Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El rincón del mediador
El rincón del mediador

Ni una piedra más en mi mochila

El rincón del mediador
Ni una piedra más en mi mochila
Actualizada 27/05/2016 a las 15:53
por Maite Ruiz Aquerreta

No somos tortugas, ni caracoles, no cargamos con nuestras casas a la espalda como ellos, pero eso no quiere decir que no soportemos un peso....y en ocasiones un gran peso.....que al principio no lo es, pero el tiempo le va dando esa solidez y densidad que hace que se convierta en piedra......, en roca.

 

tortuga

 

Pensemos en un vaso de agua. Medio lleno, con la mitad de su capacidad ocupada. Cuánto pesa? Podemos aventurarnos y decir que alrededor de 250gr, más o menos.todos de acuerdo, verdad? No es mucho, o mejor dicho, no PARECE mucho..un niño puede sostenerlo, hasta un bebe de menos de un año podría...podemos decir que es LIGERO. Pero pensemos, si tenemos que mantenerlo levantado 5 minutoso una hora.o una mañana.o un día.o un mes. Pesa más? El vaso no, pero sin ninguna duda, sabemos que un bebe no podrá, un niño tampoco, y nosotros?, podremos sostener ese vaso levantado? Tal vez sí o tal vez no. Dependerá de los recursos que cada uno tenemos (si el brazo es mas musculoso o mas fuerte,o mas entrenado) , pero de lo que estamos seguros es que esos 250gr iniciales y que seguirán siéndolo, a nosotros nos parecerán toneladas.

Así es el conflicto y esto es lo que ocurre con el paso del tiempo. Aquello que en un principio era ligero, soportable, asumible....., si no se soluciona, se atiende, se arregla y se mantiene durante días, meses e incluso años, acaba convirtiéndose en una carga que cada vez pesa más nos resulta inaceptable, agobiante, dura, difícil, imposible de afrontar y solucionar, y termina por ser esa gran roca que llevamos cargada a nuestra espalda dentro de una mochila. Y normalmente no hay solo una. verdad?

 

llevar piedra

 

Todos y cada uno de nosotros tenemos "nuestra mochila" (imaginaria pero real). Y de nosotros depende a veces, no siempre, (tampoco vamos a ser tan ilusos), lo que cargamos en ella.

Si tú, querido lector, estas identificando alguna piedra en la tuya, y se ha creado, como en el ejemplo del vaso, más por el paso del tiempo que por el peso que en sus inicios tenia....si tu roca ha crecido por la incapacidad para comunicarte con alguien, por no hablar de ese asunto que os distancia, por no poder ponerte de acuerdo con tu ex pareja, con tu compañero de trabajo, con tus trabajadores, con tus hermanos por la herencia de vuestros padres, o por tomar la decisión de ingresar a mama en la residencia, porque tus hijos no vinieron a cuidarte cuando los necesitabas, con tus vecinos por la reforma del portal , o con cualquier otra persona, la mediación puede ayudarte.

En la mediación, se “sacan” las piedras de la mochila y de modo metafórico, podemos decir, que se ponen encima de la mesa. Se miran, desde diferentes ángulos, desde el mío y desde el tuyo...las vemos y estudiamos su color, sus aristas, sus curvas, reconocemos como hemos construido juntos eso que nos pesa tanto y que ahora nos separa, nos aísla, nos tapa y no nos deja vernos...en la mediación se empatiza con el dolor del otro, con su mirada, con su miedo y desde ahí, desde ese lugar de encuentro, se destruye la roca con una herramienta sujetada por todos y se hace de la piedra arena fina que se lleva la primera ráfaga de viento.

 

arena fina

 

Es romántico, es mágico, es así. Adoro mi trabajo, lo que me da y lo que permite en las personas.

¡Seguimos en contacto!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE