Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sopa de Letras
Sopa de Letras

En el cine con Robert Doisneau

Sopa de letras
En el cine con Robert Doisneau
Actualizada 08/03/2018 a las 12:02

Cómo era realmente el fotógrafo Robert Doisneau?Cómo llegó a convertirse en el icono de la esencia de lo "francés"?Qué había detrás del gran artista y de cada una de sus miles de instantáneas, capaces de evocar un tiempo pasado, vibrante y lleno de vida? Preguntas que buscan respuesta esta tarde en una sesión de cine documental a la que nos han convocado los fotógrafos Mikel G Otamendi y Xabier Ansó, de El Club Formación. El plan es ver fotos increíbles en pantalla gigante y pasar hora y media sentados en una butaca y comiendo palomitas con uno de los más grandes de la fotografía: Robert Doisneau.

 

 

Las 8 y media de la tarde de un martes en los Golem y el cine casi lleno. En esta sala no echan ninguna peli de las que acaban de llevarse los Óscars ni ponen la última de Transformers, estamos aquí para ver el documental titulado "Robert Doisneau a través de la lente", un íntimo retrato de la vida y trayectoria artística del fotógrafo parisino realizado por su nieta Clémentine Deroudille, directora de este impresionante trabajo de documentación. Aunque me encanta la obra de Doisneau, a idea no he querido indagar hoy en los recovecos de su biografía para poder sentarme en esta sala y que la peli me sorprenda.

La suave voz en off,que narra en francés la historia, nos cuenta que Doisneau fue hijo de un fontanero que murió en la I Guerra Mundial, y que trabajó desde niño. El joven Robert aprendió de forma autodidacta a hacer fotos con la única ayuda de los manuales de las botellas de los líquidos de revelado y las cajas de película. Le tocó vivir un tiempo difícil atravesado por la Gran Depresión y las dos guerras mundiales y, sin embargo, todo su trabajo está marcado por la esperanza. Su obra, cotidiana y vital, está llena de una especie de creencia en la capacidad del ser humano para la alegría.

Durante casi hora y media, la cinta permite aproximarse al Doisneau más humano de una forma diferente y personal. Su nieta va relatando los principales momentos de su vida y repasa la obra del fotógrafo desde ángulos tan poco conocidos como su casa, su taller, las calles y plazas que recorrió durante 40 años o desde los recuerdos que ella guarda de niña de su abuelo, el gran fotógrafo que pasó a la historia por su mirada, capaz de mostrar la vida a través de la lente no como es, sino como a él le hubiera gustado que fuera.

 

 

El documental es magnífico y a la salida del cine nadie quiere irse a casa. Hay algo del brillo de la mirada de Doisneau, de su luz, de su forma de ver la vida y de capturarla en sus fotos que se nos ha quedado pegada a nosotros en la retina. Así que Mikel y Xabi nos proponen comentar la película tomándonos un vino.

La mayoría de los que nos damos cita en el grupo de El Club Formación son fotógrafos y saben de qué hablan cuando comentan las fotos. Supunto de vista es tan interesante que lo más que puedo hacer yo es sacar la libreta y apuntar lo que escucho e ir revelando aquí sus principales ideas y comentarios en negro sobre blanco. Escribo y pienso en Doisneau, como si las palabras dieran forma a una instantánea más del fotógrafo francés resumida en cinco trazos a través de la conversación que fluye en el grupo de amigos y fotógrafos:

.............................................

Robert Doisneau y el realismo poético

Os habéis fijado en la técnica? La técnica ha cambiado, pero la mirada sigue siendo genial y muy actual.Su estilo tranquilo e iluminado ha hecho que algunos le llamen el padre del "realismo poético".

Sí. También es uno de los impulsores de la fotografía humanista junto con Cartier-Bresson y Ronis, pero como peculiar habría que destacar el hecho de que Doisneau era un fotógrafo que vivía y disfrutaba de la vida y luego lo plasmaba a través de su objetivo. Eso le hace diferente.

Creo que en toda su vida llegó a sacar cerca de medio millón de negativos en los que fue capaz de capturar como nadie la esencia de la vida cotidiana de París a puro de verlo a diario, de vivirlo y de sentirlo. Vale que erael fotógrafo empeñado en mostrar la vida "no como es, sino como debiera ser", pero no se puede olvidar también quela obra de Robert Doisneau debe entenderse como una fiel constancia de un mundo ávido por dejar atrás la oscuridad de los totalitarismos.

Aparentemente, Doisneau fluía en la vida y con la vida y eso es lo que se deduce de sus fotgrafías. Sin buscar pretensiones ni centrarse en el resultado. como queriendo llevar la contraria a las vanguardias, su máxima era la naturalidad y la sencillez.

 

 

 

Robert Doisneau, el fotógrafo de lo cotidiano

Me encanta la normalidad de sus fotos. El fotógrafo de lo cotidiano, así le llamaban también. En un momento del documental donde aparece el propio Doisneau entrevistado dice claramente: "Salir de mi entorno, viajar a otro país y no conocer el idioma me complicaba mucho la vida, así que siempre he preferido fotografiar mi entorno, lo que conozco y tengo más cerca".

Pero yo creo que hay algo más en esas palabras. Puede ser que no tuviera ambición o una gran curiosidad por viajar o descubrir otras forma de vida, pero además de esas palabras se puede deducir su modestia. Su honestidad. Su falta de pretensión: no hace falta viajar a la India o a China para capturar el alma de la vida.

 

 

 

Robert Doisneau puso el foco en su entorno

Y tanto que sí. Lo puso en sus calles, en su barrio, en su ciudad, París, en su cultura, la francesa, pero también en sus amigos y en su familia, su mundo entero está reflejado en sus fotografías.

La implicación familiar que se ve ahí también es increíble. La capacidad que tenía de sumar su pasión e integrarla en su vida. Las fotos con sus hijas y los niños de la familia posando como modelos, al igual que buena parte de su entorno y amigos. Su mundo era un escenario perfecto para él, en toda su amplitud sin importarle cuestiones hoy tan en boga como los derechos de imagen o la protección por nuestros hijos y la infancia en general

Esas fotos que nos resultan tan interesantes, serían igual de interesantes entonces para sus coetáneos? Es necesario el factor tiempo para valorarlo en su propia medida. Es posible que sea necesaria cierta distancia física y temporal para apreciar en su justa medida a este gran fotógrafo.

Era un pionero en lo suyo, siguiendo una intuición que le mantuvo en vilo a la búsqueda de la imagen perfecta durante toda una vida, con pasión, dedicando su vida a eso. En esto radica su magia: no buscaba más allá de captar el momento y toda la fuerza de ese instante de vida.

 

 

 

Robert Doisneau y la liturgia de la fotografía en esencia

Otra cosa que me ha llamado la atención viendo el documental: No tiene nada que ver la forma en que él sacaba las fotografías a cómo las sacamos ahora nosotros. Es otro mundo y ver el documental puede invitar también a reflexionar en torno a la importancia del detalle y de los tiempos.

Es cierto y pienso como tú. Ahora todo es rápido y fácil. Antes se pensaba la foto, el escenario, el momento del día, la luz... la facilidad de la técnica hoy en día hace que no demos importancia al disparo y por eso, el arte de la fotografía pierde parte de su liturgia y de su excepcionalidad para convertirse a veces en un mero pasatiempo. Yo soy defensor de sacar cada vez menos fotos. Menos es más. El objetivo en mis últimos viajes es reducir el número de fotos y dejar de sacar fotos por sacar.

 

 

 

 

Robert Doisneau y cara B

Todos idolatramos un Robert Doisneau icónico: el del París de los suburbios porque cuando se fue a otros lugares, las fotos de Palm Spring por ejemplo, o llegó la moda del color y él experimentó con esta técnica, entonces no gustó tanto...

A mí me gustaría haber escuchado también algo sobre su lado más oscuro, sus fallos, sus fracasos. Tendemos a idolatrar a los grandes maestros, a los referentes en cualquier arte o disciplina y en esa época seguro que había quien no se vio satisfecho con su trabajo o para quien no cumplió expectativas.

De hecho, dicen que murió precisamente de los disgustos que le dio la foto más famosa que hizo, la del beso, porque en cuanto le llegó la fama, comenzaron a aparecer personas que reivindicaban ser los protagonistas de esa foto y querían derechos de autor. Al final, el éxito quizá fue demasiado para él.

 

 

 

Puede que tengas razón pero aporto otra forma de verlo: Cuál era su parte más brillante? Robert Doisneau hizo de la luz una poderosa fuente de esperanza. Quizá su modestia, ese hecho de no haber sido capaz de salir de su entorno y dar el paso fue precisamente la que luego le catapultó al éxito porque hubo un momento en que su genialidad trascendió todas las fronteras y los límites y su mirada se hizo universal...

..........................................................

Es tarde. Hora de poner punto final a la tertulia. Y si movemos de aquí? Son casi las once de la noche y mañana trabajamos la mayoría, así que mejor sacarnos ahora la foto, antes de que cada uno coja su camino.

Hecho. Eso sí, nos vemos en la próxima que organice El Club Formación. Gracias, Mikel y Xabi: ha estado genial. Avisad para nuevos encuentros, por favor.

 

 

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE