Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Igualdad

La aplicación del 'sí es sí' deja en evidancia a Irene Montero

El PSOE se abre a modificar la ley tras la rebaja de penas a abusadores sexuale

Ampliar La ministra de Igualdad, Irene Montero, tras una reunión mantenida con el presidente Gustavo Petro, en Bogotá (Colombia)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, tras una reunión mantenida con el presidente Gustavo Petro, en Bogotá (Colombia)EFE
Publicado el 16/11/2022 a las 06:00
El PSOE se abrió este martes 15 de noviembre a modificar la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, más conocida como 'ley del solo sí es sí', que entró en vigor el pasado 7 de octubre, después de que dos condenados por abusos sexuales se hayan beneficiado de la norma viendo reducidas sus penas de cárcel. Todo pese a que desde el Ministerio de Igualdad llevaban negado desde hace meses que esta circunstancia pudiera llegar a suceder y de que tras la revisión a la baja de estas sentencias cargaran la culpabilidad en la interpretación de los jueces y no en la norma en sí.
La ministra de Hacienda y número dos de los socialistas, María Jesús Montero, corregía este martes al ministerio que dirige Irene Montero, asumiendo que esta rebaja de las penas "no era el objetivo de la ley". En los pasillos del Senado, tras asistir a la sesión de control al Gobierno, reconoció que el Consejo de Ministros debe "estudiar" esta materia, "después de algunas sentencias" que se habrían dictado "al amparo de esta ley". "No era el objetivo de la ley que se pudieran rebajar las penas con motivo de abuso a menores. Todo lo contrario", apostilló.
Esto sucedía horas después de conocerse que la Audiencia Provincial de Madrid ha rebajado de ocho a seis años la condena contra un ciudadano por un delito de abusos a un menor de 16 años. Y de que otro tribunal de la Audiencia de Madrid, la Sección 15, ha revisado la condena de un profesor de inglés por el abuso sexual de cuatro menores de edad y determinado que la pena inicial, de seis años, seis meses y cuatro días de cárcel, pase a un solo año. Los juristas consultados coinciden en que este tipo de revisiones empezarán a llegar a cuentagotas a los juzgados durante los próximos días.
Ambos jueces explican en sus escritos que en su momento se le impuso a estos condenados la pena mínima y que la nueva norma obliga, por tanto, a imponerle la nueva condena mínima establecida legalmente. Es decir, se rebaja la parte baja de la horquilla de años que establecían las penas anteriores. Algo que, según fuentes jurídicas consultadas, no sucederá en sentencias que afecten a penas de mayor entidad. Por ejemplo, a casos mediáticos como el de La manad', que derivó en condenas de entre 15 y 23 años y que, precisamente, fue el germen de la 'ley del solo sí es sí'.
Desde el Gobierno, la delegada para la Violencia de Género, la jueza Victoria Rosell, achaca en cambio esta rebaja de penas no a la nueva norma, sino a "una interpretación voluntarista por parte de los tribunales", por lo que defiende que "el problema no es la ley". Como ejemplo, cita el caso del ciudadano acusado de abusar de un menor, en el que el juez no aprecia abuso de autoridad, sostiene, "pese a que era su padrastro". En una rueda de prensa posterior, Rosell reconoció que es "factible rebajar las penas" con la nueva ley, aunque insistió en que el texto en sí mismo "no las rebaja". Frente a quienes acusan a Igualdad de que la reducción de penas se debe a la desaparición del abuso sexual, la juez defendió que lo que hay ahora es "agresión sexual sin consentimiento" y que "si hay engaño no hay consentimiento", por lo que sigue existiendo dicho delito. A su juicio, se trata de "un análisis y una lectura muy superficial" y de "brocha gorda" y espera, según declaró, que este argumento "no sea real" y que no esté incluido en una resolución judicial.
Pero lo cierto es que la entrada en vigor de la norma introdujo cambios e unificó los tipos penales de abuso y agresión sexual y también varió el abanico de condenas posible, rebajando el suelo de este tipo de delitos. El artículo 2.2 del Código Penal recoge la obligación de revisar a la baja las condenas cuando un cambio legislativo como éste afecte a una sentencia, y es lo que ha sucedido en este caso.
            
CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
Estos hechos también han servido para rearmar a la oposición con nueva munición. La vicesecretaria de Políticas Sociales del Partido Popular, Carmen Navarro, recordó este martes las advertencias realizadas al respecto por su partido, que enmendó en su totalidad la norma por considerarla "una mala ley". También trasladó las objeciones que hizo de la misma el Consejo General del Poder Judicial. En este sentido, denunció que tanto la ministra Irene Montero como la delegada del Gobierno para la Violencia de Género "se burlaron de estos avisos, que tildaron de bulos".
Ya desde el inicio de su tramitación la 'ley del solo sí es sí' ha estado rodeada de polémica por las divergencias entre los socios de Ejecutivo. Su negociación supuso el primer enfrentamiento a gran escala en el recién nacido Gobierno de coalición. En marzo de 2020, pocos días antes de la activación del estado de alarma, PSOE y Unidas Podemos airearon sus divergencias por una norma sobre la que los socialistas veían "defectos técnicos" mientras que los morados afirmaron que "dentro de estas excusas hay mucho machista frustrado". Solo tras 14 meses de tramitación parlamentaria se aprobó en el Congreso, pero lo hizo después de un agrio debate suscitado por la necesidad de incluir una definición concreta de consentimiento que volvió a dividir a los grupos de la Cámara baja.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora