x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sopa de Letras
Sopa de Letras

La transformación de Kristina

Sopa de letras

La transformación de Kristina

Actualizada 13/05/2016 a las 12:53
Etiquetas
A+ A-

El talento ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Desde el mundo del arte al de la escritura, la historia de la pintora costarricense Kristina Sánchez-Mills está jalonada de pérdidas y de sufrimiento, pero también de una desbordantecreatividad capaz de superar obstáculos e inspirar a otros. No importa si usa el pincel o la pluma, su arte mueve y conmueve.

 

13224162_1394775693881460_735666983_o

 

Kristina es una de las pintoras más talentosas y reconocidas de la ciudad de Chattanooga y hoy me ha invitado a su estudio. Quiero conocerla más de cerca. Quiero ver y sentir lo que expresan sus cuadros, lo que hay detrás de esas imágenes oníricas y exóticas que parecen estar impregnadas de magia; y quiero conocer de primera mano sus proyectos, entre los que se cuentan la publicación de varios libros.

Ha participado en numerosas exposiciones, imparte clases de arte y, en las últimas semanas, una de sus pinturas ha sidoseleccionada para anunciar (junto con un hermoso poema del boliviano Homero Carvalho) un simposio sobre arte latinoamericano que se va a celebrar en la ciudad italiana de Venecia, organizado por 'Progetto Arte Sette Lune'.

Observo su estudio y la fuerza de su arte es impresionante. Sus pinturas, impregnadas del color y delos aromas de la jungla, hablan de la vida y de la muerte, de la femineidad y la espiritualidad que anidan en su interior, de la naturaleza salvaje, de los animales y de las selvas de Costa Rica, pero también hablan de dolor y de sufrimiento. En su vida ha habido de todo, como ella misma explica: "Mi vida es un constante aprendizaje, una especie de transformación, como ocurre en mis cuadros. He sido afortunada por conocer el más elevado amor humano, el de mi madre, el de mis hijas y hermanas, el de mi esposo, y sobre todo el de Dios; pero también he conocido el dolor más fuerte que puede existir tras perder a una de mis hijas a los 12 años, o la angustia de sufrir maltrato y vejaciones desde la infancia por parte de hombres que pasaron por mi vida, como mi padre y mi ex marido, y que no sabían amar sino sembrar dolor".

Su mirada es oscura como la noche, pero a la vez brilla y está llena de luz, especialmente cuando me habla de las fuentes de las que bebe su pintura: "Me inspiro en la realidad, en lo que vemos y en lo que sentimos. En todos sus matices, creo que no soy capaz solo de quedarme con un ángulo, una sola perspectiva, sino que mi visión artística está a veces llena de colores porque así es como la realidad se muestra ante mí. Desde los más brillantes que acompañan a las vivencias más próximas a la felicidad o al entusiasmo y la pura alegría de vivir, hasta el negro y los grises que empañan los momentos más difíciles, y que se quedan en mi paleta como recordatorio del dolor y del sufrimiento. En este cuadro que han seleccionado en Venecia ocurre eso mismo. Es una pintura titulada Transformación' que está inspirada en la cultura indígena y los pueblos inca y aymara,en la sabiduría y en la tradición en torno a las leyendas del Machu Picchu, pero es también una pintura que no calla el sufrimiento y el orgullo de un pueblo y su lucha frente al conquistador".

 

FullSizeRender

 

Pero llegar hasta aquí no ha sido fácil para Kristina. Desde su país natal, Costa Rica, hasta los Estados Unidos ha tenido que recorrer un largo y a veces tortuoso camino que la ha ido moldeando hasta llegar a serla artista que hoy es: "Fui una niña muy tímida y un poco solitaria. Me gustaba estar sola y pintar y crear. Hubo un tiempo en que construíamuñecos y figuras con papel y me convertí en la proveedora de juguetes artesanos para muchos de mis amigos y vecinos. Creo que fue entonces, en aquel momento de miadolescencia, cuando sentí que lo que yo hacía valía para algo y que yo era capaz de crear", explica.

Para entender esa necesidad de probar su valía a tan temprana edad, quizá hay que tener en cuentaque la infancia deKristina no fue ni fácil ni ortodoxa. Se crió con un padre "que nos trató como su familia ilegítima"; sufrió abusos por parte de un familiary durante años apenas tuvo contacto con el mundo exterior, más allá de su círculo familiar más cercano. "Quizá mi afán por la pintura, mi absoluta necesidad de encontrar una vía de expresión a través del arte, hunda sus raíces en aquellos años duros y tristes en que la figura paterna y por extensión la figura masculina suponían una amenaza y una fuente permanente de miedo para mí".

 

13234986_1394775650548131_1812424231_o

 

Sin embargo, no es esa infancia dolorosa la única herida que ha dejado una huella en el alma de Kristina. A eso hay que sumarleel desengaño de varias relaciones personales, como su primer matrimonio o la prematura pérdida de una de sus hijas muerta de leucemia en 2004: "Durante muchos años sentí que la vida me ponía continuamente a prueba. Parecía que nada fuese suficiente, como si no hubiese esperanza para mí. A la par que tenía esos sentimientos, alternaba con etapas de intensa creatividad y de felicidad al lado de mis hijas, de mis hermanas o de mi madre. Siento quelas mujeres de mi vida nutrieron toda la carencia de amor o la falta de estima que arrastraba en otras parcelas de mi existencia.Aprendí que las tribulaciones de la vida o te destruyen o te construyen, para mi la única alternativa es la segunda".

Y las mujeres, todas ellas, están muy presentes en sus pinturas. Las indígenas, las madres, las hijas, las hadas, las misteriosas sirenas, las bellas odaliscas, las curanderas, las magas de la selva, las niñas, las ancianas... todas ellas son como elementosde una misma mujer, del ser femenino en toda su extensión, de la propia Kristina, en definitiva.

 

13214805_1083049885086223_1925832382_o

 

Cómo se lleva a cabo una transformación íntima y artística como esta?: "Hay fuerzas dentro de cada persona, de cada mujer, que no sospechamos hasta que las necesitamos y echamos mano de ellas. Cuando fui consciente de mi talento para el arte, comencé a expresarme a través de él, fue mi refugio. Luego, en los peores años de mi matrimonio, con mi niña enferma y sin un estatus legal ni recursos económicos para defenderme en los Estados Unidos, decidí utilizar los conocimientos que había adquirido en la universidad cuando estudié Derecho, para defenderme y salir de aquella situación de abuso e indefensión. También fue entonces cuando descubrí a Dios. Y más tarde, cuando he sentido que yo era la única vía para ayudar a otras personas, como cuando enfermó mi madre, entonces he puesto mi vida y mis recursos a disposición de esa situación. Creo que ese ha sido el camino de mi transformación: la búsqueda de la fuerza en mi interior, al servicio de los demás,en lucha permanentepor salir adelante".

Ahora Kristina Sánchez-Mills está inmersa en varios proyectos. Desde el fallecimiento de su madre hace un par de meses no ha parado de pintar. Su creatividad está en uno de los momentos más álgidos de su carrera. A la par, avanza en un proyecto de escritura: quiere publicar al menos dos libros en un futuro próximo: "Un libro donde contaré mi experiencia vital acerca de los malos tratos, para poder ayudar a otras mujeres que estén en la misma situación que yo tuve que sufrir. Además, como abogada, mi formación me permite ser de más ayuda. El otro libro, más especial, será un libro que está contado desde la perspectiva de un niño. Un niño que tiene un hermano sufriendo cáncer y cuenta su manera de ver el mundo desde esa dura situación. Tengo que reconocer que, a veces, puedo ser muyintrovertida y me cuesta salir ala calley mostrarme, siento una tendencia a recluirme en mí, en mi mundo y en mis pinturas... pero me gustaría ayudar a otros a través de mi experiencia y pienso que la escritura puede ser otra herramienta, más allá de la pintura, para seguir avanzando poco a poco en mi transformación personal".

Me quedo un rato disfrutando de las pinturas que jalonan las paredes de su casa. Todas están cargadas de simbolismo, de mensajes, de fuerza. Son como un viaje. Algunas me hablan de lugares físicos. Otras, y más aún ahora que conozco su historia, me hablan de un lugar interior llamado alma. Un lugar íntimo al que hoy esta impresionante pintorame ha invitado a viajar, como si sus cuadrosfueran puertas secretas, hacia otro espacioy otro tiempo.

Gracias, Kristina.

 

13199317_1083049915086220_758223925_o-2

 

 

13199474_1394775620548134_1858014442_o

 

 

13230847_1083049895086222_879883773_o13199438_1083049875086224_648590911_o13224133_1083049868419558_458549583_o

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra