x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

&#161... nunca se rinde!

El Forofillo Fran Pérez

&#161... nunca se rinde!

JESÚS CASO
Actualizada 17/02/2019 a las 18:18
Etiquetas
A+ A-

Mira que agonizaba el partido de Soria, cuando los chavales habían hecho una primera parte perfecta en la que pudieron marcar dos o tres goles, en la que se adelantó el Numancia, en la que incluso perdiendo seguían dando la cara, que es lo que caracteriza al equipo. Pero en la segunda parte los nuestros se fueron, la cabeza se les llenó de pájaros precisamente en Los Pajaritos, se dejaron enredar en las provocaciones, comandadas por un tal Fran Villalba con ínfulas de Lionel Messi. Y parecía que el vuelo rojillo, osasunista, navarro, se iba a cortar con una derrota a domicilio que dejaría el balance de dos salidas consecutivas en tres puntos, que no es ni tan malo. Pero ya sabéis. Osasuna nunca se rinde...

 

No marcó Juan Villar, pero aquí le dejo una celebración anterior para que vaya ensayando de cara al choque contra el Zaragoza . BEGOÑA GOITIANDIA

 

Esta temporada en los últimos minutos estamos rascando más puntos que derrotas lleva el Madrid en casa. Y eso que el Girona fue el último en subirse a la ola facilona de los merengues, que andan de aquella manera en un supuesto año de transición. Pero los que transitan con paso firme en LaLiga 123, al escondite inglés, son los nuestros. Y eso que no jugaba Rubén García, el presumiblemente jugador más en forma de los que tenemos. Pero es que los que tenemos, los demás, valen un potosí...

Jagoba apostó por Villar y Brandon en ataque, con Torres, Rober Ibáñez, Mérida y Oier en la línea central. Y los de atrás, los mismos, con el añadido de la máscara, que no del Zorro, para David García que sigue siendo David García le pongan una máscara, un plumero o un picardías color azul cielo. Y con más de 2.000 aficionados navarros en el campo, en una jornada de hermanamientos entre aficiones (a ver si se enteran en Antiviolencia, para dejarse de riesgos altos, medios o bajos) y con una tarde soleada de fútbol entre dos equipos que ofrecen buen juego.

Los locales, casi intratables en su feudo. Los visitantes, en racha, que si ganaban se ponían primeros y como un tiro de ánimo, de juego, de lucha y entrega. Como unas balas, vamos, o parafraseando a la locutora de TVE, "como un, mmm.... pepino". Y precisamente un par de pepinos quiso clavar Juan Villar en la meta de Juan Carlos. Pero el meta no estaba muy por la labor...

Discurría el encuentro en aras de convertirse en un monólogo de los nuestros cuando el trencilla, que vaya tarde de concierto de pito casero ofreció, señalaba una faltita de Clerc sobre un rival en el lateral diestro del ataque numantino. Y los de casa, a hacer el abecé del fútbol: centro largo, Diamanka sólo cabecea, Rubén hace palomita más efectista que efectiva, ya que deja le cuero de vuelta al atacante que, a la segunda, aprovecha el regaliz y abre la lata. Maldita estrategia, malditas faltas, maldita poca contundencia, maldito muñeco...

Pero Osasuna nunca se rinde, y tampoco lo iba a hacer en tierras numantinas. Villar pudo irse al descanso con el trofeo del Pichichi, pero el atacante, desafortunado en las últimas fechas, no acertó. Y cuando parecía que entraba, era Juan Carlos quien despejaba sobre la línea con los pies, haciendo las veces de un central más que de un cancerbero. O el pitolari no señalaba manos en el área loca, "huys, quita, quita, que me chillan"...

El caso es que tras la primera parte y el consabido paso por vestuarios, la remontada se preveía lógica a nada que se acertase un poco ante la meta rival. Y sin embargo... Osasuna nunca se rinde, pero esta vez los jugadores dejaron que los pajaricos les llenaran la cabeza en Los Pajaritos. Pese a salir en busca del empate, el ímpetu duró diez minutos. Y de ahí casi hasta el final, los de blanco no supieron meterle mano a los de Aritz López Garai.

Fran Villalba, un chaval con mucha calidad pero también con mucha tontería, empezó a hacer cabriolas y a pasar más tiempo en el suelo que de pie, para desesperación de los jugadores navarros. Era su juego, así como las contras si robaban el balón o el cierre defensivo ante las esperadas acometidas rojillas, blanquillas mejor dicho. Y casi les sale a los locales. Casi. Porque si bien es cierto que Jagoba movió ficha metiendo a Barja, Xisco e Íñigo Pérez, y que el segundo a punto estuvo de cabecear a gol un centrazo de Torres, en la última de las jugadas, en el último de los balones fue cuando se rompió el hechizo local, para algarabía nuestra.

Rubén sacó en largo una falta desde el campo propio, Xisco saltó más que nadie, fuera del área numantina, y peinó el cuero. Un punteo y Villar que corre a la altura del punto de penalti. Cede atrás y Torres empalma. No marcó Villar, pero fue un golpeo de billar. Porque Robertito metió el interior del taco derecho, impulsando el cuero en diagonal, haciendo que lamiese la cara interna del poste derecho para ir a morir al fondo de las mallas.

Osasuna nunca se rinde. Y conseguir un punto cuando todos dábamos por asumida la derrota sabe a victoria, sabe a gloria, sabe a esos besos matinales que te estampa tu santa y te obliga a arrancar la jornada con una sonrisa bobalicona en la cara. Sabe a segundo puesto, con otro partido de alto voltaje en el horizonte, contra el Zaragoza, en busca de un triunfo que asiente la permanencia, que nos mantenga arriba y que nos premie lo bien que lo están haciendo. Osasuna nunca se rinde, cómo nos vamos a rendir sus aficionados?

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra