x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Vuelve Osasuna

El Forofillo Fran Pérez

Vuelve Osasuna

JESÚS CASO
20/02/2011 a las 20:15
Etiquetas
A+ A-

¡Señoras y señores, en la pista central del viejo Sadar, tras dos años y medio de ausencia, con los mismos leones y sin payasos, rememorando lo que todos estábamos acostumbrados a ver desde pequeñitos en Osasuna, de rojo sangre, de garra y pasióoooon.... OSASUUUNAAAAA!

Vengo más contento que Barlovento, como unas castañuelas, con ilusiones renovadas, con la sonrisa de un niño al que le acaban de dejar los Reyes Magos un carro de regalos con los que voy a jugar durante cuatro meses, por lo menos. Vengo que lo tiro, oigan, tras el grandísimo colofón que ha puesto Mendilibar a su aterrizaje en Pamplona. 4-0, contra el Espanyol, que no es moco de pavo, y con un increíble partido.

Cuando surge una situación problemática en esta vida, no es cuestión de buscar culpables, sino soluciones. Porque estamos muy acostumbrados a echar la culpa, a cargarnos a los responsables, a enquistar el problema cuando lo que es vital es poner remedio al desaguisado, taponar la herida mortal para evitar que la sangre nos lleve al hoyo. Suele ocurrir que, entre dimes y diretes, el moribundo se convierte en finado. Y eso, de ley es reconocerlo, lo ha hecho bien el presi Izco.

Sorprendiendo a propios y extraños cambió de entrenador. Mendilibar aterrizó en Tajonar con expectación y una base enorme de ilusión. Olvidando el que cualquier tiempo pasado fue mejor, el técnico vizcaíno dejó claro desde el primer día varios aspectos: que sabía de fútbol, que se implicaba con Osasuna y que venía a trabajar. Con ese poquito fue suficiente para atrapar a una afición deseosa de agarrarse no a un clavo ardiendo, si no a la viga en llamas, tras las dos últimas temporadas. Y media.

Día a día José Luis fue enseñando sus intenciones. Defensa adelantada, trabajo de la estrategia, mucho curro y esfuerzo y garra. Vamos, que tiró de hemeroteca o, mejor dicho, puso en Google "Osasuna" y se empapó de los resultados que encontró. Ya ni os cuento si ha sido capaz de poner "Pamplona" en la ventana de búsqueda, vamos, se nos haría gaseosa el asunto...

Desde el primer día charló cara a cara con todos y cada uno de los jugadores. Corregía defectos en el entrenamiento, hacía estrategia por bandas con centrales de verdad, de carne y hueso, no dummys. Se preocupaba de todos y cada uno de los jugadores, poniéndoles nombre y apellidos. Hasta le preguntó a Rúper por lo suyo, para sorpresa del resto de jugadores.

No hizo otra cosa que su trabajo. Se empapó del lugar al que venía y de la plantilla con la que iba a trabajar. Toda la semana fue sembrando pizquitas de ilusiones ante la prensa, ante la afición, ante los navarros. Hasta que llegó el domingo. Dudas, muchas. Confianza, toda. Ausencias, notables, como el caso de Aranda, Flaño, Sergio, Corominas... Pero hay que dejarle trabajar para ver si salen las cosas, que los proyectos nuevos sueles tardar en arrancar. Pues tardó lo que le costó a Pérez Lasa exhalar el aire por la boca y hacer pitar el silbato.

La cara del equipo fue totalmente opuesta a la de los últimos tiempos. Línea defensiva adelantada, presión a la salida del rival, pero sin obsesionarse. Calleja sacando a pasear su zurda de oro. Lolo y Josetxo como mariscales atrás. Motoreta Nelson y Nachete Monreal sumándose al ataque sin descuidar la parcela defensiva. Centro del campo con calidad persa y un Patxipu descargado de la presión de sacar las estrategias directas, con lo que minaba su moral. Masoud y Calleja, inconmensurables. Aunque lo del segundo fue de traca. Y arriba, a pesar de la edad y de que fue el más justito en la línea del resto del equipo, Pandiani luchador pero sin falta de acierto y Camuñas, con nueva posición y gozándola todos por su calidad. Hasta Soriano, saliendo del banquillo, se estrenó como goleador rojillo. Si llega a debutar Ekhi, colofón ideal, aunque todo llegara...

Poco a poco fueron cayendo los goles. Claro, una parroquia que no estaba acostumbrada a semejantes muestras de fútbol, efectividad y pelea, se mostraba sorprendida. Tanto que los cánticos amenizaron la perfecta tarde futbolera: "Mendilibar, oé. Mendilibar, oé", coreaba el respetable. "Calleja, Calleja", o el "A por ellos, oé", sin rastros del ex técnico ni críticas a la presidencia. Hasta con el 4-0, gol que no supimos casi ni celebrar por lo extraño de ver otro chicharro más, el respetable pedía la manita. Fiestorro, "Qué bote el Sadar" y alegría para el lunes.

Ahora toca seguir con la ilusión. Toca ver si somos capaces de hacerlo igual de bien fuera de casa a como lo hemos hecho contra el Espanyol de un Pochettino que, si tarda más en salir, no comparece en rueda de prensa. Por qué no vamos a ganar en el Ciutat de Valencia al Levante? Cosas más raras se han visto, y si no, que se lo pregunten a Clarita, navarra de pura cepa y seguidora fiel del... ¡Betis! Pues eso, a ver si estiramos el buen rollito que se ha instalado en el seno de la parroquia rojilla, que el séptimo en Liga tiene premio de Europa League...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte! 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra