Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SENTENCIA DE LOS ERE

Así nació y funcionó la trama de los ERE, según la sentencia

La Junta enfrentó los "grandes conflictos sociolaborales" con un "sistema ágil" pero que soslayó todos los controles preceptivos

Así nació y funcionó la trama de los ERE, según la sentencia
Así nació y funcionó la trama de los ERE, según la sentencia
  • M. Sáiz-Pardo. Colpisa
Actualizado el 20/11/2019 a las 06:00
La trama irregular de los ERE nació en abril de 2000 según la sentencia conocida este martes. El fallo explica claramente el origen de aquella práctica ilegal: fue "la necesidad política de dar una respuesta rápida a los grandes conflictos sociolaborales" la que "llevó a los responsables de la Junta Andalucía a establecer un sistema ágil, si bien tal agilidad se consiguió eliminando los mecanismos de control legalmente establecidos". Y ahí estuvo el delito por el que han acabado condenados los que entonces eran los máximos responsables del Ejecutivo autonómico.
El fallo asegura que el pecado original de los "responsables del gobierno de la Junta" fue establecer en la primavera de ese 2000 "un sistema distinto", que pasaba por hacer desaparecer en los presupuestos la partida "adecuada para la concesión de subvenciones", y "dotar de fondos a otra que no existía en el presupuesto inicial", y "que no era legalmente apropiada". Así nació la partida 440.01 "Transferencia al IFA en materia de Relaciones Laborales", un cajón de sastre en el que cupo todo porque estaba fuera de cualquier fiscalización. Una segunda modificación presupuestaria en julio de 2000 acabó de opacar el sistema.
El pago de esas ayudas -prosigue la sentencia-podía haberse realizado "igualmente sin necesidad de hacer las modificaciones presupuestarias". "Pero en este caso, sí se hubiese tenido que tramitar los expedientes de concesión de subvenciones, con los requisitos legalmente establecidos para su otorgamiento, así como la fiscalización previa por parte de la Intervención", destaca el fallo, insistiendo en que desde el principio este ardid lo que buscaba era eludir los controles legales.
Y la treta -destacan los magistrados- funcionó a la perfección. "Consta en las actuaciones que no fue fiscalizado ni uno solo de los expedientes de concesión de ayudas sociolaborales y ayudas a empresas durante el periodo enjuiciado, desde el año 2000 al 2010", zanja la sentencia.
volver arriba

Activar Notificaciones