Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sopa de Letras
Sopa de Letras

No hay fórmulas mágicas

Sopa de letras
No hay fórmulas mágicas
Actualizada 27/03/2016 a las 01:00

Los he escogido al azar, son estudiantes universitariosy hablamos de libros. Del placer de la lectura. No solo les pregunto si les gusta o no leer, o si tienen alguna lectura pendiente en la mesilla o cuáles son sus gustos literarios, sino que también quiero saber cuál es el origen de sus hábitoscomo lectores. Las respuestas me sorprenden. O no. Todos ellos fueron iniciados en el gusto por la lectura cuando eran pequeños. Al parecer, no hay fórmulas mágicas.

Tienen alrededor de 20 años, viven en Tennessee pero con orígenes y procedencias muy dispares, y a todos ellos les gusta leer. Nos hemos reunido en una aula, y en un tono distendido y relajado, hablamos de libros. Hoy me planteo poner en práctica una especie de experimento más, en mi afán por seguir delineando el mapa literario y lector de esta zona de los Estados Unidos donde vivo. Un tanteo sencillo pero que puede resultar interesante a la hora de sacar alguna conclusión acerca de cómo se puede incentivar el hábito de la lectura entre los jóvenes, tomándoles el pulso a este grupo de estudiantes universitarios. Y si funciona o no, la estimulación temprana y la orientación desde la infancia. Vamos a la práctica:

Breanna Johnson estudia Enfermería. Se prepara para trabajar en una ambulancia y ejercer de sanitaria en ámbitos probablemente complicados. Me cuenta que le gustan los buenos libros de aventuras, "los que me logran meter en una historia trepidante que me hace salir de la rutina". Ahora lee la saga de los 'Juegos del hambre', pero está deseando sacar tiempo y leer la saga de 'Harry Potter', "porque todo el mundo me habla de ellos, de que están llenos de aventuras, misterios y de magia, y eso me encanta". Y en el origen de su hábito como lectora, reconoce la influencia de los cuentos infantiles: "Siempre leía cuentos cuando era niña. Era algo así como meterme en aquellos mundos mágicos. Me considero una lectora ecléctica y siempre voy más allá de géneros o etiquetas, así que a veces me gusta volver a leer aquellos cuentos decuando era una niña y volver a revivir esos recuerdos y aquellos momentos".

 

IMG_8098 copia

 

A Jordan Powell le apasionan los libros de acción "porque me divierten, me estimulan, me inspiran y a veces me permiten vivir experiencias que nunca podría vivir en la vida real". Estudia Logopediay uno de los últimos libros que ha leído y ha disfrutado pertenece a la serie de los'Hardy boys': "Me gustó mucho la parte en que se desarrolla la tarea detectivesca de los personajes. Hay muchos misterios que resolver y eso hace que el libro sea muy entretenido, algo que estaba buscando en el momento en que lo leí. En esa misma línea, tengo pendiente leer la serie de 'Artemis Fowl'", me explica. En cuanto a sus primeros recuerdos asociados a los libros "están localizados en el mundo de Merlin y las leyendas del Rey Arturo. De pequeño leía historias y cuentos medievales. Me fascinaban y de alguna manera siguen influyéndome".

 

IMG_8092

 

Catalina Hannah es una gran lectora, estudiaNegocios y Administración de Empresas y tiene muy claros sus gustos literarios: "Me siento muy atraída por los libros que se desarrollan en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Ahora tengo en mente leer un libro de Judith Pearson titulado 'The wolves at the door', acerca de la historia de una espía en este conflicto bélico. Los libros me permiten viajar a otro momento de la historia, vivir otras vidas y aprender. Que cómo me aficioné a la lectura? De la mano de mi padre. A él le gustaba que yo leyese y lo consiguió. Me decía que, por cada minuto que invirtiera viendo la televisión o jugando a videojuegos, tendría que pasar otro minuto leyendo. Poco a poco comprendí que el mundo más interesante y divertido no era el de la tele o el de los videojuegos, sino el que encerraban las páginas de los libros, esperando a que yo los descubriera".

 

IMG_8095

 

Christopher Hernández estudia Política Global y está muy enfocado en lecturas que tratan acerca de los derechos humanos: "Me gusta leer porque de cada libro aprendo algo nuevo. Sobre todo cultura e historia de otros países o lugares que me gustaría visitar. En especial, me interesan los libros que analizan las sociedades o las historias de denuncia. Un libro que terminé hace poco y que me ha dejado huella es 'City of Thorns', de Ben Rawlence. Trata del campo de refugiados más antiguo del mundo, con más de 26 años de historia, que fue abierto en 1990. Me hizo pensar que ahora con la tragedia que se vive en Siria y todos mirando hacia oriente, podemos creer que este es un fenómeno reciente, pero no lo es. Es la realidad cotidiana de millones de seres humanos que viven en campos de refugiados desde hace décadas en lugares de todo el mundo". Le preguntocuándo se aficionó a la lectura: "Mi madre me contaba cuentos todas las noches. Hay un libroque siempre recuerdo porque me gustaba que me lo leyera una y otra vez. Se titula 'Love you forever', de Robert Munsch. Y cuenta la historia de una madre que le narrahistorias a su hijo desde que era un bebé, arrullándole entre sus brazos. Y cuando la historia termina esel hijo quienacoge a su madre anciana entre sus brazos, y esél quien le cuenta cuentos cada noche, al final de sus días".

 

IMG_8091

 

Alexa Smart estudia Marketing y se siente atraída por los libros de misterio. "Aquellos que atrapan mi atención o despiertan mi interés porque hay que resolver algún tipo de enigma son mis libros favoritos. Creo que necesito tener siempre cerca un buen libro porque estudio negocios y necesito ponerle un poco de emoción a mi vida, en especial en esta etapa universitaria en que invierto la mayor parte de mi tiempo en las aulas o estudiando. Mi libro de cabecera en este momento no tiene enigmas, se trata de 'One face', de Sarah McDougal, un libro deempresa. Pero mis libros de la infancia estaban llenos de brillo y de emociones. Me encantaba leer las historias de Disney. Mis padres se encargaron de que nunca me faltara al alcance de la mano un título que me estimulara. Mi favorito siempre fue 'El libro de la selva'".

 

IMG_8096

 

Parece que va a ser ciertoaquello del'Siembra, que algo queda', también en cuanto a la estimulación de la lectura se refiere. A la simple prueba que acabo de realizar me remito. Al cien por cien, el resultado es sí, funciona. No hay una sola fórmula mágica que consiga alimentar elgusto por leer, perosus padres sembraron el amor por los libros en estos chicos cuando eran pequeños. Y ahora estos jóvenes recogen elfruto de su hábito por la lectura.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE