Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Una despedida discreta

  • Jesús Iturria Ciordia
02/08/2020

Ha fallecido la profesora Merche Manero, le comentaba hace unos días a una excompañera del IES Irubide- Padre Moret que a veces recaen las medallas y premios sobre personas indignas de tal reconocimiento, y quedan en el olvido personas que profesionalmente y humanamente han sido ejemplares. Estaba yo pensando en la profesora Merche Manero afectada por un cáncer agresivo.

Por el año 1978 llegó al IES Irubide desde Plentzia (Vizcaya) esta profesora azagresa. Su especialidad, la historia y el arte, y en este instituto permaneció sin buscar puertos y abrigos más tranquilos hasta el día de su jubilación en agosto del 2006, es decir 28 años más tarde.

Sus alumnos la querían y respetaban, porque sabía ganárselos, siempre dispuesta a aconsejarles y a animarles. Los padres de esos mismos alumnos tenían plena confianza en ella. Sus compañeros apreciamos su amistad y alegría. En cuántas fiestas participó en el Día del Centro, incansable, animosa, cantando el himno jocoso del centro: “En Irubide siempre reina la alegría, en Irubide siempre reina el buen humor, no cejaremos ni de noche ni de día, aunque lo mande elseñor Director”.

Llegada la fecha de su jubilación, siguió activa en la Casa de Cultura y Biblioteca de Barañáin dando cursos de arte sobre los grandes museos como El Prado o el museo de Bellas Artes de Bilbao, cursos que terminaba con la organización del viaje y visita a dichos museos. La respuesta del público, genial, también. Y el 30 de julio de 2020, se nos ha ido para siempre. No ha sido el coronavirus, ha sido un cáncer agresivo que en cuestión de meses ha podido con su cuerpo, pero no con su espíritu que sigue vive como la canción “En Irubide siempre reina la alegría...”

Que en paz esté esta incansable mujer y amiga. Las circunstancias obligan a darle una despedida discreta, pero entrañable.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba