonismo, aportaba elegancia y armonía al resto del estilismo. El maquillaje, que hablaba el mismo lenguaje que el peinado, integró gracias a su belleza el rostro de la modelo en el entorno como si de un cuadro más se tratase.
En cambio, en La Plaza de Cibeles realizamos un look más marcado y atrevido. Una adaptación del recogido y maquillaje realizados en el Museo del Prado, llevados a la fiesta que tradicionalmente acompaña a la manifestación.

SDL: Y la puesta en escena? cómo lo viviste y cómo fue en semejantes escenarios?
JG: Sin ninguna duda, los profesionales que participamos en el acto, fotógrafo, peluquero, maquilladora y modelo, nos sentimos muy afortunados de haber podido trabajar ahí, porque somos conscientes de que difícilmente podamos volver a hacerlo. Peinar y maquillar a la modelo ante la atenta mirada de Las Meninas de Velázquez es una experiencia difícilmente repetible. Que el museo haya cedido la sala de Velázquez como localización para hacer la sesión de fotos demuestra que el proyecto está siendo apoyado a todos los niveles por entidades sociales y culturales. El escenario escogido fue la sala donde se encuentra expuesta, entre otras obras, la obra maestra del pintor español. Un decorado de lujo e inigualable para la ocasión. Trabajar en el Museo del Prado fue algo más complicado. Como es de suponer, las normas del museo impiden realizar los trabajos en el interior de esta sala. Habría resultado, cuanto menos, mezquino e irresponsable utilizar lacas y secadores en un lugar tan delicado como éste. Por eso el trabajo se ejecutó en la sala habilitada para ello, dejando el escenario principal para algún retoque mínimo.
Además, trabajar en otro de los lugares más emblemáticos de Madrid como es Cibeles también me causa respeto, porque es un lugar de gran confluencia social, económica, gubernamental, militar y, cómo no, deportiva. Es indudablemente uno de los lugares más populares de Madrid, idóneo para exhibir el vestido y reivindicar la causa desde el punto de vista internacional. Aquí el ambiente fue completamente opuesto al Museo Del Prado. Música, calor, fiesta y mucha gente fueron los ingredientes del fantástico y caluroso gentío que se vivía en la céntrica plaza madrileña.

 

 

SDL: Como profesional del mundo de la peluquería, Qué mensaje querías transmitir con tu trabajo en este proyecto?
JG: Habitualmente realizamos colecciones donde pretendemos transmitir a través de la peluquería diferentes enfoques acerca de las situaciones mundanas. Proponemos un punto de vista novedoso y diferente en el arte de entender la belleza. Pero si, además, la inspiración proviene de la necesidad de concienciar al mundo por causas sociales, entonces nace el arte de reivindicar, y en este caso, la Amsterdam Rainbow Dress. El propio vestido demuestra que aún quedan muchas cosas por cambiar.

SDL: Cómo asumiste el hecho de formar parte de uno de los proyectos internacionales más importantes en apoyo a la normalización de todo tipo de orientación sexual o identidad de género?
JG: Ser llamados por la embajada de los Países Bajos, colaborar con el prestigioso fotógrafo Joan Crisol y con la guapísima modelo trans Lola Rodríguez, lucir el resultado en los fantásticos lugares del enclave, la posibilidad de participar activamente en el Orgullo y, por encima de todo, la causa reivindicativa, eran ingredientes suficientes como para saber de antemano que el evento iba a ser un éxito de envergadura internacional. Estábamos seguros de que esta experiencia en Madrid iba a ser única e inolvidable.

SDL: Qué ha significado para ti este proyecto?
JG: Sin lugar a dudas ha sido uno de los proyectos en los que me he sentido inmerso en un mar de emociones. Participar en un movimiento social nacido para concienciar al mundo entero a través de la moda y que promueve la necesidad de eliminar la legislación anti-LGBT+ existente en más de un tercio de los países del mundo, es una hazaña realmente gratificante. Pensemos que estamos hablando de lugares donde se considera ilegal la homosexualidad, y sus leyes castigan a quienes la practican incluso con penas de muerte. Algo que podría compararse con La Inquisición de la Edad Media.

 

 

SDL: Jose, tú eres una persona que para algunos es ya un símbolo de coherencia y normalidad en lo que respecta a su orientación sexual tras casarte hace unos meses con Aingeru, tu pareja. Crees que sigue siendo necesario dar pasos adelante? Queda aún mucho camino por andar hasta alcanzar la plena normalización?
JG: ¡Por supuesto! Aunque siempre se dice que la situación no se parece nada a la que sufrieron las generaciones precedentes y nos dé la sensación de que todo está normalizado, debemos pensar que son muchas las personas que no pueden mostrarse con libertad por una sociedad que no está completamente preparada para aceptar los cambios.
A mí me ha resultado bastante sencillo contraer matrimonio con mi chico porque siempre lo hemos mostrado con naturalidad en nuestro entorno. Tras casi 20 años de relación, 15 de los cuales en convivencia, decidimos formalizarla principalmente por cuestiones legales.

SDL: Hasta qué punto tienes la sensación de que se ha avanzado en respecto y aceptación por ejemplo entre los jóvenes?
JG: Si bien es cierto que la situación poco a poco se va normalizando, no está todo logrado y aún queda bastante por hacer. Se ha avanzado mucho al dar visibilidad a la comunidad LGBTI+ y gracias a ello podemos empezar a convivir, pero todavía no está interiorizado ni desarrollado. No es simplemente un tema de legal sino también social. Pensemos que esto tan sólo se empezó a fraguar hace 28 años, cuando la OMS retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales y en 2014 la ONU aprobó la resolución para combatir la violencia y la discriminación por la orientación sexual.
Desde el punto de vista práctico, por poner un ejemplo, nos encontramos con muchos heterosexuales que todavía les cuesta encajar que una persona de su mismo sexo se interese por ellos. Puede parecer una tontería, pero muchas veces este rechazo conlleva incluso una agresión. Y esto sucede en España, pero fuera es mucho más grave. No os podéis imaginar la cara que puso el botones de un hotel de Tanzania cuando al llevarnos las maletas a la habitación se dio cuenta de que solamente había una cama de matrimonio e íbamos a dormir en ella dos chicos. Afortunadamente ya íbamos avisados de que debíamos controlar nuestras muestras de cariño en público puesto que es uno de los países donde este tipo de prácticas está penado con la cárcel.

 

 

SDL: Para terminar, qué reflexión te vino o te viene a la mente al comentar este tema y en especial tras haber participado en este proyecto?
JG: Quizás, hasta que no me he visto inmerso con la iniciativa no he sido consciente de la gran cantidad de países que lo castigan. Crear un vestido monumental compuesto por las banderas de los 72 países que, entonces, tenían leyes que penaban los actos e ideales LGBT+ con el objetivo de dar visibilidad a este problema universal, me ha parecido una brillante iniciativa. Se puede decir que es un arte vivo con tendencia a desaparecer algún día de la forma más alegre posible. Cada vez que uno de estos países actualiza su legislación despenalizando estas prácticas, la bandera correspondiente al país se sustituye por la del arcoíris, con el objetivo que en poco tiempo todo el vestido esté formado por un enorme y colorido arcoíris.

SDL: Y seguro que te ha aportado inspiración, ya que siempre estás inmerso en proyectos y actividades que aúnan la peluquería y la cultura o el arte. Háblame de tus próximos proyectos
JG: En el mundo de la moda hay que tener los ojos bien abiertos ante las señales que van a marcar la tendencia de los próximos años. Desde que se idea una colección hasta que sale a la luz pasa aproximadamente un año. Hay que tener en cuenta que, además, será la imagen que nos identifique durante todo el año siguiente. Es por ello que, antes de lanzar una colección, hacemos un profundo análisis de la evolución de las tendencias. Actualmente estamos trabajando en las colecciones que verán la luz a lo largo del año próximo.
Por otra parte, estamos promocionando las colecciones que hemos sacado este año. Seducción y Atracción son nuestras propuestas para este 2018 para mujeres y hombres, respectivamente que pretenden mostrar el magnetismo que transmitimos a través del cabello. Próximamente vamos a realizar una jornada de educación sexual para adultos en la que contaremos, entre otros con una psicóloga experta en terapia sexual que ayudará a los asistentes a entender comportamientos, fobias o fantasías que se dan en las relaciones sexuales.

 

 

Fotos: Joan Crisol

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra