x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Un visto y no visto

El Forofillo Fran Pérez

Un visto y no visto

JESÚS CASO
05/12/2010 a las 16:00
Etiquetas
A+ A-

Pues nada, parece que no hay manera de ganar a este Barcelona. Ni tan siquiera metiéndole un viaje de urgencia, primero en tren con dos horas entre la Ciudad Condal y Zaragoza y, posteriormente, autobús hasta Pamplona, son capaces de bajar la guardia los Guardiola's Boys. Y eso que, sinceramente, me parece perfecta y justa la postura de Osasuna en el lío de aplazamientos o no aplazamientos del encuentro. Porque entre el lío de dimes y diretes entre el club catalán y la RFEF, Osasuna salió y, viendo que podía pescar en río revuelto, se mantuvo firme en disputar el partido el día y la hora programados.

El caso es que este súper Barça ha dejado corta la expresión de Julio César de "Veni, vidi, vici". La frasecita, que soltaba el augusto para dejar claro que a él le bastaba llegar a un país, verlo y vencer la pelea para conquistarlo, si la ponemos al lado de lo que hicieron los culés en Pamplona se torna en la segunda ofensiva alemana en la II Guerra Mundial: algo largo y tedioso.

Porque los líderes, que no perdieron semejante condición en Pamplona, viajaron, llegaron y ganaron. Sin despeinarse, sin sudar. Oye, Patxi, que así somos aquí. Que hace falta zamparse 400 kilómetros de ida en cuatro horas? Pues se hace, releñe. Para algo pagan bien. Llegaron a las 20.10 al estadio. Entraron en chándal. Hasta Oasuna le dejó tiempo para calentar.

Comenzó el partido con la grada rojilla indignada por lo que consideraba una salida de tono de Guardiola y compañía, un retraso injustificado y un tratamiento de privilegio para el FC Barcelona por parte de la Real Federación Española de Fútbol. Y Osasuna lo aprovechó, en una suerte de guerra de guerrillas en la que todo vale con el fin de ganar al mejor equipo del mundo. Pero duró poco la alegría en la casa del pobre.

Y es que en una jornada marcada por el parón de los controladores aéreos, con estado de sitio a nivel nacional, los militares controlando las torres y en la que sólo faltó sacar los tanques a la calle, que diría el amigo Yulen, los culés se dedicaron a controlar el juego en todo momento. Salieron a la palestra las cobras barcelonistas e hipnotizaron a los rojillos en el momento preciso. ENtonces empezó a desinflarse la presión navarra, hasta el momento impecable.

Xavi, Iniesta, Messi, Pedro y compañía se pusieron la muda del reptil y fusilaron el encuentro. Messi hipnotizó a los rivales en tres cuartas partes del ataque visitante, nadie le salió al paso. El muro rojillo, convidado de piedra, dejó entrever un resquicio en el que coló la Pulga el cuero y Pedro, rompiendo la espalda desde atrás, controlaba y marcaba. Y los osasunistas seguían igual, en estado catatónico. Como las cobras cuando atacan a sus presas.

Valdés, siempre polémico, quiso darle cierto picante al partido y cedió, no gustoso, una pelota a Soriano al borde del área rival. Pero el maño es Soriano, y su intento de vaselina no terminó como hubiéramos deseado todos los rojillos de pro. Y mientras tanto, los culés,a lo suyo. A estirar al rival hasta lo indecible, a marear la pelotita y a sacarla con huecos creados y espacios a antojo del consumidor. Hasta que llegamos al descanso.

Claro, con 0-1 en el luminoso, y teniendo en mente el partido del año pasado, llegar con estos guarismos al tramo final hacía que alimentáramos la esperanza de arañar algún puntico rico. Pero me da que Guardiola también lo vio. Y comenzaron a morder los reptiles culés, mientras que los rojillos eran meras culebras de cristal, inofensivas como el almacén de peluches de un trio al pichón.

Dos mordiscos letales, de quién si no, Leonel Messi, la Pulga, y asunto zanjado. Hasta le dio tiempo al técnico culé a retirar a Xavi y, posteriormente, a Villa y Messi. Hay que darles descanso que ahora toca Champiñons, aunque no se jueguen nada. Y así que nos quedamos. Un plis-plas y el partido resuelto para el lado visitante.

Ahora no podemos lamentarnos. Está visto que, aunque les montes una juerga espectacular a los futbolistas del Barça y les obligues a ir a jugar de empalmada, no hay manera de ganarles. La calidad se paga, amigos. Lo que tenemos que hacer es entrar en nuestra liga, tratar de sacar algún punto en Mestalla, dado el calendario que se nos presenta. Y sobre todo, no olvidar que esto es un juego, un deporte, y que su finalidad es divertir al espectador. Se ha acabado el partido, se terminó todo lo que le rodea. Toca pensar en los ché.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra