x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Fuera de campo
Fuera de campo

DE VIEJOS ISMOS..., Y SACRISTÁN.

Fuera de campo

DE VIEJOS ISMOS..., Y SACRISTÁN.

Actualizada 12/03/2015 a las 17:06
Etiquetas
A+ A-

 

Perdiendo_el_norte-640753232-large

 

Viene el cine de acá apostando de nuevo por cierto costumbrismo que siempre le ha dado buenos resultados. El de Ocho apellidos vascos o Torrente, por citar dos de los más insignes ejemplos de los últimos años. Y digo de nuevo, porque tanto ustedes como yo recordamos los tiempos del Paco Goméz Sorianismo, el Landismo, el Pajaresismo, el Ozoresismo y demás ismoscinematográficos patrios. Pues bien, aquí –mejor dicho, allí, de vuelta enlos 60 y a los 70- estamos de nuevo.

 

perdiendo_el_norte_37919

 

Nacho García Velilla (Que se mueran los feos, Fuera de carta, todas escritas junto a sus coguionistas habituales Antonio Sánchez, David S. Olivas y Oriol Capel, que repiten en esta) es un tipo bregado en la comedia, tanto cinematográfica, como televisiva (7 vidas, Aída, Médico de familia, en la que arrancócomo guionista), y tiene mucho oficio a cuestas –lo que salva este crucero por el Spree del desastre-, de modo que no le ha costado excesivo esfuerzo sumergirse en las aguas de ese viejo ismo para sacar adelante esta comedia tan guasona como insulsa titulada Perdiendo el norte; un vamos a contar cómo es la dura realidad del nuevo español obligado a emigrar porque unos –no precisamente los de aquí abajo, sino los de allá arriba, los del despacho noble en la última planta- vivieron por encima de sus posibilidades y las nuestras juntas y han dejado la cosa hecha unos zorros. Y una de las características más señaladas del ismo en cuestión es no arriesgar y fiarlo todo a la frase hecha, el tópico cañí, el chiste fácil, el gag de siempre, el humor básico, elemental, seguro y funcional –funcionarial- del que ya hemos tragado mil veces. Qué quieren que les diga, a estas alturas uno busca un tipo de comedia diferente, inteligente, mordaz, negra, irónica, de esas que retratan la naturaleza humana como un cuadro de Bacon o una radiografía. Wilderiana, para que nos entendamos.

 

jose_sacristanEs cierto que en Perdiendo el nortehasta quien esto escribese ríe por momentos, que algunos chistes funcionan, pero, por lo general, la cosa no pasa de ligera. Uno no pide un drama desgarrador y lacrimógeno, ni mucho menos una soflama política, sobre el asunto, sino, simplemente, una visión inteligente. Una comedia hecha y derecha, vamos –que siempre tiene algo de trágico-. Claro que ustedes quizás prefieran lo otro. Si es así, si están dispuestos a no exigir, Perdiendo el norte les hará pasar un rato divertido y agradable, y tendrán la oportunidad de ver al gran José Sacristán. De observar plano a planocómo un actor de verdad –por mucho que el texto no le acompañe- se come crudaa la camada que le acompaña: Yon González, Julián López, Blanca Suárez, Miki Esparbé y Úrsula Corberó. Completan el reparto Malena Alterio, Javier Cámara -que nos regala también algún momento- y Carmen Machi, siempre bien en lo que hace, aunque no tenga una sola línea decente. Para qué les voy a contar más?

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra