x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

El que avisa no es traidor...

El Forofillo Fran Pérez

El que avisa no es traidor...

JESÚS CASO
Actualizada 27/05/2018 a las 22:50
Etiquetas
A+ A-

Hace exactamente 41 partidos que el que suscribe, a saber, el menda este que ahora mismo aporrea las teclas para trasladarle a usted, estimado y querido lector, que puso sobre aviso a todo el mundo. Que esta Liga 123, al escondite inglés, es más perra que Niebla, pregúntenle a Pedro y Heidi, y que hasta el último segundo del último minuto del último tiempo del último encuentro de la última jornada nos íbamos a quedar sin saber el desenlace de muchas cosas. Amén de los ascensos directos, claro. Esos tienen dueño, Huesca y Rayo. Y el resto? El resto se las promete apasionantes, tensas, más calientes que el avance del volcán Kilauea por tierras de Hawai.

 

 

Hawai, Bombay, son dos paraísos. Como la Primera. Todos quieren estar en ese limbo del balompié en el que manda el Barça, porque el Madrid, como decía el abuelito del anuncio. "otra vez campeón de Europa". Y es la liga de la pasta, no italiana, sino los leuros, los millones, los derechos de televisión y la solución para muchas familias que viven de ello y no tienen la calidad (ni las ofertas) que les plantan a Xavi o Iniesta sobre la mesa para ir a los Emiratos o a Japón. Pon, pon, pon.

Osasuna es esto, no hay más. Es lucha, es garra, es entrega y es incertidumbre. Osasuna es pasión y así se traslada a la afición, a una grada que antes de que Unai cabeceara a gol retumbaba hasta las Bardenas Reales. Desde el Roncal, por Tierra Estella, Sangüesa y las foces. Es lo que más nos une a los navarros y, de paso, por qué no reconocerlo, lo que más nos pone. Por lo menos al que suscribe, Chuchu a un lado. Pero en lo de la pasión al deporte incluso ella me lo sufre. Somos así.

Como Diego. Es así, cabezón y listo. Porque si algo funciona, para qué cambiarlo? Y con el mismo once que en los últimos partidos se saltó al verde de El Sadar, con ganas de ver ganar a los nuestros, que si en Soria se llega a cerrar la meta estamos casi en el playoff. Pero no. Somos así. Y con ese once que parece haberle cogido justo el gallego empezó el partido. En Pamplona y en los otros campos donde se jugaba todo, donde se apostaba un percal que hasta la Jornada 42 no se va a descubrir.

No vimos mucho fútbol, la verdad. Y eso que el Lorca, para ser un equipo descendido hace varios partidos, dio la cara como lo ha venido haciendo en las últimas jornadas. Ya ha dado más de un susto, y aquí no iba a ser menos. Y eso que Xisco marcó, pero el pitolari le quitó la miel al señalar faltita de las chiquititas sobre Dorronsoro que, para el que les escribe, fue más una estilo el meta del Liverpool Kariu, que falta en sí. Pero bueno, se señaló y a callar, que para algo el trencilla es autoridad.

Pocos balones le llegaron a Manu Herrera, sustituto del primo Sergio al que desde aquí se le mandan sacos de ánimos y esperamos verlo pronto con guantes en las manoplas. Y los que llegaron los solventó con veteranía, cogiendo una confianza que nos va a hacer falta para el último partido y, quién sabe, igual dos (o cuatro) más. El caso es que en el segundo tiempo, y siguiendo el guión de partidos anteriores, Osasuna se lanzó a por un gol que enmaraña la cosa por arriba, mientras los transistores vomitaban los goles del Zaragoza al Valladolid, de la Cultural al Oviedo, del Sevilla al Numancia...

Todo estaba más apretado que el chándal de Paquirrín antes de ponerse a dieta. La cosa no tenía pintas de explotar por ninguna parte, la incertidumbre se vestía de varios colores y ni el playoff ni el descenso se decantaba hacia un lado u otro. Y de un lado, del izquierdo del ataque osasunista, partía un saque de esquina al que iba a saltar Quique González. "Deja, tonto, a ver si me sale algo", parecía susurrarle Unai, que estaba a su espalda. Y el engominado le dejó. Y Unai colocó la cabecita, como él es, tímido, recién renovado, dirigiendo el cuero al fondo y haciendo inútil la estirada de Dorronsoro.

Se abría la lata y la cosa de encogía más, mucho más. Tanto que incluso Xisco, para no hacer spoiler, que somos Osasuna, fallaba un penalti y David se unía en el rechace y lo mandaba casi a fuera de banda. 1-0, nuestro sino es sufrir. Estamos en playoff, ahora no, ahora sí, ahora no, ahora... Gol del Tenerife en Cádiz. Triple empate en la quinta, sexta y séptima plaza. Amarillos quintos, albivioletas sextos, rojillos séptimos. Y ahora?

Hace exactamente 41 partidos que el que suscribe, a saber, el menda este que ahora mismo aporrea las teclas para trasladarle a usted, estimado y querido lector, que puso sobre aviso a todo el mundo. Que esta Liga 123, al escondite inglés, es más perra que Niebla, pregúntenle a Pedro y Heid... Sí, les suena. Es el comienzo. Y es que la cosa está casi como el la Jornada 1. Todo por hacer, todo por decidir. Todo por pelear. Rojillos, Pucela espera. El año se juega en un encuentro. Quién da más?

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra