x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

De turismo o haciendo el pollino

El Forofillo Fran Pérez

De turismo o haciendo el pollino

JESÚS CASO
23/01/2011 a las 21:16
Etiquetas
A+ A-

Juan Ramón Jiménez, autor andaluz que sacó poesía de la siempre menospreciada imagen de los pollinos (a saber, asnos o burros) cantó las delicias de este fiel y tenaz animal en su obra "Platero y yo", en la que el autor hacía una elegía al bichejo mostrando más sus virtudes y enfrentándose a los defectos tan extendidos entre el populacho. Y es que al burro lo molían a palos, le hacían llevar la carga, lo utilizaban en las labores menos gratas de la vida cotidiana y, al final, alguien tuvo que salir en defensa del colectivo.

Pues eso, precisamente, es lo que continúan haciendo los rojillos por este recorrido turístico por los campos de Primera. Salidas que se cuentan por derrotas o, en el mejor de los casos, un pírrico empate. Escaso botín para una lucha que poco a poco se va perdiendo y que, si miramos al futuro próximo, se presenta poco halagüeño con la visita del todopoderoso Real Madrid la siguiente jornada.

El caso es que, hablando de pollinos, asnos y burros, imagino que todos sabréis la estrategia que antaño utilizaban los conductores de carros para hacer que las bestias (ojo, las de cuatro patas, no las de dos piernas) tiraran para adelante. El ingenio consistía en atar una zanahoria al extremo de un palo y, ante semejante manjar, el animal trataba de alcanzarlo al verlo a escasos centímetros de su hocico. Una lucha imposible que terminaba con el interesado llegando al lugar convenido y el animal, exhausto, cansado y sin premio.

Lo mismo nos hacen estos de rojo. Aunque en el Juegos Mediterráneos iban de blanco y pantalón oscuro, una moda molona más típica de la Premier (o First, dependiendo de las categorías a las que nos refiramos) pero que resulto poco efectiva a a postre. Y me refiero a que, siempre y más en los últimos encuentros lejos del viejo Sadar, ocurre lo mismo. Nos calientan, nos lo creemos, picamos como pollinos y terminamos igual que el primo de Platero: exhaustos, cansados y sin premio.

La primera parte del jueguecito de marras consiste en algo que se les da bien a los nuestros, y es encajar dos goles pronto, de forma fácil y sin apenas oposición para el rival. Ojito y pestaña, que no hablamos del Madrid, del Barcelona, Valencia o Villarreal. Quita, quita, que esos son palabras mayores. Hablamos del que, hasta jugar contra Osasuna, era el colista de la Primera División, ahí es nada. Un conjunto con una media de goles de poco más, o poco menos, no recuerdo bien, uno por partido. Y que no había ganado todavía, en toda una primera vuelta, como local.

Vamos, que si se juntan el hambre y las ganas de comer, alguna de las dos sale perdiendo. Y siempre la balanza se inclina hacia el mismo lado. El que no queremos los aficionados rojillos. Pues ale. 2-0 en media horita y Camacho que ni se inmuta. Echa la mano para atrás en el banquillo y Aranda marca de un buen zapatazo. El de Cieza engancha la hortaliza al extremo del palo y los aficionados calientes (por no decir cachondos, entiendan, es una palabra fea y no queda muy bien sobre el papel) porque vemos que todo es posible.

Descanso. Charleta, conjura (a ver si los rojillos consultan el sentido de la palabra conjura, que me da a mi que andan algo despistadillos) y empieza la segunda parte del viaje con el carro, el trigo y el burro. 3-1 para los locales, en otro regalíz de estrategia, y ale. A sufrir. Más de nada, vacío, ausencia de propuestas de fútbol o remontada, nadismo absoluto con cambios a la desesperada a ver si cuelan. Y mientras tanto, el colista, que se nos pone a un punto. Que nos acerca al pozo. Que gana su primer encuentro. Que hace tres goles.

Minuto 92, Lekic demuestra que por algo se le fichó y marca de estético cabezazo. Y los forofazos rojillos del mundo mundial, apretando los machos porque se ve que la machada del empate puede llegar. Un empate, ojo, que no tapaba para nada las carencias del equipo y la mala imagen que seguimos empeñados en demostrar allende nuestras fronteras forales. Pero bueno, punto ser punto que decía Antic. A saber, más palo y más zanahoria. Ricardo que sube a rematar la última de las últimas oportunidades. Y final.

En fin, que esperemos que, por lo menos, los chavales hayan visitado algo de Almería y alrededores. Soriano, por lo menos, se llevó el cariño de su ex afición. El resto, salvo Camuñas, cero patatero y a ponerse el mono de trabajo. A ver si el partido contra el Real Madrid, que es de los que molan a la parroquia navarra, se puede dar un cambio, giro, mutación o algo que nos permita ser optimistas de cara a la salvación. Cambio en el banquillo?

Lo siento pero me niego en rotundo a tal decisión. Si el señor Camacho trabaja para Osasuna, tiene un contrato jugoso y cobra lo que cobra, que se quede hasta el último minuto de temporada. Que nos desciende? Pues bueno, pues vale, pues de acuerdo. Él a su casa con la referencia de haber descendido a Segunda a un equipo y la imagen dada, que aunque en esto del fútbol en cuanto a entrenadores no existe memoria histórica, por lo menos semejante muesca que se la lleve en su revólver. Pero creo que prescindir de él, tal y como está la vida, es tirar un dinero que no nos sobra para nada. Eso sí, vamos a apoyar desde la grada todos, como siempre hemos hecho, y a llevar al equipo hasta la permanencia. Porque si no lo hacemos nosotros, junto a San Fermín y San Francisco Javier, poca gente más nos va a ayudar...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra