Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Violencia de género

¿Qué es la violencia vicaria? ¿Qué relación guarda con el caso de las niñas de Tenerife?

El cuerpo localizado en Tenerife es, a falta de pruebas forenses, el de Olivia
Olivia y Anna.
Archivo
  • Diario de Navarra
Actualizada 11/06/2021 a las 08:47

Dañar a los hijos como forma de maltrato hacia una mujer. Esta acción se define como violencia vicaria y, por desgracia, está de actualidad tras el hallazgo del cuerpo de una de las niñas desparecidas en Tenerife. Olivia, cuyo cuerpo fue hallado este jueves, y Anna desaparecieron el pasado 27 de abril después de que su padre, Tomás Gimeno, no las devolviera a su madre, Beatriz Zimmermann, a la hora convenida. El operativo de búsqueda con sonar de su hermana continúa en las proximidades de la costa de la isla.

Antes de ese día, Gimeno le mandó numerosos mensajes a su exmujer, que evidenciaron que la desaparición no había sido ningún accidente. Este jueves, 45 días después, el hallazgo del cadáver de la pequeña Olivia en las profundidades del mar, cerca del puerto de Güimar, confirmó los peores presagios.

El caso ha conmovido a España y podría incluirse dentro de lo que se denomina como violencia vicaria.

El término lo acuñó la psicóloga española Sonia Vaccaro hace casi una década. Es una violencia secundaria a la víctima principal, que es la madre. A pesar de que la violencia física y directa del hombre sobre su mujer o pareja es muy evidente, se dan muchos casos en los que la mujer es víctima de una violencia psicológica continuada y resultado de hacer daño a los hijos que se tienen en común. En el peor de los casos, como podría ser el de la desaparición de las niñas de Tenerife, el daño extremo puede llegar con el asesinato de los menores.

También se incluye como violencia vicaria la instrumentalización de otros colectivos vulnerables sujetos a la tutela o guarda y custodia de la mujer víctima de violencia de género, como pueden ser las personas mayores, las personas con discapacidad o en situación de dependencia.

Se trata de la deshumanización de las personas más vulnerables y cercanas a la víctima de violencia de género con el objetivo de convertirles en un objeto para aumentar el dolor de la víctima y provocarle un sentimiento de culpabilidad por no poder proteger a sus hijos o personas a su cargo.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE