Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sopa de Letras
Sopa de Letras

Un viaje en el tiempo con mi amiga Begoña Pro

Sopa de letras
Un viaje en el tiempo con mi amiga Begoña Pro
Actualizada 18/04/2018 a las 17:44

Si las piedras hablaran, estoy segura de que esta tarde la Catedral de Tudela saldría a recibir a la escritora y periodista Begoña Pro que ha venido a la capital ribera a presentar su última novela titulada 'Bajo las cenizas de la Navarrería'. Tengo la suerte de acompañarla. Suerte doble la mía porque, además de ser fiel lectora de su obra, resulta que además soy su amiga.

Begoña es una mujer poliédrica y una persona que suele sorprender a quien no la conoce, porque sus múltiples facetas hacen de ella una persona interesante, culta y de la que siempre es posible aprender. Begoña es periodista. Ha trabajado en Diario de Navarra y actualmente se encarga de relatarnos la página dedicada a la historia de los reyes de Navarra que se publica quincenalmente en D2. También ha estado vinculada a la Oficina Internacional de Prensa de San Fermín y, como diseñadora, ha compaginado la enseñanza con la maquetación de revistas y libros.

Para indagar en su faceta de escritora hay que remontarse al año 2012 cuando publicó su primera novela 'El anillo del leal', que ha dado paso a una saga con la que ha logrado llevar a los lectores a la Navarra de los siglos XII y XIII. Además de las cuatro novelas que conforman dicha saga, ha publicado un libro de relatos cortos titulado 'La trovera del Runa' y ha participado, junto a otros autores, en varias antologías.

Pero Begoña es muchas más cosas, además de escritora vocacional y periodista aguda.Quienes la conocemos de cerca podemos afirmarque es ejemplo de trabajo, de ilusión, de tesón y de profesionalidad. Recuerdo la primera vez que nos habló a las amigas de su proyecto literario, y eso me lleva a reflexionar acerca de cómo ha sabido ir dando forma de la mejor manera posible a su curiosidad, su amor por la palabra, su afición por la historia y la escritura hasta presentarnos año tras año estas novelas fascinantes.

Nos conocemos desde el primer año de estudios en la universidad, allá por 1989. De aquello han pasado casi tres décadas y en todo este tiempo hemos seguido de cerca la evolución de nuestras vidas, nuestros logros, nuestros baches, hemos visto cómo crecían nuestras familias, hijos y nos hemos acompañado en los momentos más importantes: en los nacimientos y avances, pero también en las pérdidas. En todo este tiempo, Begoña siempre ha estado ahí. Junto con Begoña, las otras dos amigas del grupo, Ana y Silvia, no hemos dejado de acompañarnos, admirarnos y animarnos las unas a las otras en nuestro día a día.

Mirar a Begoña me hace recordar lo importante que es la amistad. Desde aquellos años de facultad en los que tantas veces compartimos apuntes de las asignaturas de Historia de los Medios o de Deontología; hasta estos años más cerca en el tiempo en que no pasan un par de meses sin que nos organicemos para quedar a comer o cenar con el resto de amigas, Begoña para mí es sinómimo de amistad con mayúsculas, esa emoción valiosa y sincera que se atesora y que se aprecia.

Y cuento todo esto antes de entrevistar a Begoña porque la amistad es, creo, algo totalmente definitorio en ella. Y porque, también es un rasgo vertebral en sus libros. De hecho, sin la amistad, ni los reinos ni los hombres habrían podido sobrevivir.

Esta tarde, en Tudela, la Catedral del siglo XII es testigo de una conversación en la que Begoña Pro nos lleva de viaje a través del tiempo.

 

 

Sopa de Letras: Begoña, si pudieras reencarnarte en un rey o reina de todos los que ha dado Navarra, quién sería y por qué?

Begoña Pro: Mi rey favorito es Sancho VII el Fuerte (1194-1234). Pero si me preguntas en quién me reencarnaría, elegiría a su sobrino, Teobaldo I (1234-1253), de cuya figura me he enamorado profundamente. En él confluyen las mejores cualidades de rey guerrero, cruzado y trovador. Fue el mejor caballero con la lanza de su tiempo, y manejó con igual destreza la pluma y la espada. Tal vez fue esa mezcla de sangres navarra y champañesa lo que lo hizo tan especial. Teobaldo fue conde de Champaña incluso antes de nacer, ya que su padre falleció una semana antes de que él viniera al mundo. Ya como rey de Navarra participó en la sexta cruzada y se destacó en la toma del monte Tauro. Como chansonnier nos dejó uno de los legados más impresionantes de su época. Una obra destacada incluso por Dante en su Divina Comedia, en la que lo describe como “autoridad en la poesía escrita en la lengua doil” y destaca su buen hacer como “cantor del amor cortés”. A Teobaldo le debemos algunas reformas y costumbres que todavía hoy conservamos, como la división del reino en merindades o la ceremonia del Rey de la Faba. Además, fue el primer rey en compilar el Fuero Antiguo y las costumbres de Navarra.

SDL: Con qué personaje histórico de todos los que has investigado o forman parte de tus novelas te gustaría poder tomarte un café e incluso llegar a cultivar una amistad?

BP: Sin dudar, con Miguel de Grez. Para mí ha sido el personaje que ha cerrado un círculo muy especial en mi vida, muy vinculado con mi infancia y adolescencia en Obanos. Miguel fue uno de los primeros hombres que formaron parte de la Junta de Infanzones de Obanos y uno de sus primeros cabos o buruzagi, a quien convertí en protagonista de la saga La chanson de los Infanzones. Le tengo un cariño especial. Cuando paseo por Obanos, siempre me lo imagino cabalgando por las calles de la villa. Y me digo, mira, aquí está la argolla donde Miguel ataría a su caballo para asistir a las reuniones de la Junta, o Miguel se sentaría aquí a contemplar la maravillosa ermita de Eunate.

SDL: Cuál es, a tu parecer, la época histórica más interesante de la historia de Navarra?

BP: Me voy a centrar en la Edad Media, que es la que parte que más conozco. Para mí la época más interesante es el reinado de Sancho el Mayor (1004-1035). El reino de Pamplona alcanzó su mayor esplendor con este rey, mientras el califato omeya se desvanecía. Debido a varias circunstancias y deberes familiares, Sancho controló prácticamente todos los reinos y territorios cristianos de su época: Pamplona, Aragón, Sobrarbe, Ribagorza, Nájera, Castilla Vetula, León o La Bureba, e influyó notablemente en Asturias y Galicia. Fue un rey aperturista, que contactó con personajes del otro lado de los Pirineos, lo que significó un gran enriquecimiento intelectual para el reino. Y muy conciliador, ya que siempre trató de tender puentes para que los diferentes reyes cristianos no pelearan entre sí.

SDL: Esa es la más interesante. Cuál sería la más oscura?

BP: A mi parecer, la más oscura es la que se gesta con el asesinato de Sancho IV (1054-1076), despeñado por sus propios hermanos en Peñalén. Sancho no fue un rey demasiado acertado en sus políticas, que terminaron enfadando tanto al clero como a la nobleza. Por un lado, no permitió a los nobles hacer incursiones en los reinos de taifas para aumentar su patrimonio. Y, por otro, siempre parecía querer algo a cambio de las donaciones que hizo a los distintos monasterios de los que fue su benefactor. Aunque el monarca no era popular, el regicidio dejó al reino como muerto, sin reacción ante el posterior ataque de Aragón y Castilla que seguramente eran conocedoras cuando no instigadoras de lo que iba a suceder. El asesinato se silenció durante mucho tiempo en las crónicas históricas, hasta que el padre Moret (siglo XVII) encontró algunos documentos en los que se mencionaba el magnicidio y se acusaba a sus hermanos Raimundo y Ermesinda y a los mayores de su reino, de ser sus ejecutores. El reino de Pamplona se quedó descabezado, con parte del territorio anexado por la fuerza a Castilla (Nájera) y la parte nuclear absorbida por Aragón. El hijo de Sancho IV, García, fue ignorado como posible sucesor de su padre.

SDL: Y la más brillante y prolífica?

BP: En cuanto a la época más brillante destacaría dos momentos. El primero coincide con la llegada a la seo pamplonesa de Pedro de Roda (1083-1115), natural de Rodez (Francia) y el reinado de Alfonso I el Batallador (1104-1134). Sus políticas dieron realce al camino de Santiago y permitieron el crecimiento de Pamplona con el otorgamiento del Fuero de Jaca y la llegada de nuevos pobladores provenientes del Midi francés. El segundo momento sería el reinado de Carlos III el Noble (1387-1425), un gran diplomático, al que debemos el Privilegio de la Unión de Pamplona (8 de septiembre de 1423). Este rey convirtió Olite en la más hermosa sede real de Europa. El intercambio cultural que supuso su pasión por lo exquisito fue enorme. Coleccionó joyas, libros y relojes y atrajo a Navarra a los mejores escultores, joyeros, albañiles y constructores del momento. Es de destacar el precioso zoológico que tenía en el palacio real, con toda clase de animales exóticos, y los preciosos jardines colgantes.

 

 

SDL: Has escrito ya un buen puñado de libros sobre la historia de Navarra. Cómo eliges los temas?Se imponen ante algún acontecimiento o vivencia concreto o son fruto de una decisión sopesada y meditada?

BP: En mis primeras novelas los temas elegidos tenían, de alguna manera, una relación especial conmigo. Por ejemplo, estudié en el colegio de las Concepcionistas, que estaba en la calle Navas de Tolosa, y nací un 16 de julio, así que, en cierto modo, siento que estaba destinada a hablar de Sancho el Fuerte y a contar la Batalla de las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212). O a gestar una historia sobre la Junta de Infanzones de Obanos, después de pasar muchos veranos de mi vida en la mencionada localidad y oír hablar constantemente de los Infanzones. Ahora me fijo más en los personajes, en las enseñanzas o ejemplos que pueden transmitirnos con el testimonio de su vida, a pesar de que la distancia temporal con ellos sea muy grande.

SDL: En qué momento la periodista Begoña Pro decide dedicarse a escribir novelas históricas y por qué?

BP: Hubo un momento en mi vida en que mis circunstancias laborales me alejaron del periodismo. Y yo sentía la necesidad de escribir, de contar historias. Eso se juntó con el deseo de conocer la historia de mi propia comunidad foral. En mi casa, mi padre siempre ha tenido muchos libros de historia de Navarra y vi que era el momento de atenderlos más pausadamente, especialmente la Edad Media, que es el periodo histórico que más me apasiona. En el colegio, nuestra historia siempre había quedado en un segundo plano. Me daba pena que, cuando me habían hablado de Ricardo Corazón de León, nadie me hubiera dicho que se casó con Berenguela de Navarra, hija de Sancho VI el Sabio. O que cuando mencionaban a Enrique IV de Francia y su famosa frase: “París bien vale una misa”, nadie me dijera que antes de llegar al trono francés, había sido rey de Navarra, como Enrique III. O que cuando se nombraba a Fernando el Católico, nadie me contara que fue hermanastro de nuestro querido Príncipe de Viana, Carlos, quien debió heredar Navarra y Aragón. O que cuando se estudia la Divina Comedia, nadie me dijera que en ella aparecen nombrados varios personajes navarros.

SDL: Antes de eso hubo, seguro, una niña inquieta, curiosa e interesada por el pasado, por los reyes y reinas, por las aventuras Te interesaba ya todo esto cuando eras pequeña?

BP: Yo era una niña tímida y curiosa, que cuando viajaba con mis padres siempre me montaba mis propias historias en el coche. Me gustaba escribir más que hablar. Era muy reservada y lo pasaba muy mal cuando tenía que decir algo delante de extraños. Crecí leyendo las historias de Ivanhoe, de Miguel Strogoff, o los libros de Torres de Malory y viendo películas como La flecha negra o Robin Hood. Y en mi casa había un árbol genealógico de los reyes de Pamplona y de Navarra en la puerta del cuarto de estudio. Creo que todo eso generó un poso que se despertó a su debido tiempo.

SDL: Qué te dijo tu familia la primera vez que les hablaste de escribir y publicar una novela?

BP: Lo de escribir, a mis padres, mi marido y mis hijos no les sorprendió. Siempre me habían visto hacerlo y siempre se me habían dado bien las asignaturas que tenían que ver con los idiomas, la lengua y la literatura. Lo de publicar una novela sí que les extrañó más, sobre todo cuando les dije que iba a autopublicarla, porque nunca he sido muy lanzada para esas cosas y significaba implicarse mucho en la promoción y tener que hablar en público. De cualquier forma, me animaron y ellos han sido los que más me han apoyado durante todo este tiempo. Mi padre, al que también le encanta escribir, está muy implicado y siempre se brinda a hacer las primeras correcciones. Y a ser mi lector cero, junto a mi prima Ana.

 

 

SDL: Porque creo que al principio no lo hiciste muy público lo de escribir, digo. Era una pasión que alimentabas y cultivabas a ratos y sin hacer mucho ruido, me equivoco?

BP: Sí, tienes toda la razón. Era más una afición privada. Salvo una novela escrita en plena adolescencia que solo leyó mi prima Ana, nunca había compartido nada. Escribía para mí y no tenía mucha intención de publicar. Pero en el año 2009 me quedé en paro y empecé a tomarme más en serio lo de escribir, más que todo porque disponía del tiempo que no había tenido anteriormente. Fue cuando empecé a moverme para dar el paso siguiente: ese de buscar una editorial y de enviar manuscritos. La respuesta no llegaba, pero yo seguía escribiendo e investigando y disfrutando con las historias y los personajes que protagonizaban esas aventuras. Eran los años de la crisis y el tema editorial, como todo lo demás, estaba paralizado. Así que el año 2012 me decidí a dar el paso. Y luego llegaron Ttarttalo y Pamiela y pude hacer realidad ese sueño de dar a conocer a Miguel de Grez, a los Almoravid, a Berenguela, a Laraine, a la trovera del Runa y tantos otros personajes fantásticos.

SDL: Te has consolidado ya como una de las escritoras de novela histórica más sólidas de Navarra. Cuáles crees que son las claves para haber llegado a serlo?

BP: Me halaga que lo digas y te lo agradezco. La clave es la constancia, el rigor, el esfuerzo y tener siempre los pies en el suelo. Y, sobre todo, disfrutar muchísimo con lo que hago. Además, he tenido la suerte de encontrar gente maravillosa que ha creído en mi proyecto, desde mi familia y mis amigos, a mi editorial, pasando por los libreros. Y lectores agradecidos que siguen descubriendo a los infanzones, o a los banidos.

SDL: Además, todo cuadra. A los que te conocemos y sabemos por ejemplo que te encanta practicar esgrima, nada nos parece más lógico que verte convertida en escritora de novela histórica.

BP: Empecé a practicar esgrima hace siete años. Desde hacía tiempo tenía el gusanillo de aprender, pero en Navarra era imposible practicar esgrima medieval. Sin embargo, gracias a Roberto, al que tú conoces bien, descubrí la esgrima deportiva y fue todo un acierto. La esgrima no es solo un deporte, es un arte, un modo de vida. La primera vez que me apunté a un campeonato me temblaba la mano, igual que me temblaba la voz la primera vez que hablé de mis libros por la radio. Luego he tenido la suerte también de aprender algo de la escuela de la Verdadera Destreza y practicar con una espada ropera. La esgrima me ha enseñado a concentrarme, a tener paciencia, a desarrollar una estrategia, a aprender a conocerme y conocer a los demás, y a entender que, cuando se quiere alcanzar un objetivo, hay que estirar el brazo.

SDL: Cómo se hace para, siendo una persona tímida, desarrollar la capacidad de oratoria, bregar con el público en tantos entornos y tener siempre una respuesta brillante a mano?

BP: No creo que haya una receta, yo todavía estoy en ello. Pero llega un momento en tu vida en que tienes que aprender a enfrentarte a tus propios miedos y a superarlos. Y siempre he creído que en cada una de nuestras personalidades hay unos dones que compensan nuestras carencias. Yo soy introvertida, pero a la vez constante y con mucha fuerza de voluntad y eso me ayuda. Y luego está la experiencia, y nuestras vivencias, que nos aportan ese grado de madurez que necesitamos para enfrentarnos a los imprevistos que siempre surgen. A mí me ayuda preparar muy bien el tema y llevar varios apuntes en un portafolios. Aunque sepa que no los voy a utilizar, me da tranquilidad pensar que puedo consultarlos si lo necesitara.

SDL: Qué tal si tus hijos te dicen el día de mañana que quieren escribir, ser escritor o escritora?Qué les dirías?

BP: Yo siempre les digo que estudien lo que les gusta y les apasione, que luego la vida da muchas vueltas y no avisa cuando nos sorprende con alguna desgracia. Si me dijera alguno de ellos que quiere escribir, le animaría a intentarlo. No hay peor cosa que llegar a un punto de tu vida y preguntarte qué habría pasado si me hubiera atrevido a hacer algo que era mi pasión y no lo he hecho. La mayor escribe muy bien y tiene una sensibilidad muy especial para aprehender la esencia de lo que le rodea; aunque de momento tiene claro que no se va a dedicar a escribir.

SDL: Una cosa más, Begoña. En qué estás trabajando ahora y cuál será la próxima sorpresa que nos vas a dar?

BP: Tengo varios proyectos en los que estoy trabajando. Así que estoy bastante entretenida. El más inminente es la preparación de lo que será mi primera novela de corte fantástico y que espero poder presentaros muy pronto. En ella trato el tema de la empatía, de los odios que generamos, de los sentimientos y de cómo menospreciamos a quienes creemos inferiores. Vais a poder disfrutar de seres feéricos, pero en vez de hadas hay Lamias; en vez de dragones, Herensuge; y en vez de duendes, Prakagorri y Galtxagorri. Y, por otro lado, sigo escribiendo novela histórica. Ahora estoy centrada en los años veinte del siglo XIII y mi protagonista es una mujer muy vinculada con el reino de Navarra, hija de rey y madre de rey.

SDL: Eso promete nueva etapa en tu carrera como escritora. Y no nos lo perderemos. Gracias, Bego.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE