Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sopa de Letras
Sopa de Letras

Esta es la historia de un sueño

Sopa de letras
Esta es la historia de un sueño
Actualizada 15/07/2016 a las 21:06

Bobinas de cable industrial que son mesas de lectura, listones de madera que dan forma a un original techo, una máquina de coser antigua que es un lavabo y dos gerentes que en vez de libreros se definen como soñadores, ideólogos y 'manitas'. Es la radiografía de mi último descubrimiento en materia lectora: una librería donde se respira la magia, donde defienden la amabilidad como bandera y donde te sirven las ‘Letras a la taza’.

Está ubicada en la calle de mi infancia, Herrerías. En mi ciudad natal, Tudela. Y en un local donde recuerdo que hace muchos años había una carnicería, donde de niña solía acudir con mi madre a comprar, y donde aún parece que puedo ver las paredes blancas, el expositor de cristal queexhibíalas piezas de carne, y hasta sentir el aroma de la vida y del tiempo pasado entre los hilos de la memoria.

Ahora en ese local un par de jóvenes ha abierto una librería-cafetería y eso no sería del todo una novedad si no fuera porque más allá de las estanterías con libros, o de la posibilidad de entrar a tomarte un aperitivo o un café, hay mucho más que una librería. Lo que respira entre esas paredes es un sueño hecho realidad. El sueño del tudelano David Martón, de 39 años, y del barcelonés Miguel Iglesias, de 33, que se remonta a cuando ambos se conocieron hace 6 años trabajando en otra librería y, más en concreto, a los momentos en que se tomaban juntos el café y fantaseaban acerca de cómo sería la librería de sus sueños.

 

IMG_2266

 

Ya entonces este lugar estaba en su mente. Un lugar donde “más que vender libros, los libros fueran una forma de estar en el mundo, un viaje y un destino, y hasta una galaxia, si es necesario, donde los eventos, las presentaciones, los conciertos, las exposiciones de pintura y otros muchos momentos especiales orbitaran alrededor de los libros”, me explica David.

Y a mí, que me gusta mucho la idea de imaginar el mundo en torno al libro como una galaxia, me gusta escucharle y disfruto al observar cómo me lo cuenta, con esa fascinación que se puede ver en sus ojos. Seguramente es la misma luz y la misma fascinación con la que observaba los planetas en su infancia. Y es que David, cuando era niño quería ser astronauta, aunque luego estudió diseño gráfico. Miguel, sin embargo, quería ser informático, y lo logró.

 

IMG_2286

 

Sus profesiones son unas y su ejercicio laboral es otro, pero no importa. Ambos sienten que toda su vida se han estado preparando para esto, para pilotar una nave llena de libros que navega por las vidas de los tudelanos y los envuelve a veces en un torbellino de actividad: “Queremos ser un referente cultural y de ocio, cuidar y mimar a los tudelanos, ofrecerles un espacio de encuentro que sea para todos, acercarnos desde el cariño a todo el que se asome a nuestro local. Y así, sentimos que estamos haciendo lo que deseamos hacer”, me cuenta Miguel. “Siempre he hecho lo que me hacía feliz. Es algo que me inculcaron mis padres y que he llevado a cabo toda mi vida. No podría invertir mi tiempo y mi energía en algo en lo que no creyera o que no me llenara, aunque a veces decir esto suene a locura o a inconsciencia, es lo que siempre he hecho. Este proyecto me hace sentir vivo, siento que hago lo que quiero y eso es todo lo que necesito saber”.

 

IMG_2274

 

Lo mejor de todo es que el plan funciona. El otro día mi amigo Victor Küppers escribió algo que me gusta recordar de vez en cuando y que hoy traigo a colación: “La clave para ser feliz es ser amable”. Y es verdad. Y David y Miguel lo saben bien y lo ponen en práctica a diario. “No podemos quejarnos en absoluto. Desde que abrimos 'Letras a la taza' hace año y medio, nos está yendo muy bien. En todos los aspectos, pero sobre todo nos llama la atención el cariño querecibimos de la gente, los agradecimientos, los comentarios de muchos amigos, clientes y usuarios que nos dicen que aquí se sienten muy bien y que les encanta hacer una parada en nuestra zona de cafetería o pasarse a disfrutar de los eventos que organizamos en la bodega casi a diario. Más que el hecho de que a la larga el negocio funcione, eso nos anima a seguir adelante y nos corrobora en la idea de que algo estamos haciendo bien. Pero no ha sido fácil:al principio nos llamaron locos. Fue gracias a que los dos contamos con el apoyo de nuestras parejas que pudimos sacar adelante este proyecto, porque casi nadie apostaba por nosotros y menos aún nos auguraban ningún tipo de éxito”.

 

IMG_2268

 

El éxito hay que trabajárselo, les digo. Y asienten. Me confiesan que trabajan mucho, que casi viven en este lugar, pero que como sus familias les acompañan y a veces incluso se puede ver a sus hijos pequeños sumarse al rincón dedicado a la lectura infantil, pues todo se hace mucho más llevadero. Y sueñan. No han dejado de hacerlo ni un momento desde que empezaron a pensar en este proyecto. Y son curiosos. Y por eso no dejan de preguntarse cómo pueden mejorar, si pueden sumar alguna nueva actividad a las que ya ofrecen, si pueden aprender algo nuevo cada día de quienes les visitan o si pueden seguir expandiendo ese universo suyo en torno al libro.

 

IMG_2295-2

 

El dedicar la bodega a lugar para eventos ha sido un acierto.Al igual que prestar mucha atención al espacio dedicado a los niños porque ellos son el futuro.Ahora tenemos también en marcha una pequeña editorial. Se llama ‘Cierzo’. Tiene el mismo nombre queel viento que campa a sus anchas por estas tierras de la Ribera navarra. Y nosotros, como el Cierzo, publicamos lo que nos da la gana y cuando nos da la ventolera. En este momento estamos volcados en el proyecto literario de una joven luchadora que se llama Amalia Romero. Una chica que ha decidido contar su experiencia como enferma de cáncer y ha escrito el libro titulado ‘Mi cáncer: cómo despertar al amor’. Los beneficios que obtengamos con la edición queremos destinarlos a crear una plaza de psicólogo especializado en tratar a personas que sufran esta dolencia”, me cuentan.

Están así de locos. Así de maravillosamente locos. Y les pregunto por lo que han aprendido en este tiempo: “Hemos aprendido lo importante que es cada una de las personas que nos visitan. Todas y cada una en su individualidad. Hacerlos sentir especiales porque lo son. Hacerlos sentir bien porque no puede ser de otra forma. Y abrirles las puertas de nuestro local librería-cafetería, porque nos gustaría que el tiempo que estén con nosotros sean un poquito más felices”.

No hay más que hablar. Me quedo. Quiero más y más de estas ‘Letras a la taza’. Enhorabuena, Miguel y David, ygracias por hacernos volar, por mostrarnos el universo que se esconde tras los libros, y por llevarnos hasta el infinito... y más allá.

 

IMG_2272

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE