Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El rincón del mediador
El rincón del mediador

La guerra de los ROSE

El rincón del mediador
La guerra de los ROSE
Actualizada 24/06/2016 a las 14:34
por Maite Ruiz Aquerreta

A los que tenemos ya unos añitos, al leer este título nos viene rápidamente a la cabeza esta película, que nos cuenta como un “Idílico” matrimonio, Barbara y Alberto Rose protagonizado por Michael Douglas y Katheleen Turner, afronta su proceso de divorcio.

 

guerra de los rose

 

Todos sabemos cómo acaba esta historia narrada por el abogado de familia a quien da vida Danny DeVito, y si bien, puede parecernos una hipérbole de lo que es la vida real, en muchas ocasiones nos pasmaríamos si muchos despachos de abogados hablasen de como son los procesos de liquidación de bienes de muchos matrimonios.

Y es que ojala todos los asuntos pudiesen llegar a acuerdos en los procesos de mediación o de negociación. Si esto fuese así, probablemente viviríamos más y mejor. Pero la realidad es distinta. La premisa esencial para poder llegar a acuerdos es laVOLUNTARIEDAD, premisa que además es un principio básico en los procesos de mediación. Es necesario que las partes quieran llegar a acuerdos.

Hoy vamos a hablar de esto, de la VOLUNTARIEDAD a través de una experiencia vivida en Mediación Navarra con una pareja divorciada, que tenía que afrontar la liquidación de la sociedad de gananciales y que iniciaron un proceso de mediación

Una mujer a la que llamaremos Ana, se puso en contacto con Mediación Navarra porque tenía pendiente liquidar la sociedad de gananciales con su ex marido al que llamaremos Juan. Se habían divorciado hacía un par de años de mutuo acuerdo y habían pactado en el convenio regulador que liquidarían la sociedad de gananciales en un momento posterior.

 

reparto de bienes

 

Dos años después de la ratificación de la sentencia de divorcio, a Ana le parecía tiempo suficiente para liquidar la sociedad. La nueva situación era estable y definitiva, así que Ana quería liquidar los bienes que fueron comunes y resolver lo único que quedaba pendiente de su matrimonio.

Pero. y Juan?.... estaba dispuesto?.....la evolución de cada uno de ellos en esos 2 años desde el divorcio, era emocionalmente muy distinta. Ninguno tenía pareja, pero Ana se mostraba firme y segura en la decisión que tomó hacia 2 años, mientras Juan todavía tenía esperanzas de reconciliación. En este tiempo, Juan había iniciado varios procedimientos judiciales por asuntos que según Ana eran nimios, (reclamaciones de cantidad de menor cuantía por gastos extraordinarios de los 2 hijos que tienen en común).

Ana se quejaba. Insistía en que lo podían haber resuelto amistosamente, sin tener que acudir al juzgado, con el tiempo y el dinero que suponía resolverlo. Pero parecía que Juan prefería seguir “enganchado” a su ex aunque fuera judicialmente, que terminar definitivamente con la relación.

Esto por increíble que parezca, pasa. A algunas personas, las emociones les nublan el entendimiento y son como ese niño pequeño que se niega a comer para que su mamá siga sentada junto a él obligándole a hacerlo, aunque sea con regañinas.

 

bloqueo emocional

 

Pero volvamos a la liquidación de la sociedad de bienes gananciales. El asunto por definición podía ser resuelto perfectamente a través de un proceso de Mediación, ya que estábamos ante un asunto de libre disposición, es decir que las partes tenían capacidad para decidir por sí mismas como liquidar la sociedad de gananciales.

Sin embargo, la mediación fue imposible. Hablamos con Juan, vino al despacho y se interesó por la mediación. De hecho iniciamos el proceso, pero ya en la segunda sesión detectamos que la voluntariedad manifestada por Juan estaba enturbiada por su bloqueo emocional. Un divorcio es un duelo y hay que transitar adecuadamente por él para poder seguir adelante con tu vida. Juan no lo había superado. Tuvimos que suspender la mediación.

Y esta pareja inicia su particular “Guerra de los Rose”

Cuánto tiempo les costará liquidar la sociedad de bienes gananciales? Si Juan no supera su situación personal y no es capaz de ver la realidad como lo que es, una ruptura definitiva, no serán menos de 10 años. Increíble, ¡pero cierto!! Y Ana no tiene más remedio que pleitear (con el gasto que conlleva) durante ese tiempo mientras Juan no pueda dar pasos emocionales que le permitan mirar al futuro y tratar su divorcio como algo del pasado que forma parte de su vida.. Aceptado y colocado en ese lugar de su corazón en el que debe estar aquello que tuvimos, quisimos, pero se fue.

Con todo lo que este asunto sin resolver afecta o puede afectar a la relación que deben seguir manteniendo por sus hijos, quienes a la postre se convierten en las victimas secundarias de esta situación.

Estamos convencidas de que la mediación habría resuelto mucho la situación económica y emocional de Ana y Juan, pero lo mismo que dos no riñen si uno no quiere, dos no se arreglan si uno no quiere.

¡Seguimos en contacto!

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE