Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NICARAGUA

Nicaragua se sumerge en el caos por la reforma de las pensiones

Grupos de defensa de los derechos humanos cifran ya en 27 los muertos en las movilizaciones contra la última medida del presidente Ortega

Imagen de una barricada durante las protestas de Nicaragua.
Imagen de una barricada durante las protestas de Nicaragua.
EFE
  • Colpisa. La Habana
Actualizada 22/04/2018 a las 22:07

El periodista Miguel Angel Gahona informaba en vivo la noche del sábado por su teléfono móvil y vía Facebook sobre los destrozos causados en un cajero de la alcaldía Bluefields, ciudad del Caribe de Nicaragua, durante la ola de protestas contra la reforma del sistema de pensiones anunciada por el presidente, Daniel Ortega. Un disparo certero en la cabeza lo calló. Siguió el ruido sordo del impacto de su cuerpo contra el suelo. El Canal 6 para el que colaboraba denunció la muerte del joven comunicador, casado y padre de familia.

La oscuridad se convirtió en negrura total, rota por los gritos, algunos desgarradores, de sus compañeros. "¡Hay diablos!", "Dios mío", "Angel, Angel, nooo", "Cayó Angel", "Apúrense, un carro". La luz de la cámara del compañero que caminaba detrás grabó todo. Incluso a Angel desplomado, vistiendo vaqueros y camiseta azul, y con la sangre brotando de su cabeza. "Creemos que fue un francotirador el que hizo el disparo; no fueron los jóvenes (.) los únicos que andaban (con) armas eran los policías y antimotines", afirmó su colega Ileana Lacayo. No llegó vivo al hospital. Desde que el miércoles comenzaron los enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios, la cifra de víctimas oscila entre las 11 que admite el oficialismo y las 27 que señalan grupos de defensa de los derechos humanos. Además, decenas de personas han resultado heridas o arrestadas. Ante la intensidad y la tensión causada por las manifestaciones, el presidente dio la cara el sábado para afirmar en un mensaje televisado a la nación que su Gobierno "está totalmente de acuerdo con retomar el diálogo para la paz, para la estabilidad laboral, para que nuestro país no esté en medio del terror".


Según Ortega, los estudiantes tienen varias ciudades del país paralizadas con concentraciones, cortes de calles, quema de vehículos, y saqueos porque son "manipulados" por "intereses políticos de unas minorías" y por estar infiltrados pandilleros. Sin especificar nombres dijo que son los que reciben fondos de sectores extremistas de Estados Unidos. "Esto que está aconteciendo en nuestro país, no tiene nombre", agregó.


En su intervención precisó que solo dialogará con los empresarios, que el viernes ofrecieron negociar el decreto que entró en vigor el miércoles para aumentar los impuestos más del 22% y rebajar las pensiones un 5% a fin de compensar el millonario déficit de la Seguridad Social, y que, según analistas, se ha sumado al descontento generalizado por la situación económica en el país. Pero el mensaje de Ortega provocó el efecto contrario al pretendido. Lejos de calmar los ánimos, los desató y las protestas se avivaron el sábado. El lanzamiento de piedras fue respondido con gases lacrimógenos.


El Gobierno desplegó al Ejército para apoyar a la Policía donde los focos de la batalla campal son más intensos, como en Managua, la capital, donde el Ministerio de Juventud, la sede de la Seguridad Social, la Universidad de Ingeniería y la oficialista Radio Ya resultaron dañados, y en Estelí, a 149 kilómetros al norte de la misma. El sector empresarial advirtió de que "no puede haber un diálogo" mientras el Gobierno "no cese de inmediato la represión policial" y respete la libertad de manifestación y de prensa.


"Malestar general" El clero, por su parte, señaló que "una decisión unilateral siempre trae consigo la inestabilidad social. Rectificar las decisiones tomadas es signo de humanidad, escuchar es camino de sensatez, buscar a toda costa la paz es sabiduría". En su comunicado pidiendo derogar el decreto exhortaron a "las autoridades del país a escuchar el grito de los jóvenes nicaragüenses y la voz de otros sectores" contrarios a las reformas.


El exembajador de Nicaragua ante la OEA, Carlos Tünnermann, aseguró que algo así "no se había visto desde hace años en Nicaragua" y explicó que el que las protestas hayan estallado en casi todo país centroamericano indica que "hay un malestar general por la forma en la que se ha conducido el país".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE