x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Fuera de campo
Fuera de campo

EL MONSTRUO SANADOR

Fuera de campo

EL MONSTRUO SANADOR

Actualizada 20/10/2016 a las 14:58
Etiquetas
A+ A-

 

1520711

 

Un monstruo viene a verme (A monster calls) 2016. 108 min.Dir. J. A. Bayona. Guion. Patrick Ness. Intérpretes.Lewis MacDougall, Sigourney Weaver, Felicity Jones, Liam Neeson, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin, James Melville, Garry Marriott, Joe Curtis, Kai Arnthal, Max Gabbay

Todos, niños y mayores, tenemos nuestros monstruos. La principal diferencia entre los infantiles y los adultos radica en que, cuando somos niños, creemos que habitan fuera de nosotros, bajo la cama, en la oscuridad del armario o detrás de la puerta de nuestra habitación, y cuando nos hacemos mayores, aprendemos que siempre han estado dentro.

Otra cosa que uno aprende con los años es que no todos los monstruos son malos; que la fantasía es un elemento esencial en nuestra vida, y que, a veces, podemos curar nuestras heridas a través de ella. La mente es el instrumento más poderoso que existe, sobre todo cuando la pupa no es física.

 

un-monstruo-viene-a-verme-21

 

Un monstruo viene a verme, la nueva película de Juan Antonio Bayona, no es un cuento infantil al uso, sino una historia sobre el proceso de descubrir el miedo y el dolor; el miedo a la pérdida y al dolor que la maldita soledad trae consigo. Al cabreo con el mundo. Pero también es una historia –dura, sí, pero los niños no son tipos bajos hechos de cristal de bohemia- necesaria para ellos. Un relato de aprendizaje.

El trabajo de Bayona en la dirección es estupendo, así como el montaje (algunas transiciones por corte son brillantes), los efectos digitales y las animaciones –maravillosas-, siempre al servicio de la historia. Ese es el secreto. El único. Todo debe estar siempre al servicio de la historia. De lo contrario, uno corre el riesgo de que le quede un precioso paquete vacío. El mayor riesgo que corrían Patrick Ness (autor del guion, que adapta su propia novela) y Bayona era caer en lo sensiblero. En ese tipo de melodrama desgarrador y grotesco que acaba provocando hilaridad en lugar de lamento. El equilibrio logrado –trabajado hasta la saciedad, en eso consiste rodar cine- entre lo tenebroso, lo gótico, la fantasía y lo melodramático, sin embargo, funciona bien gracias a la dirección de actores y al preciso trabajo de puesta en escena desplegado por Bayona, que contiene y suelta, contiene y suelta, contiene y suelta en los momentos precisos por mucho que, quizás al final, se le vaya un meñique.

 

Fotograma de Un monstruo viene a verme de J A Bayona

 

Algunos le llaman el nuevo Spielberg, pero Juan Antonio Bayona es Jota. Único en su estilo, por mucho que los opinadores queramos meterle en frasco ajeno. No nos lo tengan en cuenta: es el modo más rápido de decirles lo que queremos decirles. Será que somos de natural vagos.

Otros –muchos- arguyen que cuando uno disfruta de un buen presupuesto, las cosas salen bien. Nada más lejos de la realidad. Podría citarles decenas de películas que contaron con un holgadísimo saco de contingencias –cada fin de semana se estrenan algunas- y son una soberana porquería. Lo principal para que alguien haga una buena película es el talento, el trabajo duro y, sí, una dosis de suerte. Con más dinero, cierto, te puedes comprar el cochazo, pero de nada te servirá si, como yo, no tienes ni carné ni idea de conducir. ¡Pero, ah, cuando todos los factores confluyen! Y, sí: Un monstruo viene a verme es una producción española... por mucho que algunos se apresuren a decir aquello de “Pues no lo parece” como si fuera un piropo. Déjenme que les diga algo: en este país hay gente que hace buen cine; también hay algunos que no, cierto. Pero mal que les pese a los del “pues no lo parece”, gozamos de un estado de salud envidiable en lo que a creadores se refiere. En todos los ámbitos. Lo que no nos merecemos es a cierta panda que pulula por determinados puestos de responsabilidad decidiendo qué proyectos merecen la pena y cuáles no.

 

historia-conor-monstruo-viene-verme_mdsvid20151119_0150_171

 

Y ahora, que me manden un sicario. Yo tengo un monstruo que es un primor.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra