x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Otra de agonía, por favor

El Forofillo Fran Pérez

Otra de agonía, por favor

JESÚS CASO
15/04/2018 a las 16:47
Etiquetas
A+ A-

Largo. Muy largo. Más que largo me da que se nos van a hacer estas últimas jornadas, siete en concreto, que como no cambien las cosas me da que se van a convertir en un calvario o en un errar por el desierto de la Segunda División, esta LaLiga 123 al escondite inglés en la que tenemos enredados a los rojillos. Y más tras el tropiezo, enésimo, en El Sadar y esta vez contra el Córdoba que, si bien no es el Manchester City, lo pareció contra los de Diego Martínez.

 

Xisco trata de driblar a Jesús Valentín durante el encuentro. El balear perdió los papeles al final y fue expulsado. Alguien los ha visto? AMPARO FERNÁNDEZ

 

No sé ya ni qué pensar. Por un lado creo que el míster rojillo se centra en demasía en estudiar al rival, echa unas cuantas horas en saber cómo juega el contrario, qué sistema utiliza, cómo tira de estrategia, quiénes son sus piezas claves y hombres fuertes para anularlos, hacia qué lado se tira peor el portero (ojo, que uno empezó a jugar siendo portero y hay uno que es más flojo que el otro, no es coña). Y claro, de tanto preocuparse por los otros dejas de la mano a tu propio equipo.

Serán cosas de este fútbol moderno en el que se empollan datos, se cuentan hasta los números de saques de esquina por período que va a ser por lo de las casas de apuestas, que ya hay más en este nuestro país desangrado por las necesidades que oficinas del INEM. El caso, comento, que al final nos pasa que los árboles no nos dejan ver el bosque. Y con Osasuna no es diferente. Tanto pensar en los de fuera y tenemos a los nuestros moralmente en la UVI.

No me valen las excusas. Que si un día me falta Torró, otro Clerc, el próximo Xisco. La verdad es que este encuentro contra el Córdoba de Sandoval venía marcado en rojo en el calendario. Una victoria nos catapultaba, y eso que seguíamos fuera de la promoción. Pero se espantaban muchos fantasmas y se colocaba al equipo en la rampa de salida para hacer algo bonito en el esprint de la temporada, cuando se ve al final el cartelón de la Meta. Encima en casa, donde tan mal van las cosas.

Empate y gracias. Hasta salimos contentos, oigan. Porque tal y como pintaba la horrorosa primera parte, con los mismos errores, las mismas conejadas en defensa que nos cuestan goles que se traducen en puntos para los rivales, por lo menos la cosa se arregló tras el descanso. Vuelta a ese Osasuna bipolar que da la de cal y la de arena, incapaces de tirar de continuidad o ser constantes. Aunque es cierto que el chicharrazo de Borja Lasso es de los que te obligan a salir del estadio con una sonrisa, pese a no haber ganado...

Papi, por qué somos de Osasuna? Porque ser del Madrid es muy cómodo, chiquitín. O del Barça. Ser de Osasuna conlleva un gen que, amén del haber nacido en esta maravillosa tierra que es nuestra Navarra, te obliga a ser un luchador en la vida. Te obliga a levantarte tras cada arreón en contra, te obliga a estar preparado, te hace estar alerta ante los que te quieran vencer. Aunque haya veces en las que las tropas estén más entonadas que otras.

Ahora tenemos a la chavalería moralmente tocada. No salen las cosas en Pamplona, donde más gusta ganar, con el apoyo de tu afición, con el calor de la grada que ya entraba caliente tras la batucada. Para nada. El Sadar se ha convertido en la UCI, en una especie de nueva sección del Complejo Hospitalario de Navarra donde todos los que vienen de fuera salen con puntos. Y sin heridas, que es lo peor. El Córdoba no fue menos.

Bien cerraditos, atrás, con un meta polaco que acabó con agujetas de tanto saltar ante los malos centros que llegaban desde las bandas rojillas, con un centro del campo rocoso y con un Guardiola que hizo todo el daño que quiso, por algo es el tercer máximo goelador de la categoría, y eso que anda en crisis y no marca desde hace cuatro partidos. En un equipo que está en descenso. Un equipo que hace mes y medio estaba comatoso y que, Sandoval mediante, está a tiro de victoria de salvarse. Que se salvará. Pero...

No hay excusa. Si Osasuna es incapaz de ganar al Córdoba en su casa, no merece subir a Primera. Este encuentro era clave. Por moral, por sumar, porque Diego Martínez se iría a los 54 puntos, superando su récord anotador en esta categoría que dejó la temporada pasada en 53, a uno de los que lleva con Osasuna. Malo sea que no supere la cifra en ese engordar de su curriculum de un técnico que llegará a ser grande. Pero de momento ahí está, echando horas.

Horas es lo que van a tener que entrenar los rojillos. Lo peor de la situación es que ni frío ni calor, ni mucho ni poco, ni todo ni nada. Porque la próxima jornada Osasuna visita Alcorcón y una victoria volvería a espolearnos a todos. Pero yo creo que, como reconoció Oier, si los buenos deseos no se refrendan con victorias, lo mejor va a ser bajar a la tierra, olvidarnos de palabras como ascenso, playoff, promoción y zarandajas varias y disfrutar del tramo final. No en vano hay que recordar que la última temporada que descendimos la acabamos de aquella manera, en Sabadell y agradeciendo a San Martín de Campanas por evitar la desaparición del club. Y ahora, la permanencia, por lo menos está asegurada... no?

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra