Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Cuesta abajo

El Forofillo Fran Pérez
Cuesta abajo
JESÚS CASO
Actualizada 16/12/2017 a las 18:19

Nada. Ni con esas. Ni jugando bien, ni dominando al Numancia, ni con un doblete de Xisco, ni reponiéndonos a la lamentable actuación del Arcediano, que nos tiene ojeriza, ni controlando las cometidas de los de Jagoba, ni reaccionando al primer empate... Osasuna va cuesta abajo y sin frenos, más pidiendo que se termine la primera vuelta para hacer propósito de enmienda y recalibrar objetivos, para reinventarse y ver qué se puede hacer. Otro partido que nos quedamos con las ganas de verles ganar. Y en Pamplona. Ha llovido mucho y el resto de equipos nos tienen calados.

 

Aridane cubre ante la presión de Manu Del Moral. Los rojillos se veían superiores, pero carecen de la humildad necesaria para Segunda. A.B.

 

Diego Martínez empieza a carecer de remedios para tratar de frenar la sangría de puntos que está experimentando el equipo. Y es que no da con la tecla que jornadas atrás funcionaba. Sigue empeñándose en sacar a tres arriba, que no está mal en casa, pero no le funcionan las cosas como antaño. Dos meses sin ganar en Pamplona, desde octubre contra el Albacete al que se le ganó por 1-0. Y encajando en todos los últimos encuentros. Mientras tanto, los de arriba, siguen como martillo pilón sumando de tres en tres. Lejos queda aquella racha de partidos sin perder...

Ha llegado el momento de pedir pausa, descanso, de analizar la situación. El líder puede irse a diez puntos, y el descenso ponerse a cuatro. En la jornada 19, a dos del final de la primera vuelta. Con un partido menos, vale, pero así está la situación. Que seguro que nos vamos a hartar de escuchar lo de que ni antes éramos tan buenos, ni ahora tan malos. Pero el caso es que jornada tras jornada nos siguen mojando la oreja. Y ni los más viejos del lugar se acuerdan de cuándo ganamos, por exagerar un poco la cosa.

Humildad. Ahora es momento de trabajar, de pensar en posibles soluciones que reconduzcan la nave. Porque contra el Numancia, la primera parte que hicieron fue primorosa. Adelantándose en el marcador pronto. Cerrando y dominando. Encajando en un error infantil, una contra mal cerrada, a la que se respondió de manera inmediata con el segundo gol. Y luego vino el descanso, el descoloque y otra vez ese Osasuna bipolar que acabó cediendo dos puntos.

Porque incluso la segunda parte estaba bien, controlada, sin apenas sustos. Ambiente de calma tensa, de esa situación que, si no es porque vas 2-1, es hasta agradable. Pero vas con una ventaja mínima. Y no se mueven piezas para aumentar o para cerrar. Ni se es arriesgado, ni se es amarrategi. Un quiero y no puedo de Diego Martínez que contagió de indolencia a sus jugadores y, finalmente, en una falta nuevamente mal concedida, nos llegó el empate cuando más duele. A dos minutos del final, añadidos a un lado, merced a una genialidad de un contrario.

No sé si es por la paternindad de Torres (felicidades, Robertito), por las convocatorias tan repetitivas de Diego Martínez, porque no le da para más al míster o por el frío de estos lares. Pero el caso es que hemos pasado en un mes del Osasuna estrella rutilante, cerrojazo con uno de los mejores porteros del mundo y una de las defensas más consagradas, con una medular consistente y férrea, con una delantera eficaz a más no poder a un Osasuna de Boscos, cuasi de Preferente (me perdonen los equipos de estas competiciones por la comparación) y al que todo el mundo le moja la oreja. El caso es que sumando de uno en uno, y gracias a la renta que tenemos, nos mantenemos. E incluso ni eso.

Igual es momento de sentarse y reflexionar, tratar de finalizar la primera vuelta lo mejor posible y empezar a dibujar el plan de la segunda parte del año, donde se van a repartir las lentejas. Es momento de hacer análisis. 26 puntos en 19 jornadas es un bagaje muy pobre si un equipo quiere ascender, así que lo mejor será dejarse de grandezas y empezar a trabajar con humildad. Sentar las líneas de un proyecto que en dos o tres años nos devuelva a donde queremos estar todos. Para celebrar el centenario con los Messi y compañía.

Osasuna va cuesta abajo, y se acerca peligrosamente la cuesta de enero. Un amigo mío solía decirme "si no quieres que la cuesta no te cueste, haz que te cueste". Vamos a hacer que nos cueste ganar, pero desde el trabajo y el sacrificio. Vamos a hacer que nos cueste puntuar, que nos cueste ascender peldaños, que nos cueste volver a los puestos de promoción, que cueste llegar a las dos primeras plazas. Y así, como avanzaba el capitán de Arre, el papi Roberto Torres esta semana, al final nos reiremos todos.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE