x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Puntico y recetica

El Forofillo Fran Pérez

Puntico y recetica

JESÚS CASO
21/04/2013 a las 21:53
Etiquetas
A+ A-

A más de un primo donostiarra le habrá salido caro el desplazamiento a Pamplona para ver el puntico logrado por los flamantes cuartos clasificados, ya que si bien es cierto que el precio de las entradas era bastante bajo (a 10 euros si se sacaba con carné de socio, la mayoría para ellos) el radar que la Benemérita colocó en Sarasa, dirección Pamplona, habrá dejado escocidas carteras y cuentas corrientes. Porque estaba en un sitio con limitación de ir a 80 por hora y, claro, con las torres de la catedral pamplonica a tiro, lo que se quiere es llegar y pinchar algo en lo Viejo antes de bajar al Sadar.

 

El muro de Silva y Flaño sirvió para mantener la meta a cero. Lástima la falta de gol... EFE

 

Justo después de comer, cuando me tocó hacer de moto-taxi para ir a buscar a Paul, mi hermano pequeño, que se había escondido en un pueblo llamado Osinaga, allí que nos encaminamos el avispón (la moto) y el mendas a recoger al brother por la N-240-A, la antigua carretera que salía de Pampona rumbo a la Bella Esaso. Los más jóvenes igual no se enteran, pero por ahí se salía rumbo a la Concha cuando no existían peajes en la sombra, sobres de Bárcenas, dietas dobles, triples e incluso cuádruples ni la baratita A-15. Se salía por Berriozar, Berrioplano, se atravesaba el hostal El Toro y ale, a hacer kilómetros hasta divisar el mar.

Claro, como al salir de la carretera que conduce a Osinaga (y antes a Arístregui, que no se me enfade el vecindario), no se puede girar a la izquierda, tuvimos que ir a Sarasa y hacer la popularmente conocida como oreja para cambiar el sentido de la marcha. Y al incorporarnos a la N-240-A, rumbo Pamplona, ahí que estaba el aparatejo plantado, junto a la gasolinera, semejante al Número 5 que protagonizaba "Cortocircuito" (los más jóvenes tirad de Google, pero era la típica película que nos calzaban el sábado para divertir a las familias). ¡Leñe, el radar! Claro, de ahí que en el cruce de Añuri hubiese visto una patrulla de la Guardia Civil. ¡Clinc, clinc, que hay que cubrir mínimos y estamos casi a finales de mes...!

El caso es que, de regreso, ahí había dos coches aparcados y la mentada pareja de verdes recetándoles un algo para tomarse cada diez minutos, mire usté, que ha sobrepasao el límite y el fogonazo ese no es de las estrellas de la Champiñons Ligue del año que viene, más bien era el radarico que estaba colocado algo más atrás. Pare a este lado, saque los papeles y vaya avisando a su gestor financiero que ésta es de las de aúpa.

Os imagináis ir a ver un partido a, me da igual, por ejemplo Donosti o Bilbao, y que cuando estés llegando te salte un radar? Pues eso. Y encima, siéntate con cara de feliz, por muy bien que vaya tu equipo, a ver un partido de fútbol. Lo dicho, que a más de uno se le habrá quedado mal cuerpo tras la visita a la vieja Iruña, por tener que regresar con un solo puntico y un papelito de sanción administrativa, a la sazón, multa.

Y el encuentro? Mal. Sin paños calientes. Arrancada de galgo y llegada de burro. Mucho salir a pecho descubierto, camisola rasgada como en una boda gitana, para terminar apretando el cerete y dar gracias a que ellos no tenían la tarde. Porque basta decir que Andrés fue uno de los más destacados de Osasuna. Andrés y la zaga, con un Oier inconmensurable que se perderá la cita contra el Rayito del cuñao Toñín, a la que espero acudir. Aunque lo que clama al cielo es la pólvora que tenemos arriba. Jesús, María eta Joxe...

No es de extrañar que Osasuna sea el equipo menos goleador de la Liga BBVA. Porque por mucho empeño que le pongamos, con la intención no basta. Y es una pena, porque hay gente artillera. De las Cuevas, Cejudo, Armenteros, Kike Sola, pero... ¡Qué si quieres arroz, Catalina! No la metemos ni al arcoiris y, lo peor de todo, es que se nos terminan los comodines de jugar en casa. Sin ir más lejos, ahora vamos a Vallecas y seguido a Mestalla. Alguien piensa que se puede rascar algo? Cosas peores se han visto... Pero mejores también.

La salida rojilla fue como se esperaba, sin arrebato pero al ataquer, que decía Condemorrr. Se aguantaba a la Real, un equipo que parecía no querer hacer sangre del debilitado primo navarro, y se combinaba con acierto buscando las internadas de Nano y Oier por las bandas, dobladores al estilo taurino pero sin hacer daño a los pobres animales. Pero una vez que se llegaba ahí, poco peligro demostraban las huestes rojas ante un Bravo que pasó apuros, y mucho, en el lanzamiento de una falta que se fue rozando su escuadra diestra. Armenteros era el que firmaba el pelotazo.

Así estábamos entre tarjeta, tropezón y tarjeta del amigo Mateu hasta que llegó el descanso. Concursete de la leche, sensación agridulce porque no ganábamos, pero tampoco perdíamos, y a ver si en 45 minutos hacíamos buenos los empates caseros de Dépor, Granada y Mallorca. Pero insisto, sin tetas no hay paraíso. Y sin goles, no hay puntos...

La segunda parte fue otro más de lo mismo, otro combinar para no lograr premio, un remar y remar y caernos en una poza en la orilla. Y mientras tanto, los teóricos suplentes de Mountanier (con Cadamuro de titular, por ejemplo), sin sufrir mucho. Los movimientos de banquillo fueron más peligrosos para los blanquiazules que para los nuestros, ya que la entrada de Chory y posterior de Ifrán impregnó de peligro las inmediaciones del inconmensurable Andrés.

No se ganó, pero tampoco se perdió. El tiempo dirá si el punto es bueno, ya que en las dos siguientes jornadas se puede dilucidar bastante el panorama de Osasuna en Primera División. Seguro que los de abajo se están frotando las manos al saber que tenemos dos salidas consecutivas lejos de Pamplona y que, a buen seguro, vamos a caer al pozo. Más si tenemos en cuenta el sonrojante 6-0 de Vallecas el año pasado. Pero una cosa te voy a decir, amigo Sancho, "cosas veredes". Pues eso, que nada es imposible, que decía la marca deportiva esa que tanto destilan los famosos.

Yo mientras tanto, pliego, que me piro corriendo al Burriking a por unas patatas fritas que hoy las regalan, y para acompañar, qué mejor que a la ensombrecida de mi Chuchu. Un abrazo a todos los rojillos del mundo mundial y a los primos donostiarras, por supuesto. ¡Más se perdió en Cuba!

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra