Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

San José rojillo

El Forofillo Fran Pérez
San José rojillo
JESÚS CASO
Actualizada 18/03/2012 a las 00:00

¡Feliz Día del Padre! O de San José, que para el caso es lo mismo. Ya, ya, que me he adelantado. Lo sé, lo sé, pero es que no puedo esperar más, y como ando contento cuan barlovento por sotavento, a la par que poético, pues me lanzo al agua y a ver si aprendo a nadar, que peino ya canitas. De ahí que aproveche que el lunes 19 se celebra San José y mando mis más sinceras felicitaciones a mi santo padre, de nombre José Luis, y a todos los Josés, Pepes, Josetes, Joxepos, Jusués o como quieran calzarse en el DNI cuya raíz tenga relación con el santo. Lo dicho, felicidades.

 

Roversio se abraza a Patxipu tras marcar el gol del empate en La Romareda. EFE

 

Y como mi santo padre, Osasuna también tiene de padre a un José Luis, de apellido Mendilibar. Y para mí que el vasco, antes que cocinero, fue fraile. O era al revés? Vamos, que antes de ser entrenador, era jardinero. Porque hay que ver lo que le está dando esta temporada la flor en el cucu, en el sitio donde la espalda pierde su nombre, en los mofletes, cachetes traseros o, como vulgar (y acertadamente) se dice, en el culo. Porque si no, ya me diréis si esto es normal o no. Ojito, y que siga...

El partido de La Romareda fue un querer y no poder. Ni los locales, colistas y con mucho lío no sólo en lo deportivo, ni los visitantes, que de haber ganado se acostaban en puestos de Champiñons Ligue. Vamos, un petardazo de esos que si los comprimen en píldoras hacen la competencia a cualquier somnífero. Y eso que el arranque fue de galgo, pero la llegada de burro. Aunque puestos a ser positivistas, por lo menos hubo emoción con los palos y al final, en los últimos minutos, con los caracolitos.

Andrés volvió a ser don Andrés, un portero que empieza a dar encuestas a los medios de la capital y que empieza a sonar en equipos grandes. También ocurrió con López Vallejo, que si el Barça, que si el Milán, que si los del Bronce de Boscos... Baile de nombres y fichas que forman parte de ese mundillo del cuore balompédico que si no se hace, parece que este deporte no tiene la misma gracia. Pero la tiene.

Por ejemplo, la rivalidad. Pero la sana, no la de borregos que se citan para molerse a palos como si de sacos de trigo se tratara. Esa rivalidad regional que pudimos mamar contra el Bilbao (¡perdón, el Athletic!) y que también estuvo presente contra el Zaragoza. Ese pique entre ambos equipos que se torna dramático si se tiene en cuenta la situación de los maños, carne de Segunda pero que hasta que no se pita el final del último partido, no se puede decir nada. Y si no, que nos lo pregunten a nosotros, que de eso sabemos un rato...

San José Menilibar volvió a sacar la flor en La Romareda. Osasuna se empeñó en hacer el encuentro que hace casi siempre fuera de casa, es decir, malo, malo, malo. A dejar pasar el tiempo, a ver si suena la flauta en una contra, a jugar con el nerviosismo de los de casa y con los pitos de la grada y a ver si engordamos la cuenta de empates. Y ya llevamos 12, somos los que más empatamos de Primera, igualados con el Racing de Santander. Menos mal que en casa nos va de perlas, que si no... Eso sí. También es cierto que, junto al Valencia, somos el tercer equipo que menos partidos ha perdido. Seis. Y esos es un puntazo.

Con la presencia de Roversio acompañando a Sergio atrás, las novedades respecto a los últimos once fueron escasas. Mendilibar sigue contando con el once tipo, condicionado por las lesiones (arriba sobre todo) y que parece que le funciona. Damiá, quien salvó bajo palos el gol del Bilbao una semana antes (¡Ups, otra vez perdón, el gol del Athletic!) y se ganó una estatua en la Plaza del Castillo, sigue demostrando que mejora día a día. Vale, lo tenía fácil. Pero por lo menos ahora empieza a ofrecer más de lo que daba antes.

El centro del campo con Patxipu y Nekounam siguen a buen nivel, las alas desaparecieron, es cierto. Ni Lamah fue veloz, aunque empezó con ganas, ni Cejudo desbordó. Y arriba, entre el tesón y alma de este equipo que es Raúl, y el pobre Nino, que se desfonda de un lado para otro, poca chicha se sacó.

Lo mejor, el final. El chicharrazo de Helder Postiga, al que casi llega con las uñas Andrés pero era imparable, que parecía condenar un encuentro insulso de los nuestros, hasta la reacción a los dos minutos, con peinadita de Raúl y cabezazo de Roversio. Justo empate? Bueno, no sé dónde está la justicia, si es que existe o no, si se riega, abona, o uno espera hasta que llega. El caso es que los puntos que tenemos son 39, que queda muy poco para lograr la salvación y que a partir de entonces, estaría bien que se probara a los Raoul Loé, Torres y compañía para ir cimentando el futuro.

Y el siguiente? Pues el Getafe. Los chicos del Burriking. Y en el viejo Sadar. Habrá lanzamiento de balones? Esperemos que no, aunque la verdad es que toca un poco la vaina que a Osasuna le aperciban de cierre, acompañado de la multita golosa para los trajes de Villas (Sería porque fue contra su Bilbao?¡Perdóoon, Athletic!) y a los otros no les dicen ni . Pues bueno, pues vale, pues me alegro. Nosotros tenemos la flor de Mendi y ellos no. ¡Feliz Día del Padre!

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE