Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Defendiendo al pueblo de Funes de la CHE

  • Javier M. Elizondo Osés
  • asesor en el ámbito del agua y vecino de Funes
Publicado el 30/06/2022 a las 07:18
Intento defender a mi pueblo de unos criterios de obras en ríos que no le han beneficiado (gran obra de vaciado de riberas junto a la desembocadura del río Arga en el río Aragón), ni le van a beneficiar en absoluto las que están en ejecución. La realidad es que una obra aguas abajo de una población, jamás mejora sus condiciones de seguridad respecto a nivel de inundación, salvo que permita un mayor “desagüe” del río por velocidad. Y la obra que se hizo hace todo lo contrario: con datos comparativos entre los eventos previos a esa obra de vaciado y los posteriores, se constató lo que se indicó previamente: que con menores caudales de paso del río Arga por Funes, y con caudales similares en el río Aragón -que hace de represa natural al Arga en su desembocadura-, se produjeron mayores incrementos de nivel aguas arriba. Y se produjeron (y producirán) porque la obra de vaciado ralentiza la velocidad de entrada del río Arga, dada su expansión, eliminando el factor de preponderancia sobre el Aragón (menos mal que éste está regulado). Argumento plasmado de modo directo a técnicos de la CHE, en la reunión pública mantenida en Funes el 9 de marzo de este año. Sin rebatir.
El objetivo real es otro. Reducir el volumen de aportación aguas abajo de la Ribera Alta de Navarra, a través de conseguir “almacenamientos” de agua en grandes superficies vaciadas (la propia CHE aportó en su momento los datos de vaciado, y de ahí una carta publicada donde la titulaba “Embalse de baja altura en Funes”). Se está haciendo algo similar en Milagro. Así se protege a la zona de Zaragoza (“curiosamente”, muchísimo menos afectada en la inundación histórica -no recordada en más de 40 años- de diciembre de 2021, que en cualquier otra previa con menores caudales). También a la Ribera de Navarra, pero porque están en la “ruta”.
Se podrán vender (y, desgraciadamente, comprar) bajo slogan “ecologistas”. Un buen truco social. Pero se echa de menos que no empleen argumentos técnicos para convencernos de estar equivocados. Y su objetivo se plasma, también, con su reiterada negativa a cualquier dragado y limpieza de ríos, pues supondría un mayor caudal de aportación aguas abajo. Caudales que, dadas las condiciones de los cauces, quedan laminados a través del desbordamiento oportuno por todos lados/términos, aguas arriba.
En Funes seguimos con obras. Ahora, con la consecución de la apertura de un meandro del curso antiguo del río Arga, para su conexión con éste, nuevamente aguas abajo de la población, y a escasos metros de su zona habitada más crítica. Existiendo una solución más viable (mayor coste, por supuesto, pero bien invertido), no solo para proteger con alta garantía a toda la población de Funes de la margen izquierda del río Arga, en sentido aguas abajo, sino que, incluso, beneficiaría a su propio objetivo al conseguir una laminación muy ostensible del caudal punta.
Vuelvo a insistir por tanto (y lo haré por última vez, si no observo “movimiento social”, entendiendo que una gran mayoría está de acuerdo con estas actuaciones de la CHE, y, obviamente, debo respetarla) en que paren la obra de apertura actual, y estudien, por favor, la propuesta enviada. Nos jugamos mucho.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE