Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mala onda

  • Ángel Moracho Jiménez
Publicado el 06/12/2022 a las 08:31
Recientemente leímos cómo Javier Taberna, presidente de la Cámara de Comercio, criticaba la total falta de ayuda fiscal para los empresarios navarros y otros sufrimientos de actualidad. Esto es un grano en el montón que el gobierno actual ha hecho en una legislatura, como que en Navarra se produzcan fugas de empresas fuera de la comunidad, la incompetencia para dirigir y regular el tejido industrial con el formativo, la crispación social aumentando la inseguridad de la inversión, entre otras muchas. Demostrado en las carnes de los empresarios navarros que todo esto es así, la frase estrella de la presidenta que acudió a este evento fue “que el señor Taberna se presentara a las próximas elecciones y que la cámara no es el instrumento para determinadas reflexiones”. Cualquier altavoz u oportunidad es buena para denunciar lo que está ocurriendo en Navarra, ¿cabe más hipocresía? ¿Cómo se puede no rectificar? ¿No aprender? ¿No querer evolucionar? Ante algo más que consumado que por el bien de Navarra es su salida del gobierno. En un escenario, donde los empresarios navarros que sobreviven a esta escalada de impuestos casi el 50%, donde mantener las plantillas a las pymes y autónomos es casi imposible, la solución propuesta es decir: preséntese usted a las elecciones. Este panorama es dantesco, pero sobre todo lastra a Navarra a un abismo en diferentes frentes económicos y sociales. Todos vemos dónde y cómo acude la presidenta del gobierno de Navarra y la empatía que, por ejemplo, se le tiene en la ribera. Los casos de Davalor, su pacto con Bildu, las mascarillas, la salida de la Guardia Civil, su vínculo con el PSOE nacional... Todo huele a lo mismo pero lo más abochornante es que el Gobierno de Navarra anterior parece ser que encargó un estudio de personas vinculadas al franquismo. ¿Aún estamos con estas? ¿Dónde está el informe de personas vinculadas al terrorismo por el gobierno actual? El tejido industrial navarro necesita una referencia capacitada para remontar esta situación, derogando leyes que no han hecho más que mal en Navarra, facilitando los recursos económicos y humanos dentro del fuero, para que de verdad sea eso, un marco de libertad y no moneda de cambio político ansiada por otras comunidades. Estamos ante el reto de la esperanza de ver cómo la sinrazón y el desconocimiento vuelven a donde nunca tenían que haber salido.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora