Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fuera de campo
Fuera de campo

EL HOMBRE ARAÑA / INAAC: ACTA EST FABULA

Fuera de campo
EL HOMBRE ARAÑA / INAAC: ACTA EST FABULA
Actualizada 17/04/2014 a las 20:43

De pequeño tuve un disfraz de Spiderman. Pero a medida que me hacía mayor, cambié mis preferencias hacia Batman. También me tiraban Iron Man y, en menor medida, Flecha Verde. A diferencia de sus colegas, los tres son tipos sin un poder específico –aunque lo correcto sería decir que gozan del mayor superpoder de la tierra: el dinero- . Es decir, son hombres. Tipos normales. Imperfectos. Oscuros y rotos. Christopher Nolan ha sabido reflejarlo mejor que nadie en su trilogía sobre Batman (Batman Begins, El caballero oscuro y El caballero oscuro: La leyenda renace), probablemente las tres mejores películas jamás hechas sobre un superhéroe. También fue el responsable de desarrollar la historia del nuevo Superman (El hombre de acero, algo más oscuro que sus predecesores) junto a David S. Goyer, del mismo modo que Goyer había desarrollado con él la trilogía del Bruce Wane interpretado por Christian Bale.

 

The_Amazing_Spider-Man_2_00a

 

Tanto Spiderman como Batman son representados por símbolos relacionados con lo oscuro: una araña y un murciélago. Una de las mayores diferencias entre ambos –sentido arácnido aparte- es que la araña de Spiderman no es una elección personal. El murciélago de Batman, sí. La otra es que Peter Parker es un adolescente que aún busca su camino; Bruce Wane, en cambio, es un adulto que ya ha encontrado y abrazado el suyo.

Les cuento esto porque la nueva entrega del superhéroe creado por Stan Lee, The amazing Spiderman 2: El poder de Electro, apunta destellos de ese paso de la adolescencia a la madurez de Peter Parker. Y esos son, precisamente, los mejores momentos de la película. Aquellos en los que solo se habla. Sin máscaras, cara a cara. De hecho, todo lo demás es prácticamente insustancial, como la trama del antagonista Electro, interpretado por Jamie Foxx. Más allá de ese tímido viaje interior apenas esbozado, el resto se limita a algunas buenas escenas de acción, un capricho que ha costado alrededor de 200 millones de dólares. El ordenador ha permitido al cine grandes cosas, especialmente en lo relativo al uso del 3D (no hablo de esa cosa infame de las gafas) para crear mundos, escenarios, que antes dependían de la habilidad del los artistas que, pincel en mano, ilustraban los matte paintings y que hoy se realizan mediante el software. Sin embargo, también nos ha traído la maldición de los personajes creados o recreados por bits, como este Spiderman saltarín. Pero lo que verdaderamente resulta inexplicable es la apuesta de la Columbia por mostrarnos en este reboot todo lo que ya habíamos visto en la trilogía dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Tobey Maguire.

 

rs_1024x759-131205062817-1024-2amazing-spider-man-2.ls.12513

 

La Columbia ha anunciado la tercera entrega de las aventuras del hombre araña para 2016, e incluso la cuarta para 2018. Aunque su director o directores están sin confirmar, el guión seguirá corriendo a cargo del trío formado por Alex Kurtzman, Roberto Orci (también responsables de la nueva saga de Star Trek, de la de Transformers y de series de televisión como Fringe, Sleepy Hollow y Hawai 5.0) y Jeff Pinker. Si deciden apostar por seguir el camino dramático del Batman de Nolan y Goyer, la saga puede llegar a convertirse en un referente. Si no, permanecerá anclada a la entretenida, pero dramáticamente nula, vía del simple blockbuster.

INAAC: ACTA EST FABULA.

Esta semana se ha anunciado el desmantelamiento definitivo del INAAC. La fecha, 30 de junio. Ese día se extinguirán los contratos de los seis empleados que, contra vientos, tormentas, huracanas y tsunamis presupuestarios, han sacado la cosa adelante. Han pasado tres meses desde que el Ejecutivo decidió liquidarlo, a finales de enero. Uno desde que un acuerdo de Gobierno (20 de marzo) ordenaba el inicio del proceso de disolución. Durante todo este tiempo, sus seis trabajadores han estado atados de pies y manos, como lo estarán hasta finales de junio. A pesar de ello, han demostrado un comportamiento ejemplar. Y lo harán hasta que se baje la persiana. Nada que ver con el de los responsables políticos de la necedad, únicamente preocupados por salvar sus nalgas durante el tiempo que duró la asonada virtual de cierta oposición.

El miércoles pasado, el patronato en cuestión rubricó formalmente la matanza. Cómo va a quedar la cosa? Dos de los seis empleados actuales del INAAC pasarán a formar parte de la plantilla de NICDO SL, el ente: Alberto Cañada, que seguirá encargándose de la programación de la Filmoteca, y Sara Sevilla, que se ocupará de la Navarra Film Comission. Lo que no sabemos aún es en qué condiciones. Ana Herrera regresará al Departamento de Cultura y seguirá gestionando el Festival Punto de Vista y las Ayudas. Tres buenas noticias. Eso sí, según parece, el Punto de Vista se muda a Baluarte. Si no fuera porque quien se encargará de las proyecciones seguirá siendo –esperemos- Enrique Lasheras, me echaría a temblar según tecleo.

Hasta aquí las buenas noticias. Porque los tres puestos restantes del INAAC desaparecen. Eso supondrá, por de pronto, que el Archivo Fílmico dependiente de la Filmoteca (del que ahora se encargaba de manera brillante Silvia Casagrande) será gestionado por personal de la Biblioteca General. No tengo nada en contra de los empleados de la Biblioteca, pero es como si a mí me asignan el cuidado y conservación de 200 incunables. Preservar un Archivo Fílmico no consiste únicamente en apilar latas en un almacén y darse una vuelta a la semana para comprobar que siguen en la misma posición Hablamos de nuestro patrimonio, de nuestra memoria audiovisual. Hay daños irreparables.

Otra duda que me entra es en qué condiciones funcionará la Filmoteca a partir de ahora. Conociendo a este Gobierno –a sus señorías en general, la política profesional es una enfermedad que no entiende de colores-, a alguno se le habrá cruzado por la cabeza ahorrar aún más costes cara a la galería y convertirla en un Civivox. No está de más recordarles que una filmoteca es un templo, rebajar la calidad de sus proyecciones (y el estándar actual en la Filmoteca Navarra es la perfección) es destruir su esencia más sagrada. Se lo digo yo, porque la mayoría de ustedes no suelen pasarse por allí.

Para qué ha servido todo esto? Según el Ejecutivo, para ahorrarnos costes. Eso sí, dándonos las mismas prestaciones, con la misma calidad, por supuesto. Pues bien, la primera en la frente: la destrucción del puesto de trabajo de la responsable del Archivo Fílmico es una perdida de calidad sonada, evidente. Irreparable, a no ser que los responsables de la Biblioteca contraten a una persona especializada. De ser así, para que eliminar la que ya existe?

Repito la pregunta: para qué ha servido la eliminación del INAAC? Simplemente para 'ahorrar' costes en aras del márquetin político. Porque el ahorro real que han conseguido es el de tres sueldos. Según la Partida de Gastos de los últimos Presupuestos Generales del Gobierno de Navarra (2014), lo que supone la Fundación INAAC a nuestros bolsillos son 725.000 euros. Les aseguro que los ingresos, materiales e inmateriales, que el audiovisual ha generado en Navarra desde que existe el INAAC han sido superiores a tres sueldos.

Pero, como escribía Plauto al final de cada una de sus comedias, Acta est fabula.

 

IMG-20140415-03873

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE