Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tambores de guerra …. por el Latín y la Cultura Clásica

  • Amaia Zubillaga Mina
  • profesora|
Publicado el 28/09/2020 a las 08:13
En los próximos días empezarán a debatirse en el Congreso de los Diputados las enmiendas que los diferentes grupos políticos propongan para la nueva Ley de Educación, la LOMLOE. Auguro que dos de ellas darán que hablar, si algún grupo político finalmente las asume como propias: la Sociedad Española de Estudios Clásicos, desde Navarra, hizo llegar en junio a todos los partidos políticos una propuesta: Cultura Clásica obligatoria en 3º ESO y Latín obligatorio en 4º. Oigo ya los redobles de quienes, con suficiencia, tomarán la propuesta como una broma. Pues bien, escuchen, desde este lado de la trinchera, el alegato de una militante del aula, enamorada de su oficio y del mundo clásico, del griego y del latín: la propuesta va en serio.
Los ecos de la lucha llevan meses en los medios de comunicación. Cuando algunas voces valiosas del panorama cultural y periodístico nacional reivindicaron la necesidad de la presencia del latín y del griego en el previsible itinerario de Humanidades de la LOMLOE, el Ministerio de Educación se apresuró a contestar por twitter que en ningún momento ponían en duda la continuidad del latín y del griego en el itinerario de Humanidades. Pues faltaría más. A ver quién es el valiente político que hace desaparecer, sobre el papel, la herencia de nuestra lengua madre y el legado del mundo griego. No sería fácil responsabilizarse de esa decisión.
De lo que yo hablo es de la Educación Secundaria Obligatoria, y en esa etapa, donde el alumno accede, con rigor científico, a los diferentes saberes de nuestro mundo, hay una ausencia flagrante: en ningún momento acceden al patrimonio del mundo clásico. Los planes de estudio no cumplen el objetivo de instruir al alumnado en reconocer la huella del mundo grecorromano en el mundo actual, ni en instituciones, ni en su propia lengua (sea cual sea, cualquiera que se habla en nuestro país), ni en arte, ni en literatura... Ese campo del saber queda lleco en la formación de los jóvenes españoles. Aquellos alumnos y alumnas privilegiados en cuyas casas disfrutan, y valoran, ese legado, tienen acceso al mismo. Los demás, nada. La indigencia.
Igual me da que esos adolescentes pretendan cursar ciencias o letras o artes o formación profesional. A todos por igual les va a servir. Ese desconocimiento es un déficit fundamental en su formación. Y lo que no se conoce, no existe; y lo que no existe, no se aprecia. No me sirve que nos digan que Cultura Clásica ya está como optativa. Lo está, sí: junto a los segundos idiomas, una asignatura de contenido digital , unos supuestos proyectos de trabajo para la comunidad y algo más que pueda ofertarse en cada centro. Quien conoce un instituto de tamaño medio sabe que tal abanico de optatividad es inviable. El latín para Educación Secundaria, en la nueva ley, no consta ni mencionado. Y ante quienes hayan empezado a afilar las espadas argumentando que son estudios inútiles, sin beneficio práctico, defiendo encendidamente que la Cultura Clásica y el Latín son materias de contenido fundamentalmente lingüístico, impartidas por filólogos, especialistas en cultivar los hábitos de lectura, de comprensión y expresión; que son materias de contenido interdisciplinar, que abarcan desde el nacimiento de la ciencia en Grecia y la creación de tecnicismos, al inicio del derecho en Roma y la regulación legal de las relaciones humanas, al arte, y cómo no, a la literatura.
Señores políticos: sean valientes. Garanticen a nuestra juventud ese conocimiento. El romano Cicerón, en su discurso en defensa del poeta Archias, escribió: “Estos estudios orientan a la juventud, deleitan en la vejez, embellecen la prosperidad, proporcionan refugio y consuelo en la adversidad, deleitan en el hogar, no estorban fuera de él, pernoctan con nosotros, nos acompañan en los viajes y en el campo”. En los institutos, los y las profesores de Latín, Griego y Cultura Clásica seguimos creyéndolo y enseñándolo.
Amaia Zubillaga Mina, profesora de Lenguas Clásicas en el IES Mendillorri de Pamplona.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora