Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Miradas en rojo

El Forofillo Fran Pérez
Miradas en rojo
JESÚS CASO
Actualizada 16/09/2012 a las 21:09

Nach estuvo en Pamplona. El pasado viernes. En la Ciudadela, dentro del ciclo "Ciudadela Sound". Y fijo que más de uno se preguntará quién es ese Nach. Sencillamente, el mayor de los poetas urbanos del panorama mundial. Es un rapero de esos que cuando los ves por primera vez te da miedo, porque tiene cara de malote. Pero lo escuchas y la vida no puede seguir pasándote de refilón. Te remueve las entrañas, te hace apretar los puños, te seduce, te noquea, te hace ver la vida de otra manera... Nach es un luchador, un guerrero de la pluma que no deja impasible a nadie...

 

Empate con el Mallorca

 

Y Nach debería ser rojillo. Un tío que hace la música que hace él debería ser socio honorífico de Osasuna. A ver si alguno de los mandamases lee esto y lo volvemos a ver en Pamplona, ya que es una gozada tanto talento bajo una gorra de visera y una camiseta ancha. Y dicho esto, vamos a darle a la tecla con Osasuna, vamos a tratar de poner bajo el prisma de la mirada nachiana este arranque rojillo para tratar de darle sentido.

Cuatro partidos. Un punto. Tres derrotas y un empate. La electricidad rasgaba las sombras cuando el sol se había marchado y los aficionados abandonábamos el viejo Sadar. A pesar de no haber apenas nubes en el cielo, el ánimo estaba plomizo, apesadumbrado, el pesimismo flotaba en el aire. "Otra semana más colistas", decía el menos agorero. Un deambular de medio zombies más preocupado por la cercanía del lunes en el horizonte, con el corazón encogido por el empate de Osasuna, porque el inicio es malo, porque la Segunda se acerca, porque el más de lo mismo llenaba las elásticas de nuestro equipo.

No me vale que para la cuarta jornada se empiecen a hacer balances. No me sirven argumentos del palo de "estamos más verdes que la segunda equipación del Real Mandril", o que "los pitolaris nos la están jugando". No me gustan los vasos medio vacíos cuando queda temporada por beber, cuando los nuestros no lo hacen mal, cuando por una serie de circunstancias nos vemos donde estamos, en lo más hondo de la tabla, pero de manera anecdótica.

El empate contra el Mallorca fue justo. Pudimos ganar y también pudimos perder. Pero fue justo. Y sumamos, que ya lo decía Vujadin Boskov: "punto ser punto". Y un grano es poco, pero hace montaña. Es mejor ver lo positivo y quedarnos con ello, seguir remando para que el esfuerzo empiece a dar sus frutos. Y cuando llevemos por lo menos 12 partidos, podemos activar el interruptor de la alarma si es necesario, enarbolar la bandera blanca o sacar la tijera de Mariano. Pero hasta entonces, todos como el sitio donde vive Bob: una piña.

El novedoso doble pivote de Mendi compuesto por Timor y Oier estuvo bien. Mejor el primero que el segundo, pero ambos presentes y ocupando mucha parcela. Cortando, conduciendo, repartiendo, peleando y alimentando las calderas del equipo. Con una zaga segura, dos centrales de solvencia y laterales que se animaban, más Bertrán que Damiá. Sisi es un ratón que da pausa o acelera, Cejudo tiene la meta entre cejas, Llorente se excedió en la pelea, dando codillo a cambio de gancho de Nunes. Y Ayza lo hizo bien. Al final, 1-1 y a pensar en Zaragoza.

No es momento de bajar los brazos, hay que seguir con los rojillos hasta la muerte, confiando en el proyecto que tiene buena pinta. No podemos dejarnos llevar por el desánimo, tirar toallas a rings que apenas hemos empezado a pisar, con los guantes sin atar del todo. Vamos a pelear, vamos a rebelarnos, vamos a tirar de filosofía nachiana ya que el mundo puede tener otro color, un color más rojo, más esperanzador. Y si no, leed lo que dice este poeta urbano en su Anochece por las calles de "Suburbia": "Y a los que quiero les digo que aguanten, no desfallezcan, que nuestros días de gloria se acercan". Esa es la idea. Ese es el camino. Esa es la filosofía. Y ahora, a por los maños...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE