Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fuera de campo
Fuera de campo

WESTERN NOIR

Fuera de campo
WESTERN NOIR
Actualizada 23/06/2016 a las 17:33

 

koblic-768182234-large-1

 

Capitán Kóblic. Coproducción Argentina-España (Pampa Films / Gloriamundi Producciones / Telefe / DirecTV / Endemol Shine Argentina / Atresmedia Cine / Palermo Films / INCAA) Dir. Sebastián Borensztein. Guión. Sebastián Borensztein y Alejandro Ocón. Intérpretes. Ricardo Darín, Óscar Martínez, Inma Cuesta. 92 min.

Capitán Kóblic no es lo que parece, pero también lo es. No es una película sobre los canallas vuelos de la muerte que practicó la infame dictadura Argentina de finales de los setenta y principios de los ochenta, pero ese elemento es definitorio en la construcción de su personaje principal, un piloto, capitán del Ejército del Aire que queda señalado, expuesto, tras negarse a abrir la trampilla en uno de esos vuelos.

 

image004-1

 

A partir de ese momento, el capitán Kóblic, interpretado por Ricardo Darín cuándo estuvo mal Darín?, deserta y busca refugioen el pequeño negocio de fumigación de un viejo amigo en Colonia Elena, en la provincia de Mendoza, en medio de la nada. Con sus fantasmas. Con su equipaje más pesado quienes hayan visto la película o vayan a verla lo entenderán, un botón, siempre a cuestas.

Es aquí donde la película se adentra en los terrenos del western y del noir rural, combinación que a buen seguro hará las delicias de mi amigo Jesús Lens, experto en ambas lides genéricas y su hermanamiento. Y es aquí donde emerge lo mejor y lo peor. Lo mejor: Oscar Martínez (El nido vacío, No te vayas sin decirme adónde vas), al que ya disfrutamos en Relatos Salvajes y que interpreta a Velarde, un comisario cuatrero que tiene montado el chiringuito en connivencia con algunos estamentos militares. Lo peor: la forzada historia de amor entre Darín e Inma Cuesta que acaba por desencadenar los acontecimientos. El resto funciona bien, fruto de un guión bien armado, trabajado, calculado, que encuentra una de sus mayores virtudes en la contención.

 

capitan-koblic-1

 

Otro de los elementos que no acaba de funcionar del todo bien es el manejo del tiempo. Me refiero al tiempo dramático, al que sucede de puertas adentro. Difícil decir, sin embargo, si el asunto es responsabilidad de la tecla de Sebastián Borensztein (responsable también de la dirección) y Alejandro Ocón (avezado guionista televisivo, aquí ante su primer largo) o de la tijera de los montadores Pablo Blanco y Alejandro Carrillo, obligados por los siempre todopoderosos productores a cuadrar la película en esos noventa y dos minutos que dura. Siempre suele decirse que a una cintale sobra por detrás; en este caso, sin embargo, el detrás está perfectamente medido: el problema es que a la historia le falta por delante. Y, créanme, soy un escritor amante de la elipsis. Pero el tiempo dramático es un elemento importante en el desarrollo de la trama, en su devenir, y para una adecuadaevoluciónde los personajes.

 

688ec0c483ab65e22b73b2962f81c3e2-1024x576

 

Otra nota discordante es fruto de una enfermedad de hondo calado que afecta a gran cantidad de películas actuales: el uso del flashback para mostrarnos en imágenes lo que ya sabemos, el pasado que persigue al personaje, que lo atenaza, que le devora las entrañas y cuyo único destino, más que informativo, es, por un lado, explicativo no hay que dejar al espectador ni un resquicio, y, por otro, machanona e innecesariamente reiterativo, tal comosucede conbuena partede laspartituras que se componen últimamente para cine y televisión. Ambas, una plaga bíblica: el flashback dichoso, la nota que puntúa y puntúa.

Por lo demás, Capitán Kóblicse deja ver bien y atesora algunos momentos interpretativos brillantes, todos aquellos que tienen que ver con la presencia en pantalla de Óscar Martínez, que trabaja rostro y expresión, cuerpo, mirada y voz de un modo perfecto.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE