Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Asesinato de Laura Luelmo

La Guardia Civil cree que Laura Luelmo murió el mismo día que desapareció

Su agresor la llevó a su casa y la golpeó contra el suelo, después la llevó al lugar donde apareció el cadáver y le agredió sexualmente

El relato de lo que le ocurrió a Laura Luelmo
El relato de lo que le ocurrió a Laura Luelmo
A la espera de los datos definitivos de la autopsia los agentes de la Guardia Civil están convencidos de que hubo agresión sexual. Han reconocido que sospecharon desde un principio de Montoya porque era vecino y tenía antecedentes.
Atlas
Bernardo Montoya ingresa en la prisión de Huelva por el asesinato de Laura Luelmo
Bernardo Montoya deja la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva entre los gritos de indignación de decenas de vecinos.
EFE
  • Efe. Madrid
Actualizada 26/12/2018 a las 15:02

La Guardia Civil considera que Laura Luelmo, la joven profesora de 26 años asesinada en El Campillo (Huelva), cree que murió la noche del día 12 de este mes, el mismo día que desapareció, y que su agresor, Bernardo Montoya, la llevó a su casa, donde la golpeó contra el suelo.


Así lo han manifestado en rueda el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, y el teniente coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) Jesús García Fustel, que están ofreciendo detalles del caso.

Los investigadores creen que la joven no estuvo toda la noche allí y que Montoya la llevó enseguida, probablemente en el maletero de su coche, hasta el lugar donde apareció el cadáver y donde la agredió sexualmente.


También sospechan que, dada la posición de las piernas y el cuerpo, Laura "no tuvo sufrimiento" en ese lugar y que, por tanto, podría estar inconsciente.

La Guardia Civil enseguida sospechó de la implicación de Bernardo Montoya en la desaparición de Laura Luelmo. Era un sospechoso "con mayúsculas", han asegurado este miércoles los investigadores.

Montoya fue inmediatamente identificado por los agentes, que le interrogaron, aunque él dijo que no había visto nunca a Laura ni sabía que vivía en El Campillo. Sin embargo, los investigadores sospecharon de él, vieron sus antecedentes y le sometieron a una estrecha vigilancia


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE