x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Fuera de campo
Fuera de campo

DE SÉPTIMOS Y CERTÁMENES (ALGUNA REFLEXIÓN)

Fuera de campo

DE SÉPTIMOS Y CERTÁMENES (ALGUNA REFLEXIÓN)

07/11/2013 a las 18:20
Etiquetas
A+ A-

Hoy, ya se lo advierto, este Blog va para largo. Pero lo he dividido en dos, para que puedan comerse la parte que quieran. O comérselo todo. O nada.

SÉPTIMO

Primero, me voy hasta Buenos Aires para hablar de alguien de aquí. Paradojas que tiene esto del cine. Me refiero a Patxi Amezcua, navarro, que tras llevar a cuestas seis guiones y un largo como director acá, ha cruzado el charquito para rodar su nueva película allá. Séptimo llega a España con la mitad de los deberes hechos, ya que ha funcionado bárbaro en las taquillas argentinas, número 1 varias semanas, con la guita entrando sin parar, como dirían allá. Ahora le queda convencer a este lado del campo.

Y lo hará. Porque es una película que tiene esos elementos. El fundamental, Ricardo Darín, que nos gusta tanto acá como allá (el mate, el dulce de leche, el asado, el sicoanálisis y otros menesteres forman parte de una discusión más profunda). De hecho, ha sido el mejor estreno de una película protagonizada por Darín en el cine argentino. Casi nada teniendo en cuenta El hijo de la novia, Elefante Blanco, El secreto de sus ojos, Un cuento chino, Tesis sobre un homicidio

Decía esos elementos No es que este cronista tenga la fórmula del éxito, se lo aseguro, pero sí que ha juntado alguna letra que otra y reconoce en el guión de Amezcua y de Alejo Flah ese toque necesario para que la película funcione. Y lo primero para que algo por estas pantallas funcione bien es que no parezca cine español. No me pregunten qué significa exactamente eso, porque cine español hay de todo tipo de pelajes y condiciones y colores y sabores (ahora mismo en la pantalla coinciden Caníbal, Todas las mujeres, Es fácil vivir con los ojos cerrados y Las brujas de Zugarramurdi, por ejemplo: igualitas todas, verdad?). Pero lo que sí les puedo decir es que nos creemos más las historias cuando vienen envueltas en paquetito argentino, francés, alemán, danés, norteamericano, incluso iraní, japonés, coreano o lo que sea.

Con esos elementos también me refiero a lo que es artesanía, albañilería, arquitectura, fontanería o sastrería, llámenle como gusten, de guion. Ese noble arte. Un punto de partida que se ofrece rápido: la desaparición repentina y sin explicación de dos hijos, el miedo atávico que más altera la amígdala de todo padre (detonante suelen llamarle los gurús de esto de la escritura cinematográfica) y una trama en la que el personaje, cada vez más desesperado (empieza abriéndose el cuello de la camisa y aflojando la corbata, y termina en camisola empapada de sudor, sobacos y pecho, gestos que marcan el avance del guion como un metrónomo) y descarta sospechosos y motivos, para descubrir lo que el espectador probablemente ya ha descubierto por entonces. A eso se le llama giro final.

La película de Patxi Amezcua cumple con todos los cánones, y eso es lo que hace que ande. Aunque lo que voy a escribir les parezca un sinsentido –algo a lo que últimamente tiro como cabra al monte, al parecer-, Séptimo funciona precisamente porque es previsible. Porque cumple las normas del género. Y el público ha visto y leído mucho género y se siente cómodo en él (a eso se le llama pacto de lectura). Pero su mayor virtud es, a su vez, su peor enemigo. Ahí les dejo otro de mis aparentes galimatías. Porque, precisamente, los amantes del género hemos visto y leído toneladas. Si a todo esto que les estoy contando le añadimos que está bien rodada, que tiene ritmo -a ratos más que a otros-, que Darín es capaz de hacer creíble todo, y que está rodada fuera, este charlatán le augura un buen futuro. Y porque este charlatán es un amante del cine de género bien hecho. Como tantos.

NAVARRA, TIERRA DE CINE

Y, ahora, un doble salto mortal. El lunes se entregaron los premios de la primera edición del Certamen de Cortometrajes Navarra, tierra de cine (http://www.navarratierradecine.es/index.html). Según tecleo esto, pienso: quién me mandará a mí asomar la cara para que me la partan unos y otros, pero exponerse tiene estas cosas. Y, bien mirado, a ustedes es probable que mi cara no les importe mucho. Incuso es posible que tampoco les guste, o no les diga ni fu ni fa. A lo que iba En primer lugar, mi enhorabuena a los premiados, Joaquín Calderón, Julio Mazarico y Karlos Alastruey. Buenos tipos los tres. Y ánimos a todos los demás, entre los que conozco a muchos.

Dicho esto, al tema. Durante algunas semanas, la corrala ha estado algo revuelta por el audiovisual de estos lares, que, aunque no se lo crean, lo hay. Vaya por delante, por si sirve de parapeto, o de atenuante: soy partidario de todo tipo de iniciativas que supongan una oportunidad para que los muchos cuentacuentos audiovisuales que hay en Navarra puedan hacer y mostrar su trabajo. Más aún teniendo en cuenta que los Encuentros de Arte Joven han fundido a negro para ellos. También para la literatura. Curioso, me dedico a ambas cosas, así que no debo ser artista

Ahora viene el pero, claro.

Si uno picotea con la mirada la información del certamen, se encuentra con lo siguiente: “Una iniciativa pensada para promocionar la Comunidad como espacio natural de rodaje a través de diez cortometrajes realizados en sus hitos más llamativos”. Las bases (http://www.navarratierradecine.es/web/bases.html), apartado de Objetivo del Certamen: “Promover la realización de diez cortometrajes de ficción localizados en otros tantos hitos turísticos de Navarra con el fin de promocionar el turismo de la Comunidad”. Lo sé, cuando uno se mete a monje es porque ha comprendido y aceptado las normas, y las conoce y sopesa y toma la decisión de encerrarse en la celda. Como cuando acepta las normas del club Equis, o las bases de un certamen. También lo hizo Herr Johann Faust. Pero si realmente queremos apoyar a los presentes y futuros cineastas navarros, hagámoslo recto, bien. Y eso se hace con dinero. Dinero para rodar. Para que puedan contratar a un equipo artístico bueno (directores de fotografía, cámaras, sonidistas, eléctricos, etc, y alquilar buenos medios técnicos). Eso es “promover la realización”. Tres definiciones de promover: http://lema.rae.es/drae/?val=promover. Por si alguien me afea que no tiro de DRAE: “Iniciar o impulsar una cosa o un proceso, procurando su logro”. Aquí va la de procurar: “Hacer diligencias o esfuerzos para que suceda lo que se expresa” (http://lema.rae.es/drae/?val=promover). Dos noches de alojamiento para cuatro y manutención dos días, pues qué quieren que les diga. El que ha rodado algún corto sabe que eso son dos gotas de agua en el desierto. Para su información: rodar un corto no cuesta 0 euros. Los he conocido de 50, 60 y también de 70 mil pavos. Claro que en ellos se pagaba a todo los profesionales que trabajaban en ellos. Sorprendidos?

Conozco a muchos de los que se han partido la espalda rodando los cortos seleccionados. Quiero decir que les conozco personalmente. Varios han sido alumnos míos, para mejor o peor suerte suya (seguramente, peor). Se han deslomado, y lo han hecho gratis. No es cierto: han perdido dinero. Y, claro, también han pedido ayuda. Colaboración de profesionales (sonidistas, directores de fotografía, cámaras) que ejercen su trabajo en esta comunidad y viven de ello. Pero no había un duro para nadie. Como en la divisa de la Compañía de Jesús, Ad maiorem dei Gloriam. Ahí te ponen el corazón entre la espada y la pared. Y todo para rodar unos cortos destinados a la promoción turística de Navarra Aunque claro, para ellos, era su obra, y uno respeta ESO más que nada. Porque sabe lo que cuesta sacar hasta el pedacito más peque adelante. Corazón, espada, pared, ecuación irresoluble sin romper algo.

Y, claro, a lo largo de esos días de espada y pared se me acumulaban las preguntas. Siel objetivo del asunto era promocionar Navarra, para turismo y para rodajes: significa eso que Turismo va a pagarles por su trabajo de promoción? Se van a llevar alguna parte de los beneficios que se obtengan de futuros rodajes aquí? Propongo un 5 % de todo para los creadores si la cosa marcha. Por su trabajo, y para que puedan seguir rodando, que lo hacen bien y con ganas. Más preguntas, cojoneras, me venían: se van a mover sus cortometrajes para que se vean en Fitures o se hará por Festivales, que es donde los cortometrajistas y los productores se miran y ven y conocen unos a otros? O eso corre de su bolsillo? Y aún otra más: significa que la campaña de Turismo de este año ya está hecha? O esto solo es un extra?

Lo sé: era un concurso y luchaban por el premio, por la gloria, por la fama, y lo sabían. He mirado las bases y, más claro, agua de arroyo de montaña. Así que nada de nada. No quiero que entiendan esto como un reproche a nadie, solo un instinto de protección –quizás les parezca absurdo, no se lo niego; incluso quizás les parezca innecesario, o que nadie me ha pedido que venga a velar al muerto en este sepelio-. Me sale así, como gato panza arriba por la gente que, contra viento y marea, se parte la cara por sacar adelante sus trabajos y trata de abrirse hueco. Me gustaría que el año que viene, si lo que van a hacer es, como este, promocionar turísticamente Navarra con sus cortos, pues que les den un dinerillo para que lo hagan aún mejor, verán cómo resulta, y hasta a la Comunidad puede que le vaya mejor también. O quizás lo que debo hacer es callarme y dar las gracias a Turismo por haber dado una oportunidad a la cantera. Seguramente es eso lo que debo hacer. Sí.

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra