Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Brotes coronavirus

¿Y si me pilla un confinamiento en el lugar de veraneo?

En Lleida y Lugo se dieron horas para escapar, pero esta decisión dependerá de la Comunidad en o del Gobierno central, en el caso de que la autonomía les solicitase un estado de alarma parcial

Una persona en la playa de la Barceloneta de Barcelona, este pasado lunes.
Una persona en la playa de la Barceloneta de Barcelona, este pasado lunes.
EFE
  • Melchor Saíz-Pardo. Madrid
Actualizada 21/07/2020 a las 08:43

Las decenas de rebrotes que desde principios de este mes marcan la nueva normalidad se han convertido en un dolor de cabeza para los veraneantes que ven con pavor la posibilidad de que el lugar elegido para sus vacaciones sea golpeado por un foco infectivo y las autoridades de la Comunidad en cuestión o el Estado decidan algún tipo de limitación de movimientos para intentar atajar la transmisión del virus.


¿Qué ocurriría entonces con el desdichado turista? La respuesta es que depende. Depende del tipo de confinamiento y depende de las decisiones y excepciones que fije la autoridad competente, ya sea la comunidad autónoma o, llegado el momento, el Gobierno central si hubiera que recurrir a un nuevo estado de alarma parcial.


PERIMETRAL Y QUIRURJICO


Así las cosas, no hay certezas, aunque sí dos precedentes. Los confinamientos perimetrales de la comarca de A Mariña, en Lugo, y de la comarca ilerdense del Segrià. En ambos casos las cuarentenas fueron decretadas por los gobiernos autonómicos a través de una orden, refrendada, con más o menos reticencias, por un juez.


En ambos casos, los ejecutivos regionales dieron un plazo de una horas para que los “no residentes” en esas comarcas pudieran dejar las zonas. Pero el hecho de que se dejara salir en Lleida y Lugo no quiere decir que esto tenga que repetirse en futuras cuarentenas de este tipo.


El confinamiento perimetral es solo una de las desagradables sorpresas con las que se podría topar un veraneante, pero no la peor. El confinamiento judicial domiciliario - el denominado “confinamiento quirúrgico”- por la crisis de la covid-19, por ahora, no ha tenido ningún tipo de excepciones a residentes o no.


Un juez ordena la cuarentena de un inmueble tras constatar que hay una alta transmisión y todo el mundo que reside en ese edificio, aunque sea temporalmente, se queda atrapado en el mismo.


ESTADO DE ALARMA PARCIAL


Más complicado es saber qué pasaría con los veraneantes si una comunidad pidiera al Gobierno central la declaración parcial del estado de alarma para poder aplicar un confinamiento domiciliario masivo -es decir, uno que incluiría el encierro también de personas sanas-, con el fin de intentar atajar un brote ya desbocado.


En ese supuesto, explican los servicios jurídicos del Estado, será el real decreto que activaría esa medida excepcional el que fijaría qué personas y en qué condiciones se podría abandonar la zona afectada por la cuarentena masiva.


Cuando el 14 de marzo, el Ejecutivo central decretó el estado de alarma en todo el país se permitió la salida de personas no residentes en territorio nacional y la entrada de los españoles a los que el cierre les pilló en el extranjero. Pero esa situación, recuerdan los juristas del Gobierno de España, no sería comparable a la de la aplicación de un confinamiento parcial en solo una parte del territorio nacional que se vea en riesgo de propagación masiva del virus.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE