Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fuera de campo
Fuera de campo

FUNAMBULISTAS MORALES

Fuera de campo
FUNAMBULISTAS MORALES
Actualizada 02/06/2016 a las 16:28

 

1462950791732

 

En el centro de todo, una niña y una pregunta.

Una niña (inocente) de nueve años.

Una niña que vende hogazas de pan para ayudar a salir adelante a su familia.

Una niña que vive en un suburbio de Nairobi controlado por los fundamentalistas.

Una niña que juega al hula-hop y lee y es educada por sus padres a escondidas.

En la casa de al lado, 3 de los terroristas más buscados y dos jóvenes recién llegados de Estados Unidos para inmolarse deinmediato. A 22.000 pies sobre esa niña, un dron. Una máquina cuyo corazón late a miles de kilómetros, a través de un plasma, en una minúscula caseta en una base aérea de Las Vegas. En una sala de operaciones del Reino Unido, la coronel al mando de la operación. Una mujer que lleva seis años de su vida dedicados a cazar a una de esos terroristas. No muy lejos, en otro despacho –este con moqueta y té y pastas de té de mantequilla y una mesa tan pulida como la tapa de un ataúd, un gabinete de crisis integrado por un Teniente General, el Fiscal General, el Ministro del Interior y dos asesores.

La pregunta es solo una: lanzamos un misil desde ese dron para aniquilar a los terroristas aún a sabiendas de que la niña morirá?

 

1462950800309

 

Espías desde el cielo(Eye in the sky), dirigida por Gavin Hood (Tsotsi, X Men Orígenes: Lobezno, Expediente Anwar, El juego de Ender) y escrita por Guy Hibbert, es una de esas películas que impactan más por el debate que generan que por su propia calidad cinematográfica. La película está dirigida con solvencia, sin aspavientos, sin alardes, sinningún defecto, pero tampoco con excesivas virtudes (estilo).Es una vez más en su guión cuándo no? donde reside lo verdaderamente importante. Lo mejor y lo peor.

Lo mejor: el hipócrita juego de equilibrios entre burócratas y políticos (funambulistas morales) buscando el clavo ardiendo al que aferrarselegalmente más que moralmente para borrar de la faz de la tierra una vida; el concienzudo análisis de los costes políticos y mediáticos es decir, delrédito electoral de acometer semejante acción; el de no hacerlo y permitir la masacre en el mercado, el centro comercial o el hotel de turistas occidentales; el constante pase de uno a otro de la patata ardiendo(Fiscal General, Abogacía Militar, Ministro del Interior, Ministro de Exteriores –atrapado en una taza de baño con diarrea, Primer Ministro y vuelta al origen) para que sea él quien tome la decisión y asuma las posteriores consecuencias. Frente a esa indecisión, la firmeza (fría, pausada) de algunos militares, los de carrera, halcones que han olido el cuerpo quemado del compañero tras la explosión “Nunca le digas a un soldado que no conoce el precio de una guerra”: la coronel del ejército británico Katherine Powell (bien Helen Mirren, como siempre) y el Teniente General Frank Benson (el gran Alan Rickman en su último papel antes de fallecer). Y, para compensar esa fría seguridad por el bando de las charreteras, las dudas morales del piloto del dron.

 

1462950800344

 

Dónde reside lo peor?

En algunos elementos dramáticos innecesarios y en ocasiones nada sutiles que Hibbert introduce en el libreto para tratar de conseguir un mayor impacto, empezando por el propio personaje de la niña y sus padres. Hibbert nos deja claro desde el principio que, aunque viven en un barrio controlado por los terroristas, no se trata de una familia fundamentalista, sino que desobedecen la Sharia permitiendo a su hija jugar y leer y educarse a escondidas. Acaso importa? Varía en algo el cuestionamiento moral que propone la película el hecho de que la niña y sus padres no sean fundamentalistas? Yendo más allá: lo haría si la víctima de ese mismo misil no fuera a ser una niña de 9 años sino un hombre adulto o una mujer? Otro de esos elementos, más sutil, lo constituye el hecho de haber colocado a un personaje femenino (Helen Mirren) al frente de la misión la víctima es una niña, hagamos que la verdugo sea una mujer, y a un Teniente Coronel (Alan Rickman) que esta vez sí de una forma burda acude al gabinete de crisis con un regalo recién comprado para su hija/nieta en una muy occidental tienda de muñecas. Tampoco es baladí el hecho de que el piloto del dron sea en realidad un civil que cumple cuatro años de servicio a cambio de la beca de estudios que le ha pagado el ejército no puede tener un soldado dudas morales?. Todos ellos son elementos pensados y construidos para que el impacto emocional de la película sea aún mayor. Desde mi punto de vista, sin embargo, condicionan en exceso la discusión propuesta, tanto interna como externa a la obra.

 

1462950805002

 

A los escritores, desgraciadamente, el exceso de celo aleccionador nos llevapor el mal camino en demasiadas ocasiones. Personajes, personajes, personajes, trama, trama, trama: en eso consiste la buena dramaturgia.

Aún así, Espías desde el cielocontribuye a generar un debate moral, ético, social, político y legal de enorme actualidad. Necesario. Las respuestas a las preguntas que plantea se las dejo a ustedes.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE