x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sopa de Letras
Sopa de Letras

Pintando libros en verano

Sopa de letras

Pintando libros en verano

Actualizada 03/06/2016 a las 23:34
Etiquetas
A+ A-

Esta es la historia de lo que ocurrió el verano pasado en un colegio de Mississippi. Dos profesoras amantes dela lectura, con la ayuda deun grupo de estudiantes, consiguieron transformar los aburridos pasillos desu centro escolaren una animada biblioteca y, lo que es mejor, contagiaron a muchosel gusto por los libros.

Elizabeth Williams y Stacey Butera sonprofesoras de la Escuela Biloxi en el estado de Mississippi. El año pasado, poco antes del verano,se les ocurriólabrillante idea de convertirlas taquillas del pasillo de octavo grado en auténticas obras de arte literarias. Querían darle un poco de color y animar el aspecto físico del pasillo, pero de fondo estaba la idea de fomentar el interés por la lectura entre los estudiantes.

 

13382236_1096024360455442_110835792_n

 

Para llevar a cabo la idea solo necesitaron unos cuantos botes de pintura, pinceles y la ayuda de un equipo de medio centenar de estudiantes del propio colegio que se apuntaron como voluntarios a la actividad de lavado de cara de los aburridos pasillos del colegio. Después de un par de semanas de trabajo nada más terminar el curso escolar,lo que antes era un camino gris y anodino hasta las aulas se convirtióenuna biblioteca de tamaño natural que, según dicen los profesores y hasta los propios estudiantes, ha conseguido contagiar el entusiasmo por los libros a muchos de los cerca de 1.300 estudiantes de la escuela.

El esfuerzo central no estuvo enpintar las taquillas, sino en el hecho de decidir qué libros serían los seleccionados para ser pintados en las taquillas: "Pasamos horas y horas discutiendo cuáles serían los libros que quedarían reflejados en las 189 taquillas.Queríamos que fueran libros de nivel, que atrajeran el interés de los buenos lectores,pero también queríamos que fuera una selección que abarcaratodos los niveles de lectura. Tuvimos comoreferenciala lista titulada '100 Libros que hay queleer antes de graduarse' y también añadimos nuestros libros favoritos y nos aseguramos de que los clásicos estuvieranrepresentados", dicen las dos profesoras que dirigieron el proyecto.

 

13349032_1096024377122107_123692031_n

 

Una vez seleccionados los títulos de los libros, se plantearon contarconuna pequeña donación para ayudar a cubrir los gastos. Así que hicieron un llamamiento a través de Facebook en busca de donaciones, tanto para conseguir la pintura como para lograr un número suficiente de voluntarios. En muy pocos días tenían recursos más que suficientes, así que se pusieron en marcha con la idea.

"En pocos días teníamos fondos de sobra, contábamos con la ayuda deun profesor de matemáticas que es muy bueno en el arte de reclutar voluntarios, contamos también con la ayuda de profesores de otras escuelas que querían apoyarnos, teníamos dos profesores de inglés jubiladosen el grupoy varios clubes de estudiantes que querían colaborar. La respuesta fue abrumadora", cuentan las dos maestras.

 

13341959_1096024343788777_1317381438_n

 

"Y no solo nos sorprendió la respuesta logística. Los resultados han sido estupendos en lo que respecta al objetivo final de animar a la lectura. Inclusoestudiantes que nunca se interesaron por el hecho de leer ahora están haciendo preguntas.Los estudiantes han comenzado a hablar de libros y hasta presumen delos títulos que han leído. De repente es como unhonor poder decir que han leído estos libros que ven a diario en el pasillo".

Han despertado el gusto por los librosy por la lectura enalgunos estudiantes. PeroWilliams dice que el proyecto también ha abierto los ojos de los maestros y ha avivadoincluso su propio amor por la lectura:"La idea de pintar los libros y tenerlos así tan presentes en el colegio, de esta forma tan gráfica ytan simbólica a la vez, nos hizopensar en cosas que no pensábamos antes", dice. "Los maestros solemos recordar a nuestros estudiantes que hay una biblioteca en la ciudad o en el propio centro escolar, peroa veces lo damos por hecho y somos nosotros quienes no lo tenemos muy en cuenta.Con este recordatorio cotidiano,a muchos se les han abierto los ojos e incluso el apetito lector".

 

13382230_1096024363788775_1448310641_n-2

 

Williams y Butera están sorprendidas y encantadas con el resultado de la idea. A lo largo de estos meses han estado recibiendo consultas y felicitaciones por parte deotrasescuelas de otros puntos de Estados Unidos y de escuelas de todoel mundo que han visto lo que hicieron con las viejas taquillas y el monótono pasillo y se han inspirado en esta sencilla iniciativa para hacer algo similar.

Podemos exportar la idea? Nosotros normalmente no tenemos taquillas, peroes probable que sí encontremos algunos pasillos aburridos y espacios en blanco en los centros escolares de nuestros barrios y ciudades, que podrían lucir así de atractivos, rabiosamentebibliófilos y hasta tentar a los estudiantes a caer en los brazos de un buen libro.

Ahora que comienza el verano es buen momento de tomarle el pulso a la idea y planearlo. Se necesitan un par de profesores entusiastas y amantes de los libros, unos cuantos botes de pintura y un grupo de estudiantes voluntarios con ganas de transformar el colegio o la escuela en una biblioteca llena de historias, de posibilidades y de sueños... Quién se anima?

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra