Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El rincón del mediador
El rincón del mediador

El poder de las palabras

El rincón del mediador
El poder de las palabras
Actualizada 22/04/2016 a las 13:56
por Maite Ruiz Aquerreta

El pasado fin de semana, viendo en la televisión la rueda de prensa de Zinedine Zidane tras el partido en el que el Real Madrid metió 5 goles al Getafe, y con el entusiasmo por las nubes porque se ponían a un punto del Barcelona en la liga, observé que cuando se referían a su directo rival (aunque no único, porque ahí están otros también peleando por la liga), pero si el rival por excelencia, se referían al Barça como “el primero” o “el que va en cabeza” sin nombrarlo directamente y en un momento dado, cuando tuvo que responder a alguna pregunta de los periodistas sobre la rivalidad entre Cristiano Ronaldo y Messi, se refería a este último, como “el otro”.

 

zidane

 

Esto no es casualidad. Esto no es una tontería y más todavía que me llame a mí la atención ¡ni mucho menos!, el nombrar de esta manera al rival o mejor dicho el no nombrarlo, que es lo que han hecho, puede formar parte de una estrategia de comunicación tanto a nivel externo como a nivel interno del club.

Y esto es así, porque las palabras tienen poder, un poder que no podemos dominar y que inciden directamente sobre nosotros. Las palabras que decimos u oímos, se clavan en nuestro pensamiento y despiertan en nosotros emociones, emociones que pueden ser positivas o negativas, y estas modulan directamente nuestra conducta y nuestros actos, a veces de una manera positiva porque nos impulsan y nos guían, o al contrario, pueden bloquearnos o limitarnos. Está claro que en el Real Madrid temen que a sus jugadores les pueda afectar de manera negativa y prefieren no nombrarlos.

Esto me recuerda a un cuento muy cortito que no me puedo resistir a contaros.

 

rana

 

Había una vez un grupo de ranas en una charca y estaban allí jugueteando cuando una de ellas la más grandota, la líder del grupo dice a las demás: “vamos a saltar hasta esa roca, hasta la más alta”, y todas fueron dando saltitos para intentar alcanzar aquella roca que la rana líder había dicho. Saltaron y saltaron sin descanso, pero no llegaban, por más que estiraban sus patitas no lograban alcanzarla.ni siquiera la rana más grande. Así que después de un rato esta rana líder les dijo: “Es imposible llegar a la roca, está demasiado alta, no se puede” y todas las demás hicieron caso de lo que les decía y dejaron de intentarlo, siguieron a su rana líder y se fueron a saltar a otro sitio. Al cabo de un rato volvieron a la zona de la charca en la que estaba la roca alta y observaron como una pequeña ranita estaba subida en ella y les miraba desde allí con sus pequeños ojos saltones. Todas quedaron admiradas de que aquella ranita pequeña había conseguido algo en lo que todas las demás habían fracasado. Sabéis que fue lo que le hizo a aquella ranita poder alcanzar la roca más alta? Pues que era sorda. No pudo oír a la rana líder decir que era imposible. Así de fácil, así de sencillo, así de tonto

Ese es el poder de las palabras

 

palabras

 

En la mediación la herramienta básica son las palabras.Conscientes del poder que tienen sobre nuestros pensamientos, sobre nuestras emociones y sobre nuestros actos y en este orden, los mediadores cuidamos el uso de las palabras como elemento primordial en el lenguaje verbal. Ellas, con su poder y su fuerzapuedencambiar las percepciones, las emociones, las conductas y transformar a las personas. Con la guía de un profesional de la mediación, las personas pueden cambiar su narrativa negativa y mirar a los demás de otra manera que permita la empatía, y con ella el dialogo, los pactos y los acuerdos.

¡Seguimos en contacto!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE