x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CE Comisión Europea

Von der Leyen arma un equipo paritario, refuerza a Vestaguer y entrega Economía a Italia

España regresa al centro de poder de Bruselas con Borrell en Exteriores y la alemana compensa a Francia con el control del Mercado Interior

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

REUTERS
Actualizada 11/09/2019 a las 09:03
  • Salvador Arroyo. COLPISA. Bruselas
A+ A-

Su elección como la primera presidenta de la Comisión Europea el pasado julio -y su confirmación posterior en la Eurocámara, aunque por unos escasos nueve votos- ya marcó un hito en la historia del proyecto comunitario. Y ahora ella, Ursula von der Leyen, promueve el segundo logro, antes incluso de arrancar su mandato el próximo 1 de noviembre. La alemana había comprometido un equipo de trabajo igualitario. Y lo ha conseguido contra todo pronóstico. Ha resuelto el complejo puzzle de comisarios (una especie de ministros de cada uno de los países del club) que la acompañarán los próximos cinco años. Son trece mujeres, incluida ella, y catorce hombres. Una paridad casi matemática.


El 'casi' responde a que solo un país, Reino Unido, no ha propuesto nombre alguno por razones obvias: la activación del 'brexit' se mantiene para el 31 de octubre. Nunca antes Londres se había quedado sin una referencia en la cúpula del poder de la UE. Otro hito.


Igualdad de género, pero también consonancia entre experiencia y juventud, origen geográfico y color político. "Una Comisión equilibrada en muchos aspectos que quiero que actúe con determinación, se centre en los problemas importantes (economía social, inmigración, cambio climático o nuevos retos digitales) y dé respuestas adecuadas a los ciudadanos", defendió durante la presentación del organigrama en una multitudinaria y larga (más de hora y media) conferencia de prensa. En el diseño de su Colegio de comisarios hay continuidad, pago de facturas políticas, hasta ocho vicepresidencias -tres de ellas ejecutivas- con algún título controvertido en alguna de ellas. Y también nombramientos con riesgo de patinar en el Parlamento Europeo, que será el que finalmente tendrá que validar el equipo al completo el próximo octubre.


Por partes. Además de Von der Leyen, las otras mujeres del grupo son Sylvie Goulard (Francia), Mariya Gabriel (Bulgaria), Stella Kyriakides (Chipre), Dubravka Suica (Croacia), Vera Jourova (República Checa), Kadri Simon (Estonia), Helena Dalli (Malta), Romana Plumb (Rumanía), Jutta Urplainen (Finlandia), Elisa Ferreira (Portugal), Ylva Johansson (Suecia). Y, por supuesto, la danesa Margrethe Vestager. La que ha sido 'azote' de tecnológicas como Google o Facebook, en calidad de responsable de Competencia durante el mandato de Jean-Claude Juncker, adquiere un papel reforzado. Continuará con esa cartera -quebradero de cabeza para Donald Trump y recientemente, también para Alemania y Francia al vetar la fusión entre Siemens y Alston-. Pero también asumirá una de esas tres vicepresidencias ejecutivas de la 'era Von der Leyen'. "Dirigirá el trabajo para el liderazgo de Europa en la era digital", subrayó la alemana.


Las otras dos recaerán sobre el socialista Frans Timmermans, que tendrá que dar forma al objetivo de convertir a Europa en líder y referencia de la transición ecológica; el "primer continente verde", remarcó Von der Leyen; y para el letón Valdis Dombrovskis, que seguirá como coordinador de las distintas áreas económicas. La continuidad subyace en el nombramiento de estos tres comisarios.


Pero encumbrando a Vestagher y Timmermans, la futura presidenta de la UE paga la primera factura política a socialistas y liberales. Porque no hay que olvidar que ambos fueron cabezas de lista en las pasadas elecciones y que ambos fueron descartados por los jefes de Estado y de Gobierno, tras decantarse por la elección a dedo de la germana, entonces ministra de Defensa de Angela Merkel.


El país más endeudado Por países podría decirse que salen fortalecidos España, con un Josep Borrell que será Alto Representante de Asuntos Exteriores -su cartera se define como 'Una Europa fuerte en el mundo'-; Francia, que con Sylvie Goulard, se queda con la importante gestión del Mercado Interior y competencias en Defensa, e Italia. El país con más números rojos de la UE, amenazado en menos de un año con la apertura de dos expedientes de infracción por deuda excesiva (uno acabó congelado en diciembre y el otro el pasado julio), se lleva Economía. Paolo Gentiloni, que fue primer ministro de ese país entre 2016 y 2018, será el nuevo Pierre Moscovici. Un guiño al renovado gobierno de Giussepe Conte (el 'Conte 2'), integrado por los socialdemócratas del PS y los populistas del Movimiento 5 Estrellas y ya sin el ultraderechista Mateo Salvini alentando el conflicto con Bruselas. Otra designación llamativa de Von der Leyen es la del irlandés Phil Hogan. El hasta ahora responsable de Agricultura en la Comisión Europea toma el mando de Comercio lo que le va a situar en la primera línea de la negociación del 'brexit'. Interesante porque precisamente esa salvaguarda que pretende evitar una frontera dura en la isla de Irlanda es el principal escollo de las conversaciones con Reino Unido. "Es un negociador muy justo y es lo que espero de él como comisario de Comercio", remarcó la presidenta del Ejecutivo comunitario.


Pero sin duda el más problemático de sus nombramientos es el del húngaro Laslo Trocsanyia, mano derecha del polémico Viktor Orban. 'Vecindad y Ampliación'. Ese es el nombre que se ha dado a la competencia que llevará desde Bruselas y que comandará los procesos abiertos para la entrada en la UE de Albania, Bosnia, Macedonia del Norte, Montenegro, Serbia y Kosovo. El nombre de Trocsanyia, señalado como corresponsable de políticas muy criticadas contra la inmigración en Hungría, chirría en el nuevo esquema de poder. La checa Vera Jourova, será la encargada de la defensa del Estado de derecho y, por tanto, de poner la lupa sobre Hungría y Polonia, dos de los 'socios' señalados por derivas reaccionarias. Y otro punto polémico. 'Protección de nuestro estilo de vida europeo'. Esa es la denominación que ha dado a la cartera que incluirá la política migratoria, además de empleo, seguridad o educación, que Von der Leyen ha asignado al que fuera responsable del gabinete de Juncker, el griego Margharitis Schinas. "Estamos dispuestos a aceptar refugiados que necesitan protección, pero haciéndolo de forma ordenada y regular. Un tema que se combina con el de trabajadores cualificados, que son necesarios. Debemos organizar que lleguen de forma correcta", aclaró la alemana. El 'título' elegido fue criticado por varios eurodiputados, principamente de centro y de izquierda. Desde "enorme error" hasta "inaceptable" o "antisocial.


Se pedirá el cambio desde una parte de la bancada del Parlamento. Y tampoco pasarán fácilmente su filtro algunos de los comisarios, como el citado Trocsanyia, o la francesa Sylvie Goulard, bajo investigación de la oficina antifraude europea (Olaf) y que ayer mismo fue interrogada por una causa de financiación ilegal de su partido en Francia.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra