Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ahorro energético

Transporte, comercios y oficinas deberán estar a 27 grados en verano y a 19 en invierno

Diversas fuentes no descartan que el decreto-ley también contenga normas excepcionales relacionadas con el trabajo a distancia en el ámbito privado e incluso en el uso eficiente de los vehículos

Ampliar El presidente Sánchez, en su comparecencia de este viernes
El presidente Sánchez, en su comparecencia de este viernesEFE
Publicado el 30/07/2022 a las 06:00
El plan de ahorro energético que este viernes anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que aprobará el Consejo de Ministros este lunes, supondrá una traslación de las medidas que la Administración tiene en vigor desde mayo a buena parte del sector privado, así como instalaciones de uso público. Como acción más relevante, el Ejecutivo incluirá en el decreto-ley del día 1 de agosto la limitación de las temperaturas a 27 grados, si se trata de gestionar un aparato de aire acondicionado, o a 19 grados, si es la calefacción el sistema que se utiliza de cara al otoño y el invierno. Esta restricción de las temperaturas, muy vinculadas a las recomendaciones que hace el IDAE (Instituto para la Diversificación Energética), permiten ahorrar el consumo de energía al ser más eficiente: por cada grado que se sube o baja la temperatura más allá de esas referencias, el consumo de electricidad aumenta entre un 5% y un 7%.
Con esta medida, el Ejecutivo quiere reducir el uso de gas como fuente de generación de luz (las centrales de ciclos combinados se nutren de esta materia prima para producir electricidad). Y se llevará a cabo en diversos ámbitos: lo tendrán que implementar, entre otros, comercios, transportes, hoteles, bancos u oficinas de empresas privadas. Ese decreto se inspirará en la orden ministerial que aprobó el Ministerio de la Presidencia para ahorrar energía en el sector público estatal, aunque contará con sus propias medidas al extenderlo a buena parte de la vida diaria de los ciudadanos.
En el caso de los hogares, todas las medidas se convertirán en recomendaciones. Pero el plan sí que incluirá la obligación de revisar las calderas de calefacción y que se instale cartelería con consejos para ahorrar energía. Incluso, se pondrá en marcha una campaña de sensibilización ciudadana para ahorrar electricidad, con medidas concretas en el uso de electrodomésticos o aislamiento de las viviendas, por ejemplo. El plan estatal en vigor fomentaba el teletrabajo entre los funcionarios y pone énfasis en medidas para controlar la iluminación, incluidas las luces de edificios públicos en Navidad. Diversas fuentes no descartan que el decreto-ley también contenga normas excepcionales relacionadas con el trabajo a distancia en el ámbito privado e incluso en el uso eficiente de los vehículos, principal fuente de consumo de carburantes para un país, como España, sin crudo.
La intervención de Sánchez para dar a conocer la rendición de cuentas del Ejecutivo y cerrar el curso político volvió a verse inundada por las propuestas en materia energética, como ya hizo el sábado pasado ante el comité federal del PSOE. Y abrió el debate sobre el uso de la corbata. En una comparecencia en la que apareció sin ese complemento, Sánchez pidió seguir su ejemplo y quitarse la corbata -que recuperó en su entrevista posterior con el presidente serbio en Belgrado-, para reducir la factura energética al necesitar menos aire acondicionado. "No llevo corbata, eso significa que podemos todos también ahorrar desde el punto de vista energético", indicó. E incidió en que así se lo ha pedido a sus ministros, a los responsables públicos o a los empresarios. Hace ahora 12 años, en la anterior crisis energética que llevó al petróleo a máximos, el entonces ministro de Energía, Miguel Sebastián, mantuvo un encontronazo público con el presidente del Congreso, el también socialista José Bono, a cuenta de la necesidad de llevar corbata en el hemiciclo para que los diputados no necesitaran pedir que se bajara la temperatura del aire acondicionado en verano y así ahorrar luz. Además, Sánchez arremetió contra la presidenta del Santander y el de Iberdrola a cuenta del nuevo impuesto: "He escuchado a la señora Botín y al señor Galán, y creo que si protestan es que vamos en la buena dirección", indicó el presidente del Gobierno en un nuevo alegato contra los "poderes" que acechan al Ejecutivo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE