Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

La colisión con una furgoneta acabó con la vida de Julián Iribarren

  • El fallecido, de 49 años, era natural de Erratzu, aunque vivía en Barañáin, y trabajaba como autónomo

Imagen de la noticia

La colisión con una furgoneta acabó con la vida de Julián Iribarren

Agentes de la Guardia Civil regulan el tráfico en el cruce. Junto al cartel, la Yamaha del accidente. C.R.

0
Actualizada 12/09/2011 a las 09:45
  • CARMEN REMÍREZ . ARIZKUN

El choque con una furgoneta acabó ayer a primera hora de la tarde con la vida del motorista Julián Iribarren Etxeberria, de 49 años. Iribarren, que viajaba en su moto, una Yamaha FZ6-S, colisionó con una Peugeot Expert a la altura del kilómetro 54 de la N-121-B, en un cruce entre Elizondo y Arizkun. En circunstancias que investigan los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, los dos vehículos se vieron implicados en un choque muy fuerte que provocó, prácticamente en el acto, la muerte del motorista. Iribarren viajaba con casco.

Al parecer, las primeras hipótesis sobre lo sucedido apuntan a que Julián Iribarren circulaba en sentido Elizondo cuando se encontró de frente con dos vehículos. Uno de ellos torció hacia la izquierda en el cruce y él chocó contra el que iba detrás, la furgoneta que se encontró de improviso con el motorista, al que supuestamente no había podido ver antes de la maniobra del vehículo que llevaba delante.

El suceso tuvo lugar a las 15.56 horas y hasta el lugar de accidente se desplazaron dos ambulancias de la Agencia Navarra de Emergencias, así como una dotación del Servicio de Bomberos de Oronoz. Por su parte, la Policía Foral movilizó a algunas patrullas de Elizondo y Pamplona, que acudieron al lugar para colaborar con la Guardia Civil en las labores de regulación del tráfico. Agentes de la Benemérita se encargaron de realizar el atestado.

Hasta allí acudieron también algunos familiares de Iribarren y varios vecinos de la zona. Dos horas después del choque, una grúa procedió a retirar la moto, que quedó muy dañada por el accidente, y el tráfico en el cruce recuperó la normalidad.

Aunque residía en Barañáin, Iribarren era oriundo de Erratzu, donde había nacido y vivido de joven. Además, su familia es también conocida en los alrededores (dos hermanas suyas residen en Bera), por lo que la noticia de su muerte conmocionó a los habitantes de Erratzu y a los conocidos de la familia. "Es terrible, lo de este hombre ha caído como un mazazo; era muy conocido", reconocía un vecino de Gorostapolo, el barrio donde está ubicada la casa familiar de los Iribarren. Este mismo vecino no recordaba que Iribarren fuera especialmente aficionado a las motos. "Tenía una, sí, pero se le veía mucho más con el coche, un vehículo más grande que usaba también para trabajar", dijo.

El benjamín de la casa "Xenper"

Julián Iribarren Etxeberria era un hombre muy conocido en Erratzu (Baztan). Era el menor de los cinco hijos del matrimonio Iribarren Etxeberria, de la casa "Xenper", en el barriode Gorostapolo de Erratzu. Allí nació y creció, y regresaba frecuentemente, aunque por motivos de trabajo (era comercial, vendedor autónomo de aceites y herramientas de recambio) residía en Barañáin. Estaba casado con María Estela Piña Ramírez, con la que tenía un hijo de unos 10 años. En Erratzu le recordaban ayer como "un hombre que destacaba por ser muy muy trabajador".




Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual