Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sopa de Letras
Sopa de Letras

Tumbados a la bartola

Sopa de letras
Tumbados a la bartola
Actualizada 22/01/2014 a las 04:21

En mi infancia, cuando un alumno se portaba mal en el colegio, el profesor le enviaba “al rincón” para que reflexionara y mejorara su actitud. Pues bien, en las aulas de la Escuela Primaria Hillcrest, de Tennessee, los envían al "Rincón del libro". Sin ánimo sancionador, les incentivan de esta forma para que dediquen a diario un rato a la lectura, para que piensen, aprendan y disfruten con un libro entre las manos. Y todo esto, al tiempo que se relajan, tumbados a la bartola. El objetivo final no es otro que fomentar la lectura proponiéndola como una actividad accesible y muy muy cómoda.

 

leer tirados a la bartola

 

La directora de este centro, Angelia Askins, y el resto del equipo docente tienen en mente un rumbo claro para el colegio y para todos sus estudiantes: inculcarles la pasión por la lectura. Askins asegura que muchos estudiantes no pueden leer en casa “por falta de tiempo, de recursos o porque no han adquirido este hábito en su hogar, por lo que es importante facilitar en la medida de lo posible esta actividad en el aula”.

Conseguir asociar lectura y placer es prioritario: "Hay tantos niños que simplemente no tienen acceso a los libros, que si conseguimos que asocien este hábito con el relax y con algo placentero, estaríamos ya dando en la diana. Queremos que los alumnos sean capaces de venir a este salón entre clases y les apetezca acurrucarse tumbados en cojines, con un libro en las manos, a leer".

Los llamados Rincones de libros son fruto del último acto de generosidad que está llevando a cabo la Fundación Annenberg School for Children,que ha invertido 650.000 dólares en las Escuelas del Condado de Hamilton en los últimos cuatro años, básicamente en libros. Además, como un regalo añadido, esta fundación ha comprado 13.000 libros y lámparas, estanterías, alfombras y cómodos cojines para 16 aulas en dicha escuela. Ahora, cada aula tiene estantes forrados con contenedores de libros organizados por temas y de forma alfabética. Espacios agradables, iluminados de forma intencional y cálida, mullidos y muy confortables donde dejarse llevar por la magia de un libro. Todo un manjar bibliófilo al alcance de los niños, listo para ser disfrutado.

"Es realmente un magnífico proyecto para esta escuela. Primero porque muchos niños tienen ahora fácil acceso a la riqueza de los libros", dijo Dan Challener, presidente de la Fundación para la Educación Pública. "Y todo esto ha sido posible por la tenacidad y el impulso que han dado al proyecto los propios maestros de esta escuela. Querían lograrlo para sus estudiantes, sabedores de que un mayor y mejor índice del ratio de lectura mejora el nivel académico a largo y medio plazo".

Lamarianna McDaniel tiene 10 años y es estudiante de este centro. Le encanta leer. Tanto, que no puede dejar de hablar de sus libros, de sus gustos literarios, de lo mucho que disfruta leyendo. Fantasía, biografías, libros de ficción y no ficción, incluso novelas y ensayos. Lamarianna quiere leerlos todos y adora acurrucarse entre los cojines del Rincón del libro en su colegio. Dice que eso la hace feliz.

"Creo que la lectura nos ayuda a aprender y a ser más inteligentes. Además, me gusta leer porque me siento como si estuviera en otro mundo", dice. "En este salón del colegio, tenemos un montón de libros. Sé que a algunos compañeros no les gusta leer. No saben lo que se pierden. En cuanto vengan un día y disfruten de este lugar desconocido aún para ellos, no habrá quien los saque de aquí. Igual entonces tenemos que hacer fila para entrar".

Los últimos datos dicen que menos de un tercio de los estudiantes de Hillcrest había leído algún libro en el año 2012. Unos datos bastante inferiores a la media en el estado de Tennesse. "No hay duda de que este enfoque de fomentar la lectura como algo placentero desde las aulas, mejorará el nivel académico de nuestro entorno escolar", asegura Rick Smith, Superintendente de las escuelas de Hamilton County. "A día de hoy, estoy muy contento de ver cómo las escuelas están tratando el desafío de la alfabetización. Esa pasión de los docentes y mecenas de ir mejorando el rendimiento y el gusto por los libros día a día, es lo que nos llevará lejos".

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE