Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Una avenida urbana

  • Roberto Pastor Martínez
Publicado el 13/10/2021 a las 07:54
Recientemente se ha inaugurado en el barrio pamplonés de Iturrama un paso de peatones y bicicletas, regulado por semáforos, en la Av. de Navarra. Los que no conozcan el entorno les parecerá una noticia trivial, pero para los vecinos de esta avenida es un éxito del todo inaudito. Este Ayuntamiento acaba de romper, agradablemente, el empecinamiento de años de considerar esta calle pamplonesa como una autovía de paso de la ciudad (no pocos mapas oficiales siguen indicándola como una autopista). Este paso de peatones supone erradicar de una vez la línea estratégica de que para cruzar esta avenida era posible hacer pasos subterráneos, hay dos, o un paso elevado (hay un proyecto de un afamado arquitecto que estuvo a punto de hacerse justo en Iturrama). Los peatones éramos una molestia.
Hay que agradecer a este Ayuntamiento, y sobre todo al concejal responsable de esta área, Fermín Alonso Ibarra, de que por primera vez en años se tiene una visión del problema que padecemos los vecinos de los barrios de Azpilagaña, Abejeras, Iturrrama, zona hospitalaria, Ermitagaña, San Juan y San Jorge, por donde nos cruza una herida de la trama urbana donde circulan más de 40.000 vehículos al día, con el consiguiente ruido y contaminación. Muchos conductores siguen pensando que van por una autopista. Este nuevo paso de peatones y bicicletas permite acercar el magnífico campus de la Universidad de Navarra, que ha permanecido demasiados años alejado de la ciudad, en parte debido a los inadecuados e insuficientes accesos.
Se agradece, y mucho, esta importante decisión, pero la avenida sigue teniendo muchos signos de ser una autopista. Aceras pequeñas, con carriles bici, que en varios tramos eliminan al peatón. Es indignante hacer carriles bici en la acera cuando hay 6 carriles para vehículos. Como curiosidad hay un tramo en el barrio de Ermitagaña donde en la acera hay señales de prohibido peatones, ejemplo flagrante de cómo se nos ha tratado durante años y se nos sigue tratando. Hay aceras compartidas con bicicletas donde es un peligro ir andando. Sigo recordando que al lado hay 6 carriles en la calzada. Faltan pasos de peatones. En un reciente estudio sobre el tráfico en la ciudad, aparecido en prensa, se señalaba que el tramo entre los cruces con la avenida Barañain y la avenida Pío XII es el más largo de la trama urbana sin paso de peatones. Esto se podría solucionar realizando el paso desde el inicio de la calle Boticario Viñaburu a la zona ajardinada de la calle Sancho Ramírez permitiendo una conexión fundamental a la zona hospitalaria. Hay que recordar que debemos trabajar por crear una ciudad sanitaria puntera ya que es el futuro económico de la ciudad ante otros sectores en declive. Una estética de carretera con zonas con guardarrailes quitamiedos absolutamente inadecuados en la ciudad. Y en un lamentable estado. Señales de carretera de gran tamaño inadecuados en una avenida urbana. Incluso hay una en la zona hospitalaria con el mástil de la señal en medio de la acera.
En fin, que hay que solicitarle al Ayuntamiento que continúe en la línea iniciada con el paso de peatones y bicicletas de Iturrama, acompañada de un nuevo radar en la zona que conseguirá limitar la velocidad, permeabilizar la zona universitaria con paso adecuado a los estudiantes universitarios y diseñar una estrategia para ir disminuyendo el desproporcionado tráfico de la avenida de Navarra. Algún día viviremos en una calle.
volver arriba

Activar Notificaciones