x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

De teloneros por el Botxo

El Forofillo Fran Pérez

De teloneros por el Botxo

JESÚS CASO
Actualizada 07/10/2012 a las 23:34
Etiquetas
A+ A-

Hasta los maíces, oigan. Ese es el sitio, escondido y calentico por aquello de que se acerca el invierno (lema de los Stark), hasta el que ando últimamente. Porque lo de la caverna mediática ya calma al cielo, al infierno y al limbo mismo. No es ni medianamente normal que se pare este mundo hundido en la más absoluta de las miserias económicas, con guerras y hambruna, con ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más habituados a rondar la miseria por el Clásico de las narices. Que se adelante el torrente de información del Farsa-Madriz más que la campaña comercial de las Navidades, que nos desayunemos, almorcemos, comamos, merendemos y cenemos con que si CR7 anda tristón, que si Messi no ha comido mucho, que si Piqué se va a endrogar o que si Essien va a quedarse en Madrid cuidando a los nenes de Llourinho. Qué pasa?Que en esta Liga sólo juegan dos? Pues eso.

 

Derrota en la Catedral (1-0)

 

La semanita (o las últimas semanas, mejor dicho) han venido marcadas por las peticiones de Artur Mas sobre la independencia, el referéndum o lo que sea, vamos, que a palo seco quiere un hacha para separar Cataluña entera de la península ibérica, que así les va a ir mejor. Y entre esas andaba la cosa cuando se empezó a mezclar churras, merinas y latxas (o lachas, no me protesten) y el queso que dio fue de los fuertes, hongosincluidos. Mezclar deporte y política nunca ha sido de recibo, pero claro, como a las autoridades les viene de lujo desviar la atención...

Y tan desviada estaba la susodicha (ojito, me refiero a la atención, no me sean verduscos) que el resto de la jornada ha pasado desapercibida. Y tan a la independencia andaban ellos en Madrid y Barna que otro tema de rabiosa y ladradora actualidad se omitió, aunque no para nuestros expertos ojos. Porque manda tela, que nos hayan quitado la boina de los forales y Pirus de la vida sin siquiera hacer una consulta popular sobre el asunto, no tiene precio. Esos pobres agentes de la autoridad que van a perder todo un símbolo identitario como es la chapela (o txapela, que no anda el horno para discriminar a nadie). Aunque bien mirado, eso de que el police men que cantaba no hace mucho la Leti tuviera que correr tras el mangui de turno que había robado boniatos de una huerta con una sola mano, no es muy práctico. "Es que mi sargento, se me escapó el chorizo porque con la otra mano me estaba sujetando la boina, y claro, correr con un brazo solo no son maneras. Mire CR7 en el Camp Mou, lo mal que lo pasó el pobrico...".

En fin, Serafín. Vamos a darle al partido de Osasuna, que era el que nos interesaba, y dejar asuntos varios para el buzón de sugerencias. Que anda esperando Chuchu en casa y no son horas de estar perdiendo el tiempo. Resumiendo: derrota otra vez, en San Mamés (otra vez), contra el Bilbao (perdón, Athletic...) otra vez. Y rarezas de Mendi al canto... Sip, otra vez. Pero no es tan negro el panorama, ya que a mi el partido de la Catedral me dejó un sabor agridulce. Agrio por la derrota (sí, van cinco en siete partidos, pero no me dice nada el dato ya que cuatro han sido lejos de Pamplona y una contra el Barça). Cuatro palos que marcaron el resultado, tres en forma de poste y el último por la derrota contra los navarros del Botxo.

Osasuna hizo de telonero del supermegachachi Clásico que todo lo para. Y fue un buen partido. Una salida con presión, un nuevo once de probaturas (a ver cuando el mocete de Zaldibar empieza a tener un once fijo o, en su defecto, un nueve fijo, joé...). Luego lo de la caraja de todos los encuentros, un momento kit-kat en el que nos clavan un chicharrico (Adúriz la ataca de dulce, el muy jodío) y el tembleque en las piernas hasta rehacernos. No me explico la caraja, la endeblez mental o la cagalera que les entra a los nuestros cuando nos marcan un gol. Habrá que llamar a algún sofrólogo para tratar de remediarlo. Y gracias que estaba Andrés, que si no...

El caso es que una vez reasentados y con dos cambios a la media hora de partido (hecho este que no habla nada bien del mister, ya que preparar un partido toda una semana para cambiar a dos a los 30 minutos no sé si te deja en muy buen lugar). Digo, que me vuelvo a dispersar cuan navarrico que soy, que una vez aterrizados de nuevo tras el gol de Aritz, Osasuna empezó a achuchar y dejó dos postes en la primera parte. Endeblez defensiva pero mordiente arriba. Con este aspecto chiflaba el pitolari de turno para que se reanudara la partita, que dicen los italianos.

Y en el segundo tiempo se vio un partido típico del norte, pero del norte de Europa. Gran Bretaña para ser más exactos. Ida y vuelta, tensión por la incertidumbre del marcador, plas-plas del bueno para los amantes que estábamos ante la pantalla sin poder quitar el ojo y otro postazo, esta vez de Timor, que casi pone las tablas. Entre medio, Andrés por aquí, Andrés por allá y Andrés por todas partes, multiplicándose ante las acometidas de, especialmente, De Marcos. El chavalín fijo que sueña en amarillo Piolín tras el partido. Pero no pudo ser. Derrota y dos semaniats para cambiar el chip, recuperar efectivos sobre todo atrás y hacer un descansito que no sé yo si se lo han ganado estos bandidos.

Dentro de dos semanas nos visita el Betis. Ese partido debe servir de acicate y reacción. Ahora, conforme nos acercamos a la jornada 10, es cuando hay que dar el golpe encima de la mesa. Hay que blindar el viejo Sadar, ganar a los de Mel, sacar tres puntos y pelear a muerte los partidos de fuera. Hay que encadenar dos o tres encuentros de victoria y calmar los miedos que se quieren acercar a las oficinas rojillas. Y qué mejor que ganar al Betis, como sea, de penalti, en el minuto 94, con solvencia o con la gorra. Aunque visto lo visto, igual es mejor hacerlo con la boina...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra