x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

A la rica oreja...

El Forofillo Fran Pérez

A la rica oreja...

JESÚS CASO
Actualizada 30/09/2012 a las 21:11
Etiquetas
A+ A-

Hay orejas y orejas. Orejas grandes y orejitas, con lóbulo o sin lóbulo, orejas alargadas, redondas, de soplillo, a lo Dumbo y orejas de duende. Está la oreja de cerdo, que con sal y pimienta, una vez cocida, hace las delicias de cualquier paladar, y los orejones. Mi madre, con ciruelas, los hace riquísimos durante las Navidades. Enorme se antoja el desconocido universo de las orejas...

 

Goleada al Levante (4-0)

 

Están las orejas famosas como las de Carlos de Inglaterra, o las de Clark Gable en "Lo que el viento se llevó", orejas paquidérmicas de Dumbo, orejas mordidas como la de Holyfield cuyo trozo se quedó Tyson, orejas ansiadas por gente disfrazada con trajes de luces en la mal llamada fiesta nacional (ya me dirán qué tiene de fiesta torturar a un animal tan bonito como el toro) y orejas de Libro Guinness. Para qué diantres sirven las orejas?

La verdad es que su funcionalidad es casi tan variopinta como sus modalidades. La oreja sirve para lucir uno o varios pendientes, hacen de soporte de las alcaparras (o gafas), las utilizamos para oír e, incluso algunas personas, para escuchar. Con la oreja sabemos si hace frío o calor, ya que junto a la nariz es de lo primero que se nos congela cuando baja el mercurio, y en nuestro cumpleaños son salvajemente estiradas para celebrar la fecha.

Cuando estoy jugando con las sobris, si me cuelgo cualquier tontería de las orejas se echan a reír. Y con las cerezas solemos hacer lo mismo en los momentos de payaso. Si las abrimos hacia los lados adoptamos la imagen de una taza de consomé, haciendo la burla, y a lo burro sirven para reírnos de alguien que está delante nuestra en el momento de una foto.

Pero como nunca, nunca, nunca jamás debería utilizarse las orejas es como lo hizo Timor. El valenciano dio muy mal ejemplo tras anotar el penalti contra el Levante, que suponía el 3-0 y certificaba la primera victoria de la temporada, al dirigirse al respetable con la mano en el pabellón auditivo, reprochando las criticas. Una de dos: o está mal aconsejado o al mocete no le da para más. Su feo gesto trajo recuerdos de tiempos casi enterrados con un tal Kuznetsov en las filas de nuestro Osasuna. Eso no se hace, David, eso no se hace...

Además, qué sentido se le puede encontrar a ese reproche? No olvides que es la grada la que te sube a lo más alto y la que te puede bajar a los infiernos. Con 3-0 en el luminoso, con la victoria en el bolsillo, celebras con los compis el gol y cuando terminas el partido, agradeces el apoyo del respetable desde el centro del campo y a la ducha, que en una semana hay más fútbol. Porque sabes que esto sigue, no? Ahí reside la clave.

Te voy a decir qué es lo que hubiese pasado si omites lo de la orejita. Marcas el penalti, celebras con todos, te das un baño de multitudes ya que la gente se olvida del mediocre encuentro que has hecho, de los múltiples fallos que has cometido y se acuerda de que has marcado un gol y de que has soltado dos zurdazos con olor a escuadra que no han entrado por un pelo. Y encima creces como futbolista y como persona, ya que en esto del fútbol, amigo David, hay que estar a las duras y a las maduras.

Hablemos de fútbol y corramos un tupido velo. El equipo se ha hecho ya con el primer triunfo. Iba tocando, ya que en casa habíamos empatado y perdido. El triunfo es balsámico donde los haya, ya que espanta a los fantasmas, da un golpe de autoridad, dejamos la meta a cero por primera vez y afrontamos con ánimos renovados el encuentro de San Mamés. Lo tuvo todo y todo fue ideal y perfecto para nuestros intereses.

La primera parte, ese tanteo en el que pudo la tensión clasificatoria y el fútbol-control, poco dejó para el aficionado. Los silbidos salían al aire de vez en cuando, protestando por el mal juego de los rojis, pero también salían los gritos de ánimo y apoyo para que los once sepan que seguimos ahí, siempre seguiremos en la grada.

La segunda parte fue otra historia. Juanlu, en la tertulia de TrakFMdel "A por ellos" (todos los lunes de 22.00 a 00.00 horas, os la recomiendo ya que nos lo pasamos de lujo) señalaba como clave para meterles mano el hecho de que son una plantilla talludita y que, cuatro días después, jugaban la Europa League. Dicho y hecho. En la reanudación nos los comimos y, lo que es más importante, no sufrimos en ningún momento.

Armenteros abrió la lata. El argentino parece estar llamado a ser uno de los grandes del club, calidad tiene y de sobra. Pase a la espalda para el desmarque de Cejudo, zurdazo con el alma en el cuero y el balón que pega en el poste. Rechace que el propio Armenteros no caza, la zaga se la devuelve y al final sí que sí. 1-0 y media hora por delante. Más de uno pensaba en lo que iba a costar...

Nada más lejos de la realidad. Lamah culminaba una contra con los granotas volcados hacia nuestra área, tras una buena parada de Munúa que esterilizaba las ansias de gol de Llorente. 2-0 y todo hecho. Esa sensación poblaba la grada y la primera victoria en casa llegaba cuando más se necesitaba. Pero como decía el Superratón, "no se vayan todavía, que aún hay más".

Y hubo. Hubo un penalti a Sola (dos penaltis en la misma jugada, pero bueno) y el tercero de Timor, orejas a un lado. Y hubo un cuarto, en el descuento, en los minutos de la basura, de Nino, pero que viene de perlas para que el almeriense se reafirme y, de paso, premiaba su buen encuentro.

Ahora a San Mamés. Fácil?Difícil?Imposible? La verdad que no es un feudo en el que últimamente hayamos sacado tajada, pero tras ver el Real 2 - Ath. Bilbao 0 de esta jornada, los de Bielsa no andan pero que nada finos. Sin su brújula Javi Martínez y con Llorente remolón, sin Amorebieta (expulsado en Anoeta) y con el equipo con dudas, puede ser que saltemos la banca y mantengamos la racha positiva que hemos pillado contra el Levante. Además, vuelve Patxipu, aunque tras el partidazo de Annan vete a saber por quién se decanta el amigo Mendilibar. Con decir que con la defensa que el Zaragoza nos metió tres aguantamos a cero por primera vez en la temporada, queda todo dicho...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra