Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El cambio climático

  • Fernando González Meléndez
Publicado el 10/08/2022 a las 08:22
Estos días, todos en alguna medida hemos sido testigos de un verano muy fuera de lo común, con registros récords en subidas de temperaturas y en incendios forestales.
Desde los gobiernos en Europa nos dicen que la culpa es del dichoso “cambio climático”, y que parece que esto seguirá de mal en peor.
Recuerdo que a finales de los años ochenta, y comienzos de los noventa, se nos decía que la culpa del calentamiento global era por la destrucción de la capa de ozono. Hoy nadie dice nada sobre qué hacen los gobiernos para recuperar esa capa de ozono. Lo único que escuchamos es sobre la firma de acuerdos internacionales para reducir los niveles de contaminación. Así que, por ejemplo, en Europa se han tomado medidas para reducir el uso de los plásticos, la reducción del uso del carbón como fuente de energía, el incremento del uso de paneles solares o los coches eléctricos. Pero por otro lado, resulta curioso que en Asia la contaminación se ha incrementado en más del doble, con lo cual, nos encontramos, que si en un lugar del mundo, caso de Europa, se intenta tomar medidas, en otros países se hace precisamente todo lo contrario. De hecho, en el caso de China, hoy emite más gases contaminantes que todos los países desarrollados juntos.
Mientras en Europa se fomenta el uso del coche eléctrico, en China, donde se ha incrementado la producción de coches eléctricos o paneles solares, se contamina mucho más para producir ese tipo de producto “ecológico”. Y eso que ocurre con la producción de coches eléctricos, ocurre con el resto de artículos de alta gama tecnológica que hoy consumimos (televisores, ordenadores, teléfonos, etc).
¿Y qué hace Europa para vigilar que lo que se produce fuera de sus fronteras, y que se vende dentro de sus fronteras, sea en realidad productos ecológicos? Pues, poca cosa. Sólo se limita a que esos productos tengan la etiqueta CE, que sólo cubre básicamente la calidad, pero no exige una especie de etiqueta ecológica, en donde se indique si ese producto, durante su elaboración o fabricación, ha causado un alto grado de contaminación.
Otro detalle en esta historia es que mientras en Europa se exige a las empresas adaptarse a modelos de producción menos contaminantes, muchas de esas empresas se trasladan a Asia, en donde pueden producir sus productos contaminando el doble o el triple. Así que mientras que en un lado del mundo se intentan tomar medidas, en otros países se incrementa en forma bestial la contaminación.
En resumidas, creo que Europa debería tomar más medidas para exigir que los productos que entren en su territorio desde Asia cumplan con las mismas normas de producción industrial que en Europa, es decir, que tengan una especie de etiqueta ecológica. Si esto no se hace, seguiremos de mal en peor y el mito del cambio climático será cada día más una fuerte realidad.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE