Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fuera de campo
Fuera de campo

BUENOS VIENTOS

Fuera de campo
BUENOS VIENTOS
Actualizada 04/10/2016 a las 16:20

 

vientos_de_la_habana-441200477-large

 

Director. Félix Viscarret. Guión. Leonardo Padura, Lucía López Colll, Félix Viscarret (Novela: Leonardo Padura). Fotografía. Pedro J. Márquez. Música. Mikel Salas. Montaje. Antonio Frutos. Reparto. Jorge Perugorría, Juana Acosta, Yoima Valdés, Mariam Hernández, Pilar Mayo, Vladimir Cruz, Laura Ramos, Carlos Enrique Almirante, Enrique Molina, Alexis Diaz, Mario Guerra, Luis Alberto García, Reymundo Miranda, Jorge Martínez, Héctor Medina.

Desde ya les digo que hoy no puedo ser objetivo. Pero trataré de ser lo menos subjetivo que pueda por aquello del sentido del deber. Quedan avisados.

Soy fan de Mario Conde desde hace tiempo. Es probable que quienes no conozcan las novelas de Leonardo Padura crean que me he vuelto loco. Es lo que tiene que tu personaje se llame igual que cierto banquero de fama efímera. Pero por si eso no fuera suficiente, soy también fan del cine de Félix Viscarret desde que lo rodaba en corto.

 

56d2957f1d360

 

Las novelas de Padura son policiales, sí, pero son algo más. Mucho más. Son elrelato desencantado de una generación que anhelaba el cambio y la jodieron. Acaso sean realmente solo eso: un retrato de la Cuba que es y de la Cuba que pudo que debía haber sido y no fue. De nostalgia. De amargura. De Tristeza a ratos. De rabia a muchos otros por el sueño traicionado. Ambos mundos, la trama policial y las reuniones, cenas, borracheras y conversaciones entre Conde y sus amigos conviven en perfecta armonía entre páginas; se mezclan y se alimentan; se condicionan y se determinan en tan sutil equilibrio que trasladarlos a un guion es casi imposible. En su tarea de construcción dramática, el cine todo lo poda, hasta el punto de reducir el árbol frondoso a tronco en pelotas. Ambas dramaturgias, la cinematográfica y la novelística, comparten objetivo pero exigen narrativas distintas, por eso es (casi) siempre buena idea alejarlas. A veces, cuanto más, mejor, al modo de Jim Jarmuschcon la novela The ronin de Joan McLeod en Ghost dog,por ejemplo.

 

56d295747f7cd

 

Leía a Viscarret decir en una entrevista que a veces él y Padura chocaban sus cornamentas como dos ciervos en berrea. Cuando uno reúne a dos creadores de su talla, es lo que pasa. Cada uno tiene su visión del mundo, su forma de entender la ficción y sus mecanismos, sus tripas. Como guionista, no suelo ser partidario de que un escritor se adapte a sí mismo. Como escritor, entiendo a Padura. Y en medio del fregado, Lucía López Coll, guionista de profesión, esposa de corazón. No me hubiera gustado estar en su pellejo. El resultado ha sido un libreto fiel al relato y al universo de Padura, pero expuesto por Viscarret sin renunciar a algunas de las características que le hacen uno de los directores más interesantes de esa hornada de realizadores nacidos en este país a lo largo delos setenta.Vientos de La Habanaesuna cinta de aires pausados con una fotografía de primera, la de Pedro J. Márquez, y una música, la de Mikel Salas,que le encaja como la banda sonora de Jerry Goldsmith a Chinatown (Roman Polanski, 1974). No esperen un thriller de acción de polis y cacos con giros de trama circenses; ni siquiera un policial del todo al uso. Eseso solo en parte, lo que horrorizará a algunos, dejará indiferente a otros y gustará a los que, como yo, somos fieles seguidores de ambos. Tan solo un pero: la subtrama de amor entre el personaje de Conde y el de Karina, no del todo bien presentada, no del todo biendesplegada, no del todo bien encajada. Através de ella, sin embargo,nos llegan algunas de las mejores reflexiones del personaje de Conde...

En cuanto a los actores, poco que decir. Mario Conde no podía ser otro que Jorge Perugorría. Desconozco si el propio Padura lo escribió pensando en él, pero encaja en sus carnes como el pie de Cenicienta en su zapato de cristal, dotándole de esa melancolía, de esa añoranza por elpasado y desesperanza porel presente y el futuro que caracterizan al personaje de papel: el de un escritor aún no claudicado del todo metido a policía. Un tipo que casi siempre hace lo que no quiere hacer y casi nunca hace lo que quiere hacer. Un pobre nostálgico de mierda.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE