Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Protestas

Colombia se desgarra con el estallido de violencia, que suma 20 muertos

La ONU pide al Gobierno que permita protestas pacíficas mientras en las calles crece la ira por la represión y se denuncian 87 desapariciones

Foto de una protesta en Bogotá.
Varias personas protestan contra la violencia policial en Bogotá.
REUTERS
  • Dagoberto Escorcia. Colpisa
Actualizada 05/05/2021 a las 08:49

Más de veinte fallecidos, muchos locales saqueados, ciudades importantes del país prácticamente tomadas por mandos militares y el anuncio de que los choques entre civiles y la Policía no ha hecho más que empezar es el parte de una guerra que se aviva en Colombia tras siete días de manifestaciones y duras protestas. Si bien en la capital, Bogotá, la situación se reduce a una manifestación de camioneros que afecta a la movilidad, en Cali, donde se ha concentrado la violencia, los ciudadanos acumulan rabia y al mismo tiempo miedo. Hay temor a los militares que tiran a dar. Y pánico a los vándalos que roban y provocan destrozos.

Consternado por las escenas que se viven estos días en el país, el secretario general de la ONU, António Guterres, instó este martes al Gobierno a que permita protestas pacíficas, tras denunciar un uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad. Human Rights mostró también su preocupación por la violación de los derechos humanos, por un estamento policial que abre fuego fácil contra los manifestantes.

La cantante Shakira y J Balvin se han unido al grupo de colombianos que piden al presidente, Iván Duque, que pare la masacre.

La covid-19 ha dejado de ser ya la principal preocupación. La pandemia dejó de ser un muro de contención al desencanto acumulado por un país donde la pobreza alcanza a más de 21 millones, el desempleo roza el 17% y el virus lo ha convertido en el segundo país sudamericano, tras Brasil, con más víctimas.

El primer disparo lo lanzó a la cartera de los ciudadanos el propio Gobierno de Iván Duque a finales de abril. Su entonces ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, planteó una reforma tributaria que era un directo atentado al bolsillo de las clases asalariadas y más vulnerables. Los sindicatos y la oposición convocaron al pueblo a desarrollar jornadas de paro y manifestarse siempre y cuando se respetaran las medidas sanitarias.

Pero la "bomba de tiempo" explotó.

La gente no solo salió a protestar por la reforma tributaria. Reflejó en la calle todo el descontento acumulado. Un resentimiento histórico, de necesidades no resueltas, de jóvenes que ven que sus esperanzas son nulas y han salido a la calle para expresar su inconformismo. En las redes sociales muchos muestran su desacuerdo con el anarquismo y con la violencia que ha matado a una veintena de manifestantes. Así lo aseguró la Defensoría del Pueblo, que este martes además denunció la desaparición de al menos 87 personas.

En su intento de detener la ola de protestas, Iván Duque se reafirmó en su deseo de mantener la militarización de las zonas más afectadas, al tiempo que aceptó la renuncia del ministro de Hacienda y retiró el proyecto de reforma tributaria. Pero nada de eso ha calmado los ánimos de un país que ha dejado de creer en él y exige el fin de la desigualdad.

Pero nada bueno se puede esperar de una nación en la que un expresidente, Alvaro Uribe, que gobernó el país durante ocho años, principal opositor al Tratado de Paz con la extinta guerrilla de las FARC y líder del Centro Democrático, utilizó las redes sociales para respaldar las acciones de la Policía: "Apoyemos el derecho de soldados y agentes de utilizar sus armas para defender su integridad y a las personas y bienes de la acción criminal del terrorismo vandálico". El tuit fue censurado por la propia red social, que bloqueó por unas horas la cuenta.

CRÍTICAS A URIBE

Solo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, respondió con contundencia a Uribe: "Sus mensajes irresponsables dispararon la tensión. No permitiremos que se masacre a nuestros jóvenes". Asimismo, ordenó retirar a los agentes de la capital para que los manifestantes pudieran volver a sus casas.

En paralelo, el expresidente colombiano y Premio Nobel de Paz Juan Manuel Santos se ofreció el martes a reunirse con Duque para ayudar a buscar salidas a la grave crisis.

El nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, quiere discutir con los principales partidos su nuevo proyecto en el que aquellos trabajadores más vulnerables sigan sin pagar el impuesto de renta, pero la oposición se ha negado al diálogo como protesta por la actuación de la fuerza pública.

Entretanto, durante la noche del martes se esperaba en Cali un nuevo enfrentamiento. La ciudad, sitiada por militares, lleva un par de días sin gasolina y los hospitales están en emergencia ante la falta de oxígeno, que no puede llegar por el bloqueo de las autovías. Igualmente escasean los artículos de primera necesidad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE